Conexión
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Mar de Fuego, Cielo de Cenizas [Tema Global - Despertar de Ares]
Ayer a las 11:06 pm por Narrador

» What song are you listening to?
Sáb Jul 14, 2018 10:07 pm por Toki

» Reviviendo Memorias [Yusei]
Sáb Jul 07, 2018 2:32 pm por Yusei

» Censo [Mayo - Junio]
Mar Jul 03, 2018 2:34 am por Anheru

» Un merecido descanso [Libre]
Dom Jun 24, 2018 11:37 pm por Gaël

» Petición de Personaje
Jue Jun 07, 2018 12:37 am por Atsushi Kinugawa

» Sailor Moon Crystal - Foro élite, cambio de direccióny botón-
Miér Mayo 16, 2018 12:24 pm por Invitado

» Santo de Piscis - Yumoto Hakone, El Guerrero del Amor
Jue Mayo 10, 2018 9:30 pm por Cosmos

» Shonen Rol (Afiliación Élite)
Jue Mayo 10, 2018 3:31 am por Invitado

Links Directos
Compañeros
Hermanos
Élite
Crear foro Crear foro  photo untitled45.png School Deluxe NEW

El Camino de la Niebla

Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: El Camino de la Niebla

Mensaje por Bastian Nightray el Dom Nov 05, 2017 9:35 pm

Aquella ciudad era un lugar espectral en todo el sentido de la palabra. Ubicaba en un punto distante del norte de alemana, rodeada por un espeso bosque, colinas y uno que otro acantilado. Aquel camino poco transitado durante el día se volvía completamente solitario en las noches. Debido a que la espesa niebla borraba cualquier cosa que estuviera alejada a unos cuantos metros de la vista.

El tiempo parecía no trascurrir, quedándose relegada en las viejas tradiciones. No solo las  antiguas construcciones que dominaban el panorama, si no también los usos y costumbres de sus habitantes denotaban aquel aspecto. Ideas arcaicas para un mundo civilizado, que debido a la toponimia y alejamiento de aquel centro urbano rara vez veía afectado su modus vivendis.

Pero esta ocasión el aparente estatus quo parecía quererse desquebrajar. La paz inquietante de sus caminos se vio interrumpida por el andar de una sombra, una persona esbozada en una oscura capa que hizo oídos sordos a la recomendación de no internarse en los bancos de nieblas.  Sentido común nublado por viejas historias y leyendas que los habitantes seguían de forma estricta.

Se detuvo en cierto punto del camino. Esperando atento, manteniendo su posición sin moverse en lo más mínimo. Ahí entre la cortina de niebla salieron dos figuras a su encuentro.

La primera se trató de una dama, la razón de que él estuviera a la espera. Vestida de tal forma que resaltaba la elegancia de su posición. Ella fue la primera en romper el silencio presentándose como era debido.


–Al contrario Lady Stryga es un honor para mí recibir la visita de tan distinguida dama–  expresó haciendo reverencia en señal de respeto.  –Puede contar con mi entera disposición para cualquier cosa que requiera o necesite–  

Lo siguiente fue dirigir su mirada hacia la otra figura. Que no se trató de ninguna persona, sino de un oso panda gigante. El panda clavo sus ojos sobre Bastian fulminándolo con su mirada. Algo que era difícil de pasar inadvertido y que parecería algo irracional para muchas personas.

–Y parece ser que no soy de todo el agrado de su acompañante– acotó de forma tranquila y devolviendo una sonrisa hacia el panda mientras que lo observaba de forma curiosa.
avatar
Bastian Nightray

Mensajes : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: El Camino de la Niebla

Mensaje por Bastian Nightray el Jue Nov 23, 2017 9:22 pm

Y así la dama de un plumazo borro el peso de las normas de etiqueta y formalidades, pasando a una interacción más desahogada entre los dos. Puntos a su favor a los ojos de Bastian el no tener que hablar de forma tan rimbombante durante toda la estancia  de Jade Stryga. –Favor que me haces– fue su primera respuesta. – ¿Jefecita?– se preguntó llevándose la diestra al mentón pensando cómo se escucharía llamar a la joven dama de esa forma. –No suena tan mal–  podía tachar eso de su lista.

–Conozco un buen lugar donde sirven un buen café y té– dijo señalando en dirección de la ciudad. –Altamente recomendable, aunque tendré que hacer unos arreglos monetarios para su acompañante– expresó sin mucha  preocupación. A esas alturas sabía perfectamente que en esas ciudades podían ser permisibles por una módica cantidad.  Incluso las poco éticas o ilegales, el limite era el que tu capacidad monetaria  permitiera.

–Puede ser que tengamos un grave problema al principio, pero sé que nos llevaremos bien al final ¿O tu qué me dices Pango?– dijo llevando ambas manos al frente para hacer un aplauso, mientras ladeo la cabeza con una sonrisa, sin quitarle la vista al panda gigante. En efecto tenia curiosidad sobre aquel panda, no todos los días podía tener uno de cerca y poco o nada le importaba que tuviera una actitud áspera hacia su persona.

–Por supuesto– se arrodilló mientras escuchaba las palabras de Stryga, un discurso en el que invocaba las fuerzas de la armada de Marte, huestes hechas con el único propósito de la guerra. La lanza brillo y en respuesta a las palabras de la mujer, esta materializo una de las Mallas del ejército marciano. El tótem de la mantis resonó con tono armónico al cosmos de Bastian, que también se manifestó casi al instante. Denotando así que era compatible con la embestidura.

–Eso fue inesperado– dijo aun algo sorprendido por el suceso. Aunque no hizo alguna pregunta al respecto. –Y se nota tu buen gusto en la elección de los detalles– mencionó al ver los adornos de encaje, que hacían juego a las vestimentas de la dama. Se reincorporo y con una orden de su cosmos el tótem se desvaneció. Aun no era tiempo de vestir la armadura y no quería ir con ella a cuestas por todo el lugar.

–Bien hora del café y té – comentó tras marcar el camino que debían seguir. –Y aprovechando su elección, les sugeriría que probaran los postres y galletas que ahí hornean. No se arrepentirán–
avatar
Bastian Nightray

Mensajes : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: El Camino de la Niebla

Mensaje por Bastian Nightray el Vie Nov 24, 2017 9:31 pm

–Sera complicado recordar tan largo nombre– expresó mirando de reojo el rostro del Panda, quien le devolvió una mala cara a Bastian. – ¡Oh! Espero algún día  verlo utilizando esa coraza– el caminó fue tranquilo, siguiendo un sendero directo hasta el centro de la ciudad. De ahí tras avanzar algunas calles llegaron a destino. Tras pasar los tres tomaron asiento en un sector del local y comenzaron a conversar los asuntos que eran de su interés.

Las exigencias no fueron mucho problema. El hombre habló con una de las camareras para que todas sus peticiones –por excéntricas que fueran a ser– fueran cumplidas cabalmente. La joven asintió y comunicó la indicación a sus demás compañeras de trabajo.

–En este lugar es normal general tener diseños mas tradicionalistas– dijo para después su taza de café que recién le sirvieron. – Aunque por norma es una “ciudad” adquirió esa categoría por la antigüedad de la misma, pero comparadas con ciudades más modernas al sur del país bien podría tratarse de un pueblo grande de montaña– tomó un poco de crema para verterla seguido de unas cucharadas de azúcar. Solo las suficientes para endulzar un poco el café.

Dio  otro sorbo y escucho la primera pregunta de la dama. –Caos aquí y caos allá– mencionó tras poner la taza de nuevo en la mesa. –Eso es lo que me dicen mis contactos– Parecía que no todos gozaban la tranquilidad que aquí se sentía. Aunque decir “caos” es algo ambiguo, bien podría ser solo el ajetreo de la modernidad– dijo recordando lo que pensó al escuchar aquel rumor. –Uno nunca sabe aunque puede que aquellos no fueran solo exageraciones, tomando en cuenta su visita. Aunque no muchos sabrían el significado que oculta nuestro encuentro en este día–   tomó otro sorbo a la taza dejando solo ¼ de la misma.

Escuchó de forma curiosa la segunda pregunta y la acotación del panda, que lamentablemente no pudo interpretar. Se podía notar que era un orador elocuente, por algo el título y su rango, pero era una lástima que no era capaz entender sus palabras. –Que se le va a hacer– suspiró por aquello.

– ¿Y porque no hacerlo?– inquirió como si tratara de un juego más que una pregunta seria.

–Algunos tienen historias trágicas tras sus actos. Llenas de dramatismo, fatalidad y poca fortuna como tras fondo. Otros tienen un resentimiento hacia este mundo. Otros llenan el papel del héroe trágico que antepone sus ideales ante todo y otros solo quieren el mundo arder porque así nacieron– no es que evadiera la pregunta pero aquello serbia a modo de introducción.

Dio un último sorbo a la taza dejándola vacía. Tras eso levanto la mano para solicitar que la rellenaran. Acto seguido la misma camarera se acercó a la mesa con una cafetera en mano, lista para cumplir con la solicitud.  –Gracias y sigo a la espera de las galletas de siempre –

–Hay oportunidades que ocurren una sola vez en la vida. En mi andanza por este mundo me entere de que las leyendas no eran simples leyendas. Bueno primero descubrí lo del cosmos y esas cosas, guerras santas, peleas entre dioses, humanidad en peligro y todo aquello– mientras decía eso preparaba su café como lo había hecho la primera vez. – Y !uaaaaala! me topó de frente con la armada marciana y también me entero que estaban reclutando gente. Así que me pregunte a mi mismo si debía de subirme al barco y pues llegue a la conclusión que era más fácil encontrar una aguja en un pajar antes de que se repitiera una oportunidad así– hizo una breve pausa porque una canasta de galletas de mantequilla fue colocada en la mesa.

–Si soy rico, algo que no desprecio por que facilita mucho la vida. Algunos dirán que no tengo ningún motivo para enrolarme en todo esto, pero ¿Cuántas veces se tiene la oportunidad de ver en primera fila una batalla en que se juegue el destino del mundo? Aunque puede que no sea algo tan épico, igual prefiero verlo y dar mí critica constructiva al respecto–

–Bien es su turno de dar su punto de vista sobre este asunto, ya di mi pequeña reseña de el porqué de esto y aquello y toca escuchar un poco de ustedes– dio una mordida a una de las galleta. –  Aunque será una pena no poder escuchar las historias del amigo Pango. Eso sí es una tristeza y me parte el corazón–
avatar
Bastian Nightray

Mensajes : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: El Camino de la Niebla

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.