Conexión
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Ban, portador del core de Marte ID
Hoy a las 12:25 am por Ban

» Especial de Halloween - Murder Manor
Ayer a las 10:27 pm por Narrador

» Gran Torneo Planetario: Arena de Batalla
Ayer a las 7:58 pm por Narrador

» [Pasado]Conociendo a los demas atenienses (Privado Anheru)
Ayer a las 6:59 pm por Anheru

» Misión 1 - Escapa de la Fortaleza [Stelios 2]
Ayer a las 6:55 pm por Stelios

» 09 - La ciudad subterránea del hombre [Yuzu y Yuya]
Mar Oct 17, 2017 11:42 pm por Yuzu

» Palco Divino
Mar Oct 17, 2017 11:09 pm por Metal Napper

» Palco de Abel
Mar Oct 17, 2017 10:44 pm por Metal Napper

» Rest it not, Palladion
Mar Oct 17, 2017 7:59 pm por Metal Napper

Links Directos
Compañeros
Hermanos
Élite
Crear foro Crear foro  photo untitled45.png School Deluxe NEW

Palco de Abel

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Palco de Abel

Mensaje por Cosmos el Jue Sep 21, 2017 11:42 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Palco de Abel

Lado Este de la arena. Ascendiendo por una pendiente en espiral se abre un patio interno de mármol blanco circundado con azules claros. Piedra exótica y taburetes de labrado exquisito sirven como los asientos para los Paladines, quienes pueden observar a sus contrincantes: los Santos de Athena.

Color representativo: Blanco y Azul cielo.
Integrantes:
-Yuya de Saturno
-Tier de Neptuno
-Selene de la Luna
-Bakura de la Tierra
-Hades de Nibiru
-Yuzu de Venus

Reglas:

-Pueden ser visitados por otros espectadores que no sean aquellos que estén combatiendo.
-Mantengan continuidad en los posts (lean a los demás).
-No es obligatorio postear aquí si no lo desean.
-Prohibido combatir entre aquellos que participen en el tema.
avatar
Cosmos

Mensajes : 175

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: Palco de Abel

Mensaje por Yuya el Vie Oct 06, 2017 1:32 pm

Su segunda pelea había sido tan complicada como la segunda. Los guerreros del Santuario demostraban por qué habían sido elegidos para participar en ese torneo: no eran luchadores que podían ser derrotados con un simple ataque de cosmos, era necesario usar una estrategia para vencerlos, y, el precio de recibir varios ataques para revelar el contraataque adecuado le estaba pasando factura a Yuya. Primero había utilizado una gran cantidad de Cosmos para derrotar a Viktor, y después había recibido el ataque de Rin directamente para poder sorprenderla con su propia técnica. Todas esas acciones lo habían dejado agotado pero eso no era suficiente para desanimar al paladín. En cuanto se recuperara iba a volver al campo de batalla.

Hipo intentó guiarlo hasta la enfermería después de su batalla contra Rin, pero Yuya se negó. Quería ir al palco con los demás. Al cruzar la puerta se encontró con Tier, quien lo saludó de la misma forma seca y breve de siempre. -Suerte en el combate- respondió Saturno con su amplia sonrisa. Se dejó caer en el asiento junto a Selene de Luna después de que la mujer rubia salió del palco, sintiéndose que ya estaba "a salvo" de la mirada de Neptuno y que podía bajar la guardia. La mirada de Tier era tan pesada que ponía nervioso al paladín, era como si lo estuviera inspeccionando constantemente durante los combates.

Selene lo tomó de la mano y lo obligó a mirarla. El deber de la chica de cabellos oscuros era mantener a Yuya alejado de Venus, aunque ella no lo veía como una tarea demasiado sacrificada. No tenía nada personal contra Yuzu, sólo seguía las órdenes con gusto debido a que siempre había admirado al paladín más cercano a Abel.

-Bebe esto, es un remedio lunar que curará tu malestar- dijo la joven de cabello negro mientras obligaba a Yuya a beber una taza con un líquido verde espeso.-No quiero, esa cosa huele a medicina- respondió Yuya, negándose a beber eso, pero no tuvo otra opción: estaba muy cansado como para huir y su fiel amigo Hipo no quería ayudarlo en esa ocasión al saber que ese remedio era lo mejor para Saturno.

-De acuerdo, ya que insistes. A tu salud- bebió lentamente mientras Selene lo miraba complacida. La Luna observó el combate una vez que Yuya se quedó quieto. Cada vez que Yuya quería moverse del asiento para conversar con sus compañeros Selene lo agarraba de la mano y le impedía moverse.-No te muevas Yuya, tenemos que apoyar a Tier- Decir eso fue suficiente para que el paladín de Saturno gritara el nombre de Neptuno en señal de apoyo.

La batalla de la Saintia y Tier fue la más larga, superando el límite de tiempo, todo un logro. Su compañera había perdido, pero Selene y Yuya aplaudieron por la pelea que había tenido. La sonrisa de Selene se borró súbitamente cuando su rostro apareció en la pantalla, dejando de celebrar para pedirle un favor a Bakura.-Bakura, por favor, evita que Yuya esté cerca de Venus. Son órdenes estrictas de Abel- le dijo al oído sin mayor explicación antes de acercarse a Tier para felicitarla personalmente. Yuya se le había adelantado.-¡Fue una gran pelea! Finalmente pude verte pelear- comentó alegre el paladín de Saturno antes de ser interrumpido por la guardiana de la Luna.-Es cierto, no cabe duda de que tienes grandes habilidades de batalla Tier. Muchas felicitaciones- La portadora del Core de la Luna se dirigió hacia la puerta, dándole una última mirada a Yuya antes de bajar por las escaleras que la llevarían a la arena.
avatar
Yuya
Paladin
Paladin

Armadura :

Paladin de Saturno

Mensajes : 78

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Palco de Abel

Mensaje por Yuzu el Dom Oct 08, 2017 11:26 pm

Estuvo más tranquila al escuchar las palabras sin rencores del Paladín de la tierra. Aun así se estaba prometiendo de alguna forma compensarle por lo suscitado anteriormente  - No entiendo, si ya te perdonó, está bien. El hombre es bellísimo y todo, exuda peligro y protección, es sensual y con un bronceado para morir, pero deberías dejarlo así y enfocarte en cosas más importantes  -  Interrumpió nuevamente su línea de pensamiento aquella molesta voz –Como “no” ver a mi Yuya siendo mangoneado  por una pelinegra que tiene más aires de princesita mimada que tú ¡Has algo Yuzu! –Si no fuese porque no quería llamar más la atención, se estaría pegando la cabeza con lo que estuviese más cerca, y que pudiese partirle la cabeza.

Ver a breves rasgos la interacción entre la Paladín lunar y Yuya le recordaba un poco a la interacción que tenía con él hace ya un tiempo, donde ambos eran los niñeros del otro de cierta manera -más Yuya que ella, tenía que reconocerlo -. Era doloroso de ver, y oír… Aunque hiciera a un lado su mirada, o cerrara sus párpados, el sonido siempre llegaría. Aunque no distiguiera las conversaciones, los gritos y los timbres eran distinguibles… Quizá debía centrarse en otra cosa como la batalla magistral que se estaba dando entre la amazona de Plata de Sagitta y la Paladín de Nepturno, o en la voz del recién llegado.  

El representante  del señor Abel había ingresado y les había pedido a todos no “excederse” en las batallas siguientes. Podría ser alguna clase de estrategia o simplemente en calidad  de buena actitud deportiva en la arena al enfrentarse a los Santos de Athena. Tier sin estar presente al pedido del Paladín de Nibiru, era quien estaba cumpliendo esa petición de los tres paladines que habían puesto un pie en la arena.  Aunque el combate había terminado con la pérdida de la rubia, al menos había sido un duelo de contrincantes en el que cualquiera de ellas podía haber ganado.

Seguramente los Santos estarían celebrando su primera victoria en su palco. Le vendría bien algo de tomar. Y aunque sentía curiosidad por seguir viendo la pelea de la pelinegra –Cuya habilidad del espejo de luna era casi un reflejo del satélite que resguardaba, pero que a su vez podía resultarle un arma de doble filo-  contra el Santo de los hielos de la casa de Acuario, que no parecía a simple vista, pensar fríamente sus primeros ataques. Era mejor aprovechar y tomar un vaso con agua y algún dulce –aunque no fuese lo que se acostumbrase-. A ver si así su cabeza dejaba de darle tantos problemas.

En su ida a la mesa, Bakura se encontraba intercambiando puntos de vista con Tier, Al parecer se conocían de antes y notar características de ambos tanto de sus peleas como de su conversación: Tier parecía haber librado y comandado un sin número de batallas y decía muchas cosas en tan pocas palabras. Tenía ese aire de maestra y líder como describían las satélites a sus heroínas más grande.  Bakura por otro lado tenía ese aire de mercenario, que guardaba una pasión por el combate y a su vez un corazón bastante grande para contenerla  y darle rienda suelta cual fuego infernal.

Sí, no podían lucir tan unidos como el grupo de Athena, pero viendo el cuidado de los pequeños grupos que se formaban… No, los paladines no necesitaba ser efusivos y ruidosos –Excepto Yuya, por supuesto – como los Santos para mostrase apoyo los unos a los otros.  Se sirvió agua de una de las fuentes  un vaso con agua. Sería de mala educación no felicitar a la rubia por su desempeño –Un despliegue de habilidad sublime, Dama de Nepturno. Debió ser agradable encontrar un enemigo a su nivel –Mencionó, dando una breve reverencia a la rubia, para después tomar uno de los pequeños dulces de la mesa. Esperaba no verse muy mal, y que cierto chico de cabello bicolor estuviese centrado en darle ánimos a su acompañante actual.
avatar
Yuzu
Paladin
Paladin

Armadura :

Paladin de Venus

Mensajes : 119

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Palco de Abel

Mensaje por Tier el Miér Oct 11, 2017 6:25 pm

•Ciertamente.• corroboró ante las palabras de Bakura. La batalla con Elaina había sido un duelo de honor como pocos - el potencial y el choque de cosmos fue algo que no se daba a menudo. Tras vivir en una Tierra destruida y de migrar a un puesto en el ejército de otra deidad, no se esperó tener algo así. •Ninguno de los dorados masculinos mostró gran cosa.• añadió, mirando la figura de Libra en el palco opuesto. Su derrota se vino cuando Saturno la sobrecogió con su inusual y extraño cosmos.

Girando los ojos miró a Saturno, quien se acercó casi gritando. Asintió una sola vez ante sus felicitaciones, sin pronunciar palabra - igualmente ante la guardiana lunar.

Posteriormente, y para acompañar las palabras de Bakura, la batalla de Selene comenzó.

•Aprecio sus palabras, guardiana de Venus.• le respondió Tier a Yuzu, sin perder el detalle de Bakura interponiéndose a ella y Saturno. Ciertamente, todavía las razones de Abel entraban en el juego. •Deseo verla a usted también en la arena.•

En algún punto tomó de su taza de té; de forma misteriosa, la mitad del líquido había desaparecido de su envase.

•...al parecer este Acuario es solo más de lo mismo.• dijo Tier. La premura al lanzar el Polvo de Diamantes sin mayor reparo fue decepcionante, sacando cualquier esperanza de que no se repitiera el patrón de los dorados anteriores. •Selene solo está bailando.•

Para ella, quien sintió el cosmos de Selene sin el espejo lunar de por medio, resultaba algo decepcionante no verla al máximo. E incluso así, la danza de batalla con la hoz resultaba fascinante. Un espectáculo de agua y vapor fantasma se apoderó del escenario, sobrecogiendo la arena por completo. •Hermosa pose de batalla. ¿Conoces el estilo Bakura?• inquirió de pronto. Poco usual era ver la danza de batalla - pocos la aplicaban y menos que esos la podían hacer tan bella como Selene. Cuidadosa, peligrosa y mortal, ese era el estilo usado por la guardiana de la Luna.
avatar
Tier
Paladin
Paladin

Mensajes : 38

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Palco de Abel

Mensaje por Yuzu el Dom Oct 15, 2017 1:11 am

-Espero no defraudarle cuando el momento llegue -Le respondió a la rubia mujer. Y al levantar  la mirada recién se había fijado en lo cerca que estaba de la ubicación del Paladín de Saturno. Microsegundos que se le hicieron eternos, esos mismos que le dieron un tiempo a su atribulado corazón un salto y palpitar fuertes, para recordarle que seguía con vida y que para animarse un poco, solo necesitaba ver la sonrisa grande y brillante de este.  

Que fue eclipsada por un movimiento del Paladín de la Tierra, literalmente. Quizá debía retirarse de ahí para no seguir siendo fuente de incomodidades. Hizo una pequeña reverencia respetuosa a los guardianes de Nepturno y la Tierra a modo de despedida y se fue del lado por el que no tuviese que siquiera acercarse a un metro del joven de cabello bicolor –Solo estás huyendo, retrasando lo inevitable Yuzu.  –La molesta voz hacía su aparición una tercera vez… Cuando creía que no molestaría, pues no le escuchó ni un ápice en su cortísima conversación con sus otros compañeros de armas. –Tendrás que hablar con él pronto. No creo que puedas hacerlo después – Terminó con su molesta risita.

Buscó un punto elevado en las sillas del palco, cercano a la salida y se encaminó a ese lugar– Nunca me has dicho quién eres -  Durante casi último año, escuchar a esa voz tan parecida a la suya señalarle obviedades o cosas que netamente no tenían algún sentido, cosas crueles y verdades sumamente hirientes. A veces pensaba que lo que buscaba era minar su voluntad, o sencillamente fastidiar su existencia -No es la primera vez que lo sacas a colación. Presta atención, el combate ya terminó, la muchachita lunar se retiró y el Santo de los hielos necesita volver a que un maestro lo entrene. Buen nivel de cosmos desperdiciado de una forma tan absurda como tu intento de vida –.

- ¿Cómo pudiste saberlo? No he prestado atención al final de la pelea –La duda la asaltó al darse cuenta que en efecto, el combate había terminado tal y como había descrito la voz en su cabeza – ¿Acaso necesito de tus bonitos ojos azules para saber lo que sucede en el mundo? Te das mucho crédito mi preciosa Yuzu. Hay más ojos viendo la arena que solo los tuyos por los que me puedo enterar –Solo suspiró, y se quedó viendo la explicación y la pantalla de la siguiente batalla… Dos Santos y dos Paladines… Que son los que faltaban de bajar a la arena de combate. Era mejor ignorarla en vez de hacerle conversa e intentar entender... Mandarla a callar. Quería tener a alguien con quién conversarl, que alguien le explicase o le dijese algo diferente. Pues tener esa voz incordiándole a cada momento era como tener a la fallecida Amazona de Buho diciendo aquellas mismas palabras en otro contexto.

Su estómago que solo contenía agua y un par de caramelos en su interior se estrujó cuando su nombre y rostro fueron uno de los cuatro que debían presentarse en la arena. Y todos los posibles problemas en los que podía pensar estaban ganando el doble de su peso.
avatar
Yuzu
Paladin
Paladin

Armadura :

Paladin de Venus

Mensajes : 119

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Palco de Abel

Mensaje por Metal Napper el Lun Oct 16, 2017 1:04 pm

Después de guiñarle el ojo izquierdo a Elaina dio un paso y recorrió toda la arena en menos tiempo del que tomaba para repetir el gesto, apareciendo a espaldas de la dama de la luna quien, asumió sin temor a equivocarse, lo había notado apenas usó su velocidad.

De nuevo, pensó, el tema de sus ojos; Selene de la Luna bien era la más experimentada de todos los paladines. El poder en sus parámetros hablaba por si mismo...no había pérdida. Aunque, si se atrevía a apostar e ir más allá de lo que le enseñara su papá, diría que podría ganarle. Con esfuerzo. Esfuerzo Y seriedad. Eso claro, no iba con él.

—Buenas tardes dama de la luna.— dijo Cesar con ambas manos puestas sobre la hebilla desmesurada de su cinturón. Con un movimiento de cabeza, sonrió. —Creo que mi papá me daría una paliza si me viera siendo tan maleducado, así que vine a disculparme con usted.— hizo un gesto con la cabeza, sin dejar de ensanchar la boca. —No vi la segunda parte de su pelea, tampoco. Aunque no me disculparé por eso; desde el inicio fue como ver un adulto balanceando un caramelo frente a un bebé y dárselo al final por lástima. Un adulto sensual, si me permite decirlo.—

Eso, admitió en su cabeza, fue una fuga. Oh, daba igual. Si ya tenía mala concepción de él, la seguiría teniendo durante un rato más.

Girando momentáneamente la cabeza vio a los siguientes contendientes, forzando una mueca. Otra persona que le desagradaba. Luego volvió a enfocarse en Selene.

—Si no es mucho pedir, ¿le molestaría tomarse un selfie conmigo? Se que no soy lindo, ni agradable, así que se lo pido como una caridad.— dijo. Esa vez estaba sonriendo sin mostrar los dientes, un gesto afable. Junto a sus manos encima de la hebilla, era él quien parecía un niño ansioso. Y si decía la verdad, se sentía como uno. Era así cada vez que hablaba con una chica linda de frente.
avatar
Metal Napper
Silver Saint
Silver Saint

Armadura :
Santo de Plata de Ophiuco

Mensajes : 61

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Palco de Abel

Mensaje por Yuya el Mar Oct 17, 2017 9:58 pm

-¡Qué mal! Selene perdió la pelea. Es nuestro deber animarla Hipo- No podía negar que le decepcionaba no haber visto ganar a Selene en esa ocasión. Esperaba que la chica no estuviera desmotivada por no haber vencido al caballero de oro. Yuya bajó los pompones que llevaba en las manos y salió del palco en busca de Selene montado en Hipo. Planeaba darle un recorrido túristico por las instalaciones de la academia de Santos sobre su hipopótamo. Un paseo en Hipo podía animar a cualquiera.

Quiso desearla ánimo a la chica nueva, pero el paladín de la Tierra le había bloqueado el paso apenas tuvo el pensamiento de dar un paso al frente. Podía ser aterrador a veces con esa apariencia de tipo malo que se cargaba, parecía el líder de una pandilla.

Abrió la puerta y se detuvo al ver a Selene hablando con el curioso hombre Mohawk. Colocó su dedo sobre la boca, pidiéndole a Hipo quedarse calladito mientras los observaba en silencio, ocultándose detrás de la puerta a medio abrir.

------  

Selene subió las escaleras que conducían hacia el palco designado para los paladines, quedándose tranquila al poder retomar su misión principal alejando a Yuya de Venus. Vio a Yuzu mientras bajaba del palco detrás de Nibiru, detectando con sólo mirarla que no se encontraba en las mejores condiciones para luchar: en el rostro de Yuzu solamente veía confusión. Era como una gema preciosa que había perdido su brillo.

Se distrajo del asunto de Yuzu al al percibir que, en menos de un segundo, una brisa con aroma a alcohol inundó sus fosas nasales. -Buenas tardes- dijo la mujer sin mucho entusiasmo. Que el sujeto no le agradara no era una excusa para ser descortés cuando él lo estaba siendo, pero si se le ocurría hacer otro comentario inapropiado en su presencia iba a darle una lección para que aprendiera a respetar a las mujeres -Por lo menos eres educado. Creí que tenías la cabeza de adorno- Selene mostró una sonrisa tenue, que se fue cuando el hombre de aspecto descuidado la llamó sensual. Los puntos que había ganado con la presentación los perdió con ese comentario que sobraba.

-Haré como que no dijiste eso último. Y no te culpo por no haberla visto, yo misma no estaba viendo mucho de lo que sucedía en ella tampoco- Selene había permanecido callada mientras el Santo de Acuario enfrentaba sus miedos. En realidad sólo había sido una pelea entre un hombre y sus traumas de guerra, no una lucha de Santo contra paladín.

Arqueó una ceja al escuchar lo que le estaba pidiendo, pero accedió. -Lo haré solamente porque me sorprendiste al ignorar el mandato de mi Hoz del Silencio- dijo con tranquilidad, ocultando que aquel hombre que tenía frente a ella le había parecido tierno. Era como un niño enorme, no podía enojarse con él.

Se acercó con cautela, colocando la hoz entre ambos-Pon las manos donde pueda verlas, o mi novio va a golpearte con un arcoíris. ¿Verdad que sí, Yuya? Te he dicho que no debes espiarme, no es educado- ni siquiera tuvo que mirarlo, supo que había captado el mensaje cuando escuchó la puerta del palco cerrarse después de hacer su comentario.
avatar
Yuya
Paladin
Paladin

Armadura :

Paladin de Saturno

Mensajes : 78

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Palco de Abel

Mensaje por Metal Napper el Mar Oct 17, 2017 10:44 pm

Así que con la dama de la luna lo que sirvió fue sobrellevar el mandato del silencio. Mujeres - algunas eran por halagos, otras abrazos, otras por fuerza. Al oírla Cesar asintió con cabeza y cuello enteros, sonriendo sin todavía mostrar los dientes.

—Es un honor.— dijo acercándose a ella. Luego escuchó el agregado que hacía referencia a Saturno, quien espiaba por una rendija en la puerta.

"Novio" dijo ella. —Manos a la vista.— dijo mostrando ambas. Le recordó a las veces en que hizo chequeo en la carretera con la policía. Por suerte para él, podía quemar el alcohol en su aliento con el cosmos...y más aún, podía caminar en línea recta cuando le pedían la prueba de equilibrio. Para los oficiales, era solo un idiota más en una motocicleta con aspecto de borracho. —A ver, una sonrisita.— apuntando la cámara hacia ellos dos (y la hoz, que estaba entre el rostro de ambos) tomó la foto con flash y un ligero ángulo inclinado que hacía parecer grandes su cachetes y más intensos los ojos de la guardiana. —Aha. Linda foto. La atesoraré.— dijo riendo, guardándose el impulso de dar saltos. Eso, y de darle unos cuantos besos a la pantalla. Al girarse volvió a mirar a Selene, guardando el teléfono mientras se sacudía las manos. —Gracias dama de la luna. Cuide a su novio, es un tipo alegre...aunque algo raro.— comentó con aire casual. La cosa era que arriba, en el palco divino, el mismo Saturno le dijo que NO tenia novia; o le había mentido (cosa improbable con lo lenguasuelta que era) o era parte de la estratagema del hermano de la señorita Saori. Y en eso prefería no meterse. —Hasta luego.— se despidió con un gesto miliciano, desapareciendo en un susurro.

Menos de un segundo después abrió la puerta del palco de los dioses.
avatar
Metal Napper
Silver Saint
Silver Saint

Armadura :
Santo de Plata de Ophiuco

Mensajes : 61

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.