Conexión
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» El Ataque de los Conquers: Arsenio vs Vasant y Stelios [Evento principal]
Hoy a las 2:37 am por Narrador

» El Ataque de los Conquers: Bakura vs Viktor
Hoy a las 1:59 am por Narrador

» Pide una Misión
Hoy a las 1:44 am por Rin

» Petición de Personaje
Ayer a las 9:58 pm por Sofia Marquez

» Tea time in the Palladion [Sasha]
Ayer a las 9:36 pm por Catelyn

» El Ataque de los Conquers: Yuya vs Cesar
Ayer a las 9:10 pm por Narrador

» A new beginning...
Ayer a las 8:37 pm por Calliope

» El Ataque de los Conquers: Tier vs Elania
Ayer a las 6:11 pm por Narrador

» Censo [Noviembre]
Ayer a las 12:35 pm por Vasant

Links Directos
Compañeros
Hermanos
Élite
Crear foro Crear foro  photo untitled45.png School Deluxe NEW

Misión 1 - Escapa de la Fortaleza [Belcebug]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Misión 1 - Escapa de la Fortaleza [Belcebug]

Mensaje por Cosmos el Mar Sep 12, 2017 6:08 pm

Un grupo de soldados de Hades te han perseguido durante toda la noche, guiándote a un castillo perdido en el Este de Europa que ha estado abandonado por 200 años. Por si fuera poco, no solamente tienes que preocuparte de los soldados esqueleto y de la estrella terrestre que los lidera sino que también deberás evitar las trampas que posee este antiguo castillo maldito en el que moran las almas de la familia a la que alguna vez perteneció.


Código del dado: copia y pega

Código:
[rand]1,3[/rand]


Fase 1 - Tienes que lanzar el dado de misión que determinará la acción que debes realizar.



  • 1 – Un grupo de soldados esqueleto bloquean las escaleras impidiéndote continuar con tu camino, derrótalos a todos.

  • 2 – Atraviesas una puerta que te lleva al comedor del castillo. La puerta a tus espaldas se cierra y te das cuenta de que no hay ninguna otra salida. Comienzas a escuchar ruidos extraños que vienen de debajo de la mesa...

  • 3 – Al intentar entrar en el castillo, un campo de fuerza invisible te rechaza y te empuja varios metros hacia atrás.



Fase 2 – sólo accesible si te salió el dado número “2” en la tirada anterior



  • 1 – La mesa se rompe en miles de pedazos y debajo de ella emerge un hombre lobo de color negro y ojos rojos. Tienes que vencerlo o sobrevivir a él hasta que encuentres un modo de escapar.

  • 2 –La estrella terrestre que lidera a los soldados se materializa a tus espaldas, golpeándote utilizando unos apéndices afilados que brotan de su armadura. Debes escapar antes de que el veneno de sus aguijones comience a afectarte.

  • 3 – El suelo bajo tus pies se rompe y unas manos putrefactas te toman por los tobillos, jalándote a las mazmorras que se encuentran debajo del castillo.



Fase 3 – sólo accesible si te salió el número “1” en la tirada anterior



  • 1 – El hombre lobo te toma por el cuello y lanza tu cuerpo hacia una pared, abriendo un agujero en ésta por la fuerza con la que te arrojó. Intenta escapar de él ahora que tienes una oportunidad.

  • 2-Esquivas el ataque del hombre lobo, provocando que éste derribe la puerta, dándote oportunidad para salir ileso del comedor.

  • 3 – La suerte no está de tu parte: El Espectro de Hades decide unirse a la fiesta, abriendo la puerta por la fuerza y bloqueando tu única salida.



Fase 4 – Sólo puedes acceder a ella si “2” fue tu resultado en la fase anterior



  • 1.- Tras mucho correr llegas a una de las torrecillas del castillo y ves una vía de escape al encontrar una ventana que no se encuentra bloqueada, pero debajo de la ventana hay un grupo de soldados esqueleto esperándote. Derrótalos para poder salir victorioso.

  • 2.- Llegas a una habitación misteriosa cuya puerta ha sido partida a la mitad por las garras de una bestia. El hombre lobo te embiste por detrás y te deja en estado de semi-inconsciencia debido a la rudeza del golpe, sin embargo puedes escuchar que él te pide ayuda señalando el collar que tiene alrededor de su cuello.

  • 3.- El Espectro de Hades se enfrenta a ti en uno de los pasillos del castillo y golpea una roca en la pared que es diferente a las demás, provocando que una jaula de hierro caiga sobre ti, dejándote encerrado como un animal.



Fase 5 – Sólo puedes acceder a ella si “2” fue tu resultado en la fase anterior



  • 1.- Decides ayudar al hombre lobo destruyendo el collar utilizando tu mejor técnica. En el momento en el que el collar se rompe, la bestia se transforma en un hombre joven de cabello negro que te explica que él solía ser el antiguo propietario, el cual se volvió loco por la maldición del hombre lobo y asesinó a su familia hace 200 años. Agradecido te revela la ubicación del tesoro del castillo y enseña el túnel secreto que lleva al exterior para evitar a tus enemigos. Misión terminada.

  • 2.- El hombre lobo te hace una herida mortal en el estómago con sus garras y te arroja a través de una ventana desde el tercer piso. Te fracturas varios huesos y eres capturado por el ejercito de Hades. Es en ese momento cuando tu ira explota y usas todo tu poder para deshacerte de ellos, saliendo vivo a duras penas. Misión terminada.

  • 3.- Pisas accidentalmente una de las trampas de castillo y caes por un agujero que te lleva a las mazmorras olvidadas del castillo. Tira de nuevo.
avatar
Cosmos

Mensajes : 181

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión 1 - Escapa de la Fortaleza [Belcebug]

Mensaje por Belcebug el Dom Sep 17, 2017 6:45 pm

Europa del este, conformada por los países eslavos, aquella región del mundo que me vio nacer y recorrer durante un periodo de mi vida. Hoy en día alejado de toda esa región, me tocó volver después de mucho tiempo; no por placer sino por una misión del Santuario.
Todo parecía haber cambiado, no drásticamente, la mirada de la gente era de temor y cuando me acercaba a ellos para hacerles alguna consulta se ocultaban o se dispersaban. Este no era mi país, este era otro país.
Caminaba por las calles mirando lo que era la nueva nación, la nueva Ucrania. Si bien sus campos eran los que no parecían cambios en cuanto organización y estructura pero sí lo había hecho la ciudad que hacía de epicentro.
El clima era agradable, el viento movía las siembras y las hojas de los árboles mientras los rayos del sol daban temperatura al cuerpo.
Las miradas curiosas se posaban en mí y cada paso que daba levantaba murmullos, al igual que mi sospecha sobre la situación de la vida en el lugar.
Ante la negativa de ayuda de los peatones decidí entrar en un bar, traspase la puerta y las miradas curiosas se trasladaron hasta mi, miradas que trataban de comprender la procedencia del forastero y que lo llevaba hasta la ciudad. Luego de unos segundos los clientes volvieron a sus asuntos en sus mesas y dejaron de prestarme atención.
Ya sentado en la barra le pedí al encargado que me sirva algo fresco para beber, tras la espera de un tiempo me alcanza un vaso y una botella

-Si no es molestia, me podria decir que pasa en la ciudad. ¿Por qué la gente está tan temerosa? Siento algo raro en el ambiente

Con una mirada casi fulminante por mi pregunta, aquel hombre de importante estatura, mira para todos lados y se me acerca al oído y casi susurrando dice

-Mira yo que tu no hago demasiadas preguntas, hay más oídos que ojos. Hay mucho miedo, desaparece gente de la noche a la mañana…
Levanta la mirada vuelve a hacer los mismos movimientos anteriores y prosigue
-Nadie sabe porqué y el que reclamó sufrió el mismo destino...lo único que te puedo decir es que te marches antes que

Un gran ruido interrumpió al empleado y a todos los que alli nos encontrabamos.
Cuando gire en dirección al hecho se veían 4 figuras humanas entrando al bar, el sonido había sido del golpe de la puerta cuando estos la abrieron a la fuerza, haciendo notar que habían llegado.
Automáticamente el cantinero se alejó y no dijo una palabra más, solamente se dedicó a reponer vasos y limpiar la barra.
Estas cuatro personas empezaron a caminar por todo el lugar en búsqueda de algo, y ese algo era yo; lo sabía pero no podía levantar sospechas, no sabía que reacción iban a tener estos sujetos.
Uno se quedó vigilando la puerta, se dirigieron al salón y el último fue directo a la barra. Bajo sus ropas estaba claro que llevaban algún tipo de armadura, lo que significaba que no eran personas comunes. Eran aquellos que sembraban el miedo en la ciudad.
El solitario se paró a mi lado en la barra, pidió algo para tomar y posó su mirada en mi

-Tu no eres de por aca, no te vimos nunca. Tampoco hay registro de tu entrada.
Andas alborotando a los vecinos, y por ende también al cuartel.
No queremos causar más problemas, así que te levantas y nos acompañas para una declaración... los extraños no son bienvenidos.


Sin levantar la vista de la botella y sirviendo otro trago respondí

-Yo tampoco quiero problemas y hay un error en cuestiones de extraños…

El soldado ya con más furia en el rostro, me tomó del brazo y me levanto del asiento

-Aca mandamos y nosotros y se hace lo que decimos. Camina a la puerta, no te conviene que esto se vuelva de mala manera.

No pretendía generar más problemas a los ciudadanos, pero era la única forma que me vean como alguien que tiene intenciones diferentes a estos soldados.
Con una mueca de sonrisa en mi rostro mire al soldado, con mi otra mano sujete la muñeca del extraño, en un movimiento girando su cuerpo delante del mio quedo frente a mí, en dirección de la puerta, extendió la palma de la mano y le di un golpe en el medio del pecho. El soldado salió despedido y golpeó a su compañero que estaba cubriendo la puerta del bar, ambos cayeron en la calle. El resto comenzó a esquivar mesas para llegar hasta mí, con la ventaja de la línea recta libre hasta la puerta comencé a correr hacia la calle.
Al acercarme a los soldados que trataban ponerse de pie después del terrible golpe pude notar su armadura entre sus ropas rasgadas por el asfalto.
La gente que caminaba por la calle se comenzó a dispersar y correr en diferentes direcciones y desde mi izquierda venían corriendo más soldados.
Que hace el ejercito de Hades en esta ciudad, que está pasando…no había tiempo de cuestiones, era tiempo de correr, tenía que alejar a los soldados de los civiles.
En dirección opuesta al grupo de enemigos comience a descender hasta llegar a los campos de la entrada, un camino de tierra cortaba la mitad a un gran campo. Sin pensarlo gire y seguía su rumbo, poco a poco la ciudad iba quedando atrás pero no los soldados esqueletos que me seguían sin descanso.
El camino tomaba formas orgánicas, y se adentraba en una especie de monte. Cada vez se iba empinando y fue ahí en una de sus bajadas que lo vi…
Era inmenso, de grandes ladrillos de piedra, una gran puerta con dos ventanales a sus costados. Por su aspecto se notaba que el castillo llevaba mucho tiempo deshabitado...eran de muchos siglos atrás.

Número aleatorio (1,3) : 3
avatar
Belcebug
Silver Saint
Silver Saint

Armadura :
Santo de Plata de Lira

Mensajes : 44

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión 1 - Escapa de la Fortaleza [Belcebug]

Mensaje por Belcebug el Dom Sep 17, 2017 11:08 pm

No había mucho tiempo hasta que los soldados me den alcance, tampoco muchos lugares para perder a los enemigos.
Tengo que entrar en el castillo quizás una vez adentro sea más fácil perder a los esqueletos.
Sin titubear fui derecho a la gran puerta de madera del castillo. En su centro una gran cabeza de una figura antropomorfa parecía que observaba todo lo que sucede puertas afuera, vigilaba el entorno.
Con rapidez avance y antes que pueda acercarme al edificio esa cabeza mostró un reflejo en sus ojos y mi cuerpo impactó contra una barrera de energía. La misma fue tan potente que me despidió unos cuantos metros de donde fue el impacto.
Un campo de fuerza...esto tiene mucho sentido que Hades está más que interesado en la zona

Me levanté del suelo, un poco dolorido por el golpe, podía sentir la marcha de los soldados esqueletos, al igual que la voz del que parecía comandar la unidad de persecución. Tenía que encontrar la forma de entrar al castillo, no iba a poder esconderme mucho tiempo en los alrededores era cuestión de tiempo que me encuentren… no debía permitirlo.

Rodie el castillo en busca de una entrada alternativa pero no había ninguna, solo se accedía desde ese portón de madera “custodiado” por la gran cabeza. Me quedaba una solución y aunque no lo quisiera podía ser mi salvación. Tenía que revelar mi identidad.
Me desplace rápidamente a un conjunto de árboles que había en el costado y sentado a la sombra de los mismos comencé a dar vida al cosmos, elevarlo...alcanzar el Octavo Sentido.
Si era una barrera del señor del inframundo de está manera la podría cruzar.
Con la lira en mano comencé la sonata que me permitiría comunicar con lo más profundo para alcanzar el máximo sentido.

Cuando los soldados llegaron al lugar no podían creer que una música tan bella se propague por el lugar, haciendo tanto contraste con aquel tenebroso castillo.
Cuando está llegaba a sus corazones algunos se arrodillaban al suelo dejando caer lágrimas por sus rostros, lamentando su vida, sus accionares, otro corrían desesperados en distintas direcciones. Cada uno afectado dependiendo sus pesadillas.

En un corto tiempo pude alcanzar el Octavo Sentido y con los soldados esqueletos perdidos en si tenia paso para poder entrar en el castillo.

Número aleatorio (1,3) : 1
avatar
Belcebug
Silver Saint
Silver Saint

Armadura :
Santo de Plata de Lira

Mensajes : 44

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión 1 - Escapa de la Fortaleza [Belcebug]

Mensaje por Belcebug el Mar Sep 19, 2017 11:47 am

Con el cosmos encendido y el Octavo Sentido me abrí paso ante los soldados que estaban en la zona, tan ensimismados que no me prestaban atención. Sus estados no tienen un tiempo determinado, ya que depende de la voluntad de cada uno en afrontar sus temores.
Una vez parado frente al lugar donde se proyectaba la barrera fui al encuentro con el portón. El pie derecho paso y pisó el suelo detrás de la barrera, ningun efecto contrario como el anterior sucedió; atravesé el muro invisible que envuelve al castillo y fui directo a la gran puerta de madera.
El rostro en la altura seguía observando con sus ojos de cemento y su destello inquietante.  
La barrera no es más que un obstáculo para todo aquel ajeno al inframundo, toda forma de vida. Una porción del Inframundo en la superficie, eso era el Castillo.
Tierra árida y pisos agrietados daban la sensación de abandono del edificio. Pasos mudos me llevaban al acceso. Una vez frente a la puerta no bastó mucha energía para que está se abra, si bien su apariencia decía lo contrario las tablas de madera eran lo suficientemente dócil para ser abiertas por cualquier persona.
La hoja que se corrió mostraba un interior muy diferente al exterior. Los pisos de estaban recubiertos por grandes baldosas que generan una excelente retícula de iguales proporciones. Su brillo se resaltaba con las luces de los candelabros ubicados en las paredes y en la gran araña que descendía del techo.
Un gran salón que no contenía amoblamiento hacía de introducción a una escalera que en su ancho ocupaba gran parte del lugar. La misma se extendía hasta un descanso que se bifurca en dos pasillos que formaban la segunda planta.
Las barandas de la escalera como la de los pasillos, que a su vez funcionan como balcones internos, era de oro y finamente ornamentada con figuras antropomorfas y bustos de alguna especie de animal del inframundo.
El salon a sus costados tenía dos puertas, de gran medidas, ambas dobles y con un fino tallado que recreaban un lugar de los abismos. Lo mismo se repetía en la planta superior.

Ya dentro del castillo observaba minuciosamente el detalle de cada cosa, era sorprendente la belleza del lugar. Era una edificación con dos caras.
Los pasos retumban en el techo abovedado del castillo. Columnas incrustadas en los muros hacen de sostén de la cubierta, que llevaba un fresco de un rey coronado.
Llegó al pie de la escalera y me freno al oír un ruido. Las puertas de la planta alta se abren y dan paso a un grupo de soldados esqueletos que se dirigen a mi posición.
En formación de batalla se frenan en el descanso y el que parecía ser el comandante comienza la plática

-Un intruso en el castillo, seguramente eras tu la presencia que se sintió que provenía del exterior. Lastima que tanto sacrificio por llegar alla sido en vano.

-Nada será en vano mientras haya defendido mis ideales. Tengan presentes que se enfrentan a un Santo de Athena, portador de una armadura de plata…
La vida es lo más hermoso que tenemos, ustedes almas en pena no lo saben por eso los guiare a la luz.


El cosmos empezaba a resaltar el brillo de las ornamentas de la baranda. Algunos soldados esqueletos miraban con temor. Los dedos posicionados sobre las cuerdas estaban listos para comenzar la melodía que llevaría a los soldados a replantear su espíritu...guiarlos a la luz

- ¡¡ No se queden quietos a el !! - gritó la voz de mando

Los saldos comenzaron a bajar los peldaños de la escalera, lo hacían todos juntos por lo que ocupaban el ancho de la misma.
Una sonrisa en mi rostro mostró la satisfacción del error que cometieron aquellos enemigos que se abalanzaba cuesta abajo. Un ligero movimiento lateral con los dedos hicieron sonar todas las cuerdas del instrumento, la onda sonora se mezcló con el cosmos e hicieron una barrera que impactó de lleno en los esqueletos que estaban al frente. Algunos salieron despedidos a los costados impactando contra las paredes y las columnas, otros chocaron en la pared del fondo donde se encontraba el que había dado la orden de ataque. Sus golpes fueron tan brutales que sus armaduras no resistieron el impacto, se rompieron al igual que sus huesos.

-Les avise que no son rivales para un Santo de Plata. No te preguntas cómo puedo estar adentro del castillo, un edificio del Inframundo.

-Callate, no eres más que un hablador.

Al mismo tiempo que empecé a subir la escalera el último soldado de quedaba de pie comenzaba a bajar, en la mitad del trayecto me lanzo un golpe con su puño que rápidamente lo pude esquivar, cuando quedó dándome la espalda aproveche para darle una patada en la misma; con el envión y el golpe su cabeza golpeó con la puerta y el ruido a huesos rotos retumbó en el lugar.

Era el momento de investigar el castillo, que era lo que realmente pasaba en él.

Número aleatorio (1,3) : 1

-------------------------
OFF: edit 1: me había olvidado de poner el número aleatorio
edit 2: me había olvidado de mencionarlo, aclararlo


Última edición por Belcebug el Mar Sep 19, 2017 11:51 am, editado 2 veces
avatar
Belcebug
Silver Saint
Silver Saint

Armadura :
Santo de Plata de Lira

Mensajes : 44

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión 1 - Escapa de la Fortaleza [Belcebug]

Mensaje por Belcebug el Sáb Sep 23, 2017 11:24 am

Los soldados esqueletos que impedían el paso fueron derrotados fácilmente, no eran verdaderos contrincantes para un Santo de Plata.
Ahora si tenia el paso libre para comenzar a investigar, subí dos escalones de la escalera y un ruido me detuvo. De la puerta principal se asomaron los soldados que habían quedado en la entrada, del lado de afuera. Algunos siguen convalecientes por la melodía, otros ya habían superado el dolor.
Sus caras se incendiaron de furia al ver a sus compañeros tendidos en el suelo, algunos con lamentos de dolor y otros ya sin vida.

No de nuevo...me dije - Si no quieren sufrir el mismo camino que sus compañeros les aconsejo que se retiren…

Un soldado esqueleto abrió la puerta y comenzó a correr en dirección a la ciudad. La puerta se cerró y el próximo movimiento de los soldados fue de avance; para el combate.
Los que aún sentían la carga de las pesadillas avanzaban en zig zag, su estado se dividía en el presente y el mundo inmaterial de sus recuerdos. Mientras tanto yo no me movia de los escalones en los que me encontraba parado, mirando fijamente a los enemigos que se acercaban.
El primero en subir las escalinatas fue descendido por un golpe directo en su rostro, por el cosmos lanzado de mi puño. Algunos dientes quedaron decorando la alfombra de la escalera.
Los demas seguian avanzando sin mostrar deseos de abandonar la pelea. Era el momento de desplegar mi fuerza, para acabar con el pleito lo antes posible.
El cosmos comenzó aumentar, la sala tomaba los matices celestes del mismo, todo parecía vivo, el castillo parecía cambiar de estado.

-Escuchen la Serenata, disfruten lo último de la tierra

La lira desplegaba nota tras nota todo su poder, el techo resonaba con cada acorde, el ambiente impregnado de la melodía.
La serenata comenzaba a invadir y apropiarse de las mentes de los soldados esqueletos que de a uno frenaban su marcha para quedar perdidos en un mundo paralelo, el mundo de sus pesadillas y miedos. Algunos se retorcían de forma involuntaria, otros corrían a mi posición de forma abrupta y desmedida.
Aquellos que ocuparon el mismo escalón fueron lanzados por los aires, con simples movimientos de mi mano derecha, envueltos en cosmos celestes.
Paso a paso fui descendiendo la escalera para dar el golpe de gracia a todos aquellos que habían quedado estáticos en las baldosas de la sala principal. Mis manos seguían tocando la lira y eso aumentaba el poder de la serenata, manteniendo el trance de los enemigos, hasta llegar al punto que caen desvanecidos después de tanto sufrimiento.

Abriendo paso entre los cuerpos caídos, deje de lado la planta alta y fui directo a la puerta que se encontraba en el lateral izquierdo de la puerta principal.
Me llamaba mucho la atención que no pudieran avanzar sin que algo trate de impedirlo.

La puerta estaba delante mio, era de doble hoja, de una fina madera y cuidadosamente tallada con pasajes del inframundo.Había una forma que resaltaba del resto, que no supe descifrar o entender a que hacía referencia.

Número aleatorio (1,3) : 1
avatar
Belcebug
Silver Saint
Silver Saint

Armadura :
Santo de Plata de Lira

Mensajes : 44

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión 1 - Escapa de la Fortaleza [Belcebug]

Mensaje por Belcebug el Mar Oct 03, 2017 10:13 am

Afuera el día avanzaba rápidamente, dentro del castillo parecía que el tiempo no avanzara. Todo se movía lentamente, se podía observar en las luces; en los movimientos de los hazes de luz. Algunas titilaban, como si les faltara potencia o como si alguien estuviera jugando con las mismas manejando su intensidad.
El silencio ayudaba a la sensación de quietud espacial. Uno podía escuchar el cosmos arder.
Todo el escenario de lo que parecía una escena de una película muda se rompió con el sonido de una alarma. Una sensación, como una corriente se desplazó por la columna hasta la nuca. Todavía parado frente a esa gran puerta doble. Algo en mi me decía que no era momento de abrir la puerta. Al cabo de un minuto el sonido cesó y volvió a reinar un silencio cortante, se sentía el respirar como algo pesado.

Murmullos y pasos se concentraban en el techo abovedado, ¿el sonido fue una alarma? me pregunté, guiandome por el sonido la postura giro para quedar frente a la gran escalera que dividía la gran estructura de forma simétrica. Ya los murmullos eran voces de marcha, y los pasos eran trotes, más que una caminata de vigilancia.
Una puerta del segundo piso se desplazó hacia el costado y emergieron los soldados de Hades.

-Ahí está el intruso, el causante de está masacre… - mientras señalaba los cuerpos tendidos en el suelo

El grupo fue dividido en tres grupos que comenzaron a bajar en dirección, podía sentir su rencor y el miedo que daban a cada paso.
El primer grupo fue desplazado y reprimido por una gran corriente de impacto de mi cosmos. Dubitativo el segundo avanzó, un movimiento ascendente de mis dedos en las cuerdas de la lira crearon notas que penetraron los tímpanos de los soldados esqueletos, que una postura como de súplica (las rodillas apoyadas en el suelo) con sus manos trataban de tapar sus oídos, por sobre los cascos, pero en vano… un hilo de sangre recorría el lateral de sus cabezas, como un pequeño río que busca un cauce donde depositarse.
El tercer grupo quedó inmóvil, postrado en el centro de la escalera, mirando con espanto a este Santo de Plata que de a poco acortaba la distancia.

-Si corren mueren, y si no lo hacen también.

Un nuevo sonido retumbó en el ambiente, llenando todo espacio aislado de ruido. Los soldados aún atónitos, sin capacidad de mover músculo alguno, no pudieron evitar que las notas tomarán posesión de su espíritu, desgarrando, haciendo una explosión interna, exteriorizada por hilos de sangre que brotaban de las comisuras de sus labios.

Número aleatorio (1,3) : 3
avatar
Belcebug
Silver Saint
Silver Saint

Armadura :
Santo de Plata de Lira

Mensajes : 44

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión 1 - Escapa de la Fortaleza [Belcebug]

Mensaje por Belcebug el Mar Oct 03, 2017 10:55 am

Uno a uno fueron desplomándose, como piezas de dominó.
Las luces parpadearon alrededor de cinco veces, creando formas abstractas con las sombras de los cuerpos que ocupaban el suelo de la sala principal. La sangre que manchaba el lugar cambiaba matices, de claro a oscuro. Cuando la iluminación término su danza, el sonido de paso de corriente, como un zumbido constante, permaneció un buen rato.
No se escuchaban pasos, voces, alguna señal de vida; solo el zumbido de la electricidad y podía considerarse como algo vivo. Como si este marcara un camino, podía sentir que traspasaba la puerta que tuve frente a mí hace unos minutos, antes de que llegara el último grupo de soldados.
Algo me decia que debia seguir el haz, la corriente que recorría el interior de la estructura del castillo.

Esquivando cuerpos, me acerque a la puerta, el sonido eléctrico se intensificaban, algunos pelos del cuerpo se elevaron por producto de la estática. Era la primera vez que ocurre tal fenómeno en el edificio, teniendo en cuenta que ya había estado en el mismo lugar un momento atrás.
Todo me daba la impresión que el castillo tenía vida propia, más allá de estar atado a los confines del Inframundo.

Cuando apoyé la mano en lo que correspondía ser el picaporte de la gran puerta doble, y le di el accionar, un ruido seco; de explosión, corto lo que era el haz que me había llevado al frente del marco de madera. La misma electricidad que se concentraba en algún punto se deslizó por la hoja de la puerta y salió al exterior por donde tenía la mano. Un cosquilleo subió por mis dedos y en cada centímetro que recorría de mi brazo su intensidad aumentaba. La reacción física que creaba no dejaba que pudiera despegar la mano del picaporte.
El recorrido eléctrico dio por finalizado en mi hombro, en el momento que una gran fuerza invisible, como una patada eléctrica, me despegaba de la puerta en un desplazamiento plano hacia atrás. Mis tobillos impactaron con uno de los cuerpos de los soldados abatidos, haciendo que pierda el impulso y caiga de espaldas al suelo de grandes baldosas.
Mirando al techo abovedado, con la parte inferior de mi cuerpo sobre un soldado esqueleto, con ojos abiertos llenos de horror se posaban en la pared que tenía enfrente, pase mi mano izquierda por todo el brazo derecho buscando alguna rastro de herida superficial, pero no encontre nada. Fueron unos segundos en esa posición, sentía el brazo derecho dormido, con rastros de energía que buscaba disiparse. Cuando la sensación desapareció y de a poco volvía a tener la movilidad de la extremidad con dificultoso movimiento me levanté del suelo.
El haz había desaparecido, ya no se sentía su corriente que circulaba por el interior del castillo. El zumbido quedó ahogado en la puerta que tenía delante, estática, embutida en la gran pared que sostenía parte del techo.

Número aleatorio (1,3) : 1
avatar
Belcebug
Silver Saint
Silver Saint

Armadura :
Santo de Plata de Lira

Mensajes : 44

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión 1 - Escapa de la Fortaleza [Belcebug]

Mensaje por Belcebug el Vie Oct 06, 2017 9:39 am

Seguía sintiendo la corriente en mi brazo. Un leve zumbido resonó en mis oídos, este iba en aumento.
Se escuchó una descarga eléctrica y al segundo siguiente el castillo quedó a oscuras.
El negro cubrió todos los espacios, un gran vacío lleno el lugar. Estelas de color violáceo comenzaron a dar forma e iluminar, tenuemente, la sala. No atine a moverme, no comprendía lo que estaba pasando.
Silencio… y el sonido como si alguien apretara una tecla. El zumbido eléctrico retomo y de a poco las luces comenzaron a romper la oscuridad. Las paredes iban tomando color, lo mismo con el techo; cuando la oscuridad fue desplazada por la luz mis ojos terminaron de comprender aquello que hace unos minutos atrás no encontraba sentido.

El un movimiento pendular la araña que colgaba del techo distorsionaba y movía las sombras. Uno a uno los soldados esqueletos que habían caído en los combates se pusieron de pie. Con mirada suspicaz y sonrisa malévola me miraban, se regocijaban con mi incertidumbre. Movían a penas las extremidades y el cuerpo, siempre el lugar, como aquel que estira los músculos después de haber estado mucho tiempo quieto.
Donde hubo heridas ahora solo había cicatrices.

Algo o alguien les había devuelto la vida, eso explicaba el porqué había tanto recambio de soldados, en si no eran muchos… sino los mismos que volvían a la vida una y otra vez. Era un ciclo repetitivo.

Una corriente de aire se arremolinaba en la parte superior. Era caliente y densa. A la misma la acompañó una carcajada, que no provenía de ningún lugar.

-Me canse de todo este juego sin sentido. Del bucle infinito- aumentando el cosmos como nunca lo había experimentado, guiado por la burla y el sinsentido de todo lo que venía experimentando, el poder que emanaba ganaba terreno.
Los baldosones que cubrían el suelo comenzaban a agrietarse, un luz azulada casi enceguecedora recubre gran parte de la superficie.

-La ultima risa y la última vez que se levantan…. SERENATA MORTAL

La serenata dulce y mortal opaco la carcajada, los cristales que se encontraban comenzaron a quebrar y estallar. El suelo se partía dejando grietas, algunos peldaños de la escalera se quebraban en un sordo sonido.  Todo era obra del cosmos guiado por la música. Cada nota era como una bala que traspasaba toda materia que alcanzaba.
La armadura plateada tenía un brillo inigualable, con matices azules.

Los soldados esqueletos no pudieron ofrecer resistencia, cayeron en poder del la Serenata justo donde había caído una vez, donde volvieron a erigir sus cuerpos.
Sus mentes cayeron en un transe infinito, guiada a otra dimension, la dimension de las pesadillas. Sus negros corazones sintieron el peso de las mismas para ceder ante ellas.
En plena agonía los soldados fueron derrumbándose, acompañados por cada acorde de la lira, cada acorde mio.

Ya no sentía si la corriente se había disipado de mi brazo, lo único que sentía era tranquilidad, la descarga de esa mochila invisible que todo el mundo acarrea.

La corriente de aire ceso y se la risa se apago. Quiza el juego se habia terminado

Número aleatorio (1,3) : 2


Última edición por Belcebug el Vie Oct 06, 2017 9:48 am, editado 3 veces
avatar
Belcebug
Silver Saint
Silver Saint

Armadura :
Santo de Plata de Lira

Mensajes : 44

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.