Conexión
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Cierre de temas
Hoy a las 2:27 am por Anheru

» Gran Torneo Planetario: Arena de Batalla
Hoy a las 2:09 am por Narrador

» Misión: Sombras de Acero y Terror [Anheru]
Hoy a las 1:31 am por Narrador

» Palco de Athena
Ayer a las 11:56 pm por Viktor

» Censo [Septiembre]
Ayer a las 11:11 pm por Rin

» Comienza el entrenamiento, Lira vs Fénix [Belcebug]
Ayer a las 10:16 pm por Narrador

» Palco Divino
Ayer a las 8:11 pm por Metal Napper

» Françoise Arnoul
Ayer a las 7:04 pm por Cosmos

» Registro de Avatar
Ayer a las 5:49 pm por Stan

Links Directos
Compañeros
Hermanos
Élite
Crear foro Crear foro  photo untitled45.png Bálderook University School Deluxe NEW

Observatory

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Observatory

Mensaje por Tier el Lun Sep 04, 2017 9:50 pm

El templo del lado oscuro de la luna era gigantesco. Digno del hermano de Athena, la extensión era similar al territorio del Santuario - distribuido de distinta forma por mesetas que circundaban una montaña a mitad de un lago tan amplio como un valle terrenal.

La montaña era el sol, los caminos sus rayos y las mesetas los planetas del sistema solar, cada una con un templo designado para los paladines orbitales. Su templo, el de Neptuno, estaba en el área casi mas lejana al sol, las sombras del lado oscuro creando una penumbra tenebrosa...mortuoria. Escalofriante, sin duda.

Más para ella, que venía de un mundo seco por la guerra y la caída divina, Neptuno era una mansión de lujo.

—Por allá está Plutón, aunque no lo puedo ver.— dijo Apache, una de las miembros de su corte - y en su mundo, una de las Santas a su comando. Ahora, en lugar de un Cloth, usaba un Core de Luna.

—Una idiota como tú no podría ver tan lejos.— acotó Sun, su boca oculta por una manga. —Aunque...Plutón ESTÁ lejos.—

—Plutón está vacío.— dijo Tier, apareciendo con los brazos cruzados. —El Señor Abel está en búsqueda de alguien que porte el Core de la Renovación. Hasta entonces, la bruma no se dispersará.—

Aunque Apache y Sun no pudieran verlo, ella con sus ojos reales, sí.

Plutón era un templo pequeño, sumido en niebla negra. Pilares delgados y bajos, tejado recto, sin pendiente. Los caminos que llegaban allí cambiaban constantemente, sus rutas como maquinaria de reloj. Por supuesto, la oscuridad y la brea no ayudaban a marcar el paso.

—No crucen el camino. Es peligroso.— ordenó ella dándose la vuelta. —Vamos, tenemos trabajo que hacer.—

Así, partió del balcón que miraba hacia Plutón en compañía de sus dos Lunas.

Neptuno como templo, hacia honor a su título de "el místico". La ligera melodía que surgía de allí, mediante arpas de agua y flautines de hada, conjuraba un aire etéreo y misterioso, uno que compaginaba la niebla de alta humedad junto a las cascadas en las paredes a relieve.

Sin embargo, ignoró todo aquello. Su misión presente era acudir al Observatorio y ayudar en el mapa galáctico que el Señor Abel había empezado a trazar - dibujo permitido por el sopor eterno en que había sido sumido el gran titán primigenio del tiempo en su lago del Olimpo.

Apache permaneció en la guardia de Neptuno. Sun la acompañó por la ruta en dirección al templo vacío de Urano. Antes de llegar a la mitad del camino sin embargo, se detuvo; frente a ellas se sintió una nueva presencia, una de latir similar al suyo propio.

Probablemente otro Paladín, quizá un subordinado.

Y fuera lo que fuera, merecía su total atención.
avatar
Tier
Paladin
Paladin

Mensajes : 21

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Observatory

Mensaje por Bakura el Miér Sep 13, 2017 4:53 am

Desplazándose a través del sendero comprendido por los templos planetarios, el Paladín de la Tierra notaba como las penumbras se hacían presentes mientras más se alejaba hacia el lado oscuro. Pero Bakura, que ya estaba bastante acostumbrado a vivir en la oscuridad, no le dio mayor importancia.

Fue tras llegar a Urano que se detuvo un momento al percibir una alteración en la calma que le rodeaba: se trataba de una presencia no muy lejana a su posición; más específicamente, a medio camino entre Urano y Neptuno. Pero no supo de quién se trataba hasta que estuvo allí.

—Me alegra saber que no estoy solo, ya empezaba a desesperar. —dijo más para sí. Las dos siluetas habían dejado de avanzar.

Bakura detuvo su paso cuando estuvo lo suficientemente cerca para identificarles: se trataba de dos figuras femeninas que caminaban a la par. Pese a que no las reconocía, el aura que les rodeaba se le hacía extrañamente familiar. Entonces lo recordó.

—No creo haberles visto antes, pero puedo reconocer esa energía que les rodea —comentó con cierta calma. No sentía que hubiera peligro—. Espero no estar equivocado, presiento que una de ustedes debe ser la guardiana de Neptuno, ¿no es así? —pasó la vista sobre ambas, deteniéndose en la mujer de piel oscura y cabello rubio. Sí, si bien no conocía a todos los Paladines en persona, tenía el conocimiento de que Neptuno tenía un guardián asignado. Plutón y Urano estaban vacíos, por lo que pensó, no podía estar equivocado—. Soy Bakura, Paladín de la Tierra.
avatar
Bakura
Paladin
Paladin

Armadura :
Paladin de Tierra

Mensajes : 139

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Observatory

Mensaje por Tier el Dom Sep 17, 2017 3:03 pm

—Que chico tan apuesto.— dijo Sun entre dientes. La manga que usaba para ocultar la boca subió un poco más, cubriendo sus mejillas sonrosadas. Tier por su parte, se cruzó de brazos y le dirigió una mirada fugaz a su subalterna, luego al Paladín Estelar de la Tierra.

—Soy Tier Holst, guardiana y Paladín de Neptuno, el Místico.— se presentó, su voz profunda cargando un tono serio pero respetuoso. —A mi lado está Sun-Sun, una de las Lunas de la Octava Estación.— añadió, haciendo referencia a su compañera.

La chica de cabello negro y lacio, curiosa, examinó a Bakura como una serpiente a su presa.

—Eres el primer Paladín Estelar que conozco.— dijo Tier tras un minuto de silencio. Tras ellos, el viento sopló, la musica lejana de cada estación llegando con suavidad...mezclándose en una melodía híbrida que podía calmar cualquier corazón inquieto. —Si no le molesta que pregunte ¿qué hace tan lejos de su custodia?— inquirió. No era una sospecha, ni mucho menos. Era su forma de...romper el hielo. Desde la caída de los dioses en su Tierra, no había tenido gran cosa en lo que se decía interacción con otros a los que llamar pares.

—Y si no es problema, me gustaría pedirle que regrese. Más allá de Neptuno solo hay oscuridad...y un camino incierto.— Lo que había visto en la ruta hacia Plutón no era algo seguro, para ninguno de los dos. —De hecho, me gustaría pedirle me acompañe hacia el Risco Lunar— Donde se erigía el templo homónimo, y donde estaba el Observatorio Galáctico de Abel. —Su ayuda sería indispensable para una tarea que pidió el señor Abel.—
avatar
Tier
Paladin
Paladin

Mensajes : 21

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.