Conexión
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Mar de Fuego, Cielo de Cenizas [Tema Global - Despertar de Ares]
Miér Mayo 23, 2018 4:07 pm por Gyoi

» Reviviendo Memorias [Yusei]
Lun Mayo 21, 2018 11:20 pm por Yusei

» Sailor Moon Crystal - Foro élite, cambio de direccióny botón-
Miér Mayo 16, 2018 12:24 pm por Invitado

» Santo de Piscis - Yumoto Hakone, El Guerrero del Amor
Jue Mayo 10, 2018 9:30 pm por Cosmos

» Shonen Rol (Afiliación Élite)
Jue Mayo 10, 2018 3:31 am por Invitado

» Shinobi Wish {Élite - Cambio de Botón}
Miér Mayo 09, 2018 11:26 pm por Arsenio Markov

» Libro de Firmas
Miér Mayo 09, 2018 7:34 pm por Yumoto Hakone

» Petición de Personaje
Dom Mayo 06, 2018 2:35 pm por Arsenio Markov

» Iniciando un nuevo día [Privado]
Dom Mayo 06, 2018 1:36 am por Gaël

Links Directos
Compañeros
Hermanos
Élite
Crear foro Crear foro  photo untitled45.png School Deluxe NEW

Un encuentro inesperado [Vasant]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

Un encuentro inesperado [Vasant]

Mensaje por Calliope el Jue Dic 14, 2017 5:53 am

Al parecer las cosas terminaron por tener cierto desenlace feliz. Al regresar a aquel lugar maldito, Calliope había esperado terminar encarcelada en cabo Sunion o aún mejor, asesinada en su descontrol por liberar la furia que sentía. Si bien había sido ascendida de portar una armadura de plata a formar parte de la elite dorada, no era aquella distinción la que le dejaba un buen sabor de boca: era el hecho de tener finalmente “libertad”.

Como amazona de plata había pasado gran parte de su vida obligada por las normas y deberes de su condición, más al ser ahora una de los 12 grandes… ¿Quién tenía poder sobre ella? Por supuesto, era cierto que aún quedaba el patriarca y Saori como sus superiores inmediatos ¿Qué podrían hacer ellos cuando a duras penas pasaban tiempo en aquel lugar? Al final de cuenta el Santuario no era mejor que cualquier oficina de burócratas mal pagados.

Aprovechando todas estas condiciones y más “tranquila” con su situación para con el Santuario y todo lo que representaba había perdonado a la inútil de Sofía. Después de mucho tiempo le había dado al fin aquello que tanto anhelaba: reconocimiento y un ama que le tirase de la correa. Cierto, la chica era un dolor en el culo la mayor parte del tiempo, más también podría ser muy útil cuando de hacer labores de la casa se trataba y de cualquier otro tipo de trabajo desagradable. En cuanto respectaba a Calliope, era el momento de tomarse unas bien merecidas vacaciones de toda la mierda que había inundado su vida.

Lamentablemente, no contaba con demasiado capital al haber abandonado su trabajo de manera precipitada, ni de bienes al haber pasado gran parte de s vida en aquel lugar sin futuro. Por ello había decidido enviar a Sofía a su primera gran misión, conseguir dinero. En realidad no le importaba el modo de hacerlo solo lo requería. Lamentablemente mientras eso sucedía y la mujer se recuperaba de tres peleas continuas debía mantenerse estática por un tiempo y Rodorio sería el oasis provisional de su descanso.

Aquel día en particular, la chica había despertado tarde y saliendo por primera vez de su espartano departamento rentado se aventuró a las calles confiando en que su habilidad le permitiría pasar desapercibida entre las masas. Rodorio era un pueblo pequeño y servía meramente como zona de paso entre la sociedad normal y los subnormales que habitaban el Santuario, era pues imperioso que la chica no llamase la atención pues muchos aspirantes y caballeros solían escaparse a ese lugar a tener “aventuras” y pasar el rato. Por ello Calliope andaba con tiento en el pequeño mercado del lugar, ocultando sus pasos y mezclándose entre la masa sin rostro del gentío.

Era ya medio día cuando su estómago le exigió atención y no pudiendo negar mal aquel hecho, la chica se encamino a un pub cercano donde pidió una cerveza bien fría y una orden de hamburguesas y papas a la francesa. Complacida consigo misma se sentó en una mesa apartada del bullicio y se dispuso a devorar aquel manjar.
avatar
Calliope

Mensajes : 114

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un encuentro inesperado [Vasant]

Mensaje por Vasant el Jue Dic 14, 2017 9:23 pm

**Un nuevo día inicia en el Santuario, si bien es un lugar bastante antiguo se encuentra ya en ruinas de lo que realmente fue en tiempos pasados, el astro rey emerge por el oriente, cubriendo con sus inmaculados rayos el nuevo día, en aquel momento se puede percibir como una persona se encuentra sentado en las escalinatas de la entrada a la primera de una serie de partenones, los cuales finalizan cerca de una gran estatua erigida a la Diosa de la Sabiduría y la Guerra Justa, Athena.

Aquel sujeto se ve que porta una indumentaria bastante sencilla, pues constaba de un chaleco de cuero, una camisa de tonalidad azulada, al igual que su longeva cabellera y su pantalón, el mismo se le podía observar a su lado un pilar de libros casi tan alto como él, mientras éste se encontraba sumergido en la lectura de uno de ellos, en el transcurso de los minutos todo parecía mantenerse exactamente igual lo único distinto era el movimiento del joven para cambiar de página con su mano izquierda y el soplar del compás eólico que era apacible en aquellos momentos.

En el instante que finalizó el libro se escucha mencionar -Wow! Qué serie de libros tan interesantes, esa persona realmente tiene una capacidad deductiva impresionante, le agradeceré al Bibliotecario de Rodorio por recomendarme esos libros- en lo que cierra se puede detallar que realmente la mayoría de los libros son de la serie de Sherlock Holmes, el que portaba en su mano era el último de las cuatro novelas escritas por Arthur Doyle, "El valle del terror", los otros libros hablaban sobre los Imperios Romano, de Alejandro Magno y del Imperio Persa, al parecer le encanta leer al joven por lo que se colocó de pie y estiró su cuerpo un poco para poder llevar los libros de vuelta a la Biblioteca dr Rodorio, ya que ha finalizado la lectura de ellos -Ya las estrellas se fueron... que mal, yo que me puse a leer bajo ellas porque era hermoso- reveló el sujeto dando a entender que estaría desde la noche leyendo sin detenerse en momento alguno, su afición era bastante grande a la lectura, más cuando la temperatura desciende tanto en las horas nocturnas.

Haciendo gala de su habilidad innata, eleva la notable cantidad de libros y comienza a caminar luego de un leve estiramiento de su cuerpo, el rumbo que toman sus pisadas era el poblado de Rodorio, en lo que va en su apacible andar puede escuchar un sonido que proviene de su fisonomía, era su aparato digestivo que clamaba por algo de labor, éste no hace más que ruborizarse un poco pues sabe el longevo lapso de tiempo en el que no ha disfrutado de una deliciosa comida, así que de ipsofacto creo una ruta en la que como primera instancia visitará la Biblioteca y posteriormente el restaurante cercano y regresar para disfrutar de otro grato tiempo de lectura, cuando finalmente culminará sus entrenamientos diarios, el tiempo transcurre con total tranquilidad y es cuando se puede ver que el joven llega al mencionado pueblo y como era de esperarse siendo alguien del Santuario, fue rápidamente reconocido por varios de los pobladores, los cuales se acercan a el y comienzan a pedirle diversas cosas, algunos con dudas y los niños para que jugará con ellos, mientras el sonríe sigue caminando y les dice -Será después que deje los libros en la Biblioteca- en eso un puñado de pequeños lo siguen y le preguntan -Vasant-sama, ¿Cómo puedes hacer flotar las cosas así?- en aquel se detiene un poco sorprendido y voltea a verlos para contestarles -¿Sama? No soy mucho más que ustedes, y fue una habilidad que las personas de mi tierra natal tienen, aún así la sigo entrenando para hacerlo cada vez mejor- en eso los niños se reúnen a su alrededor y sin dudar dos de ellos se suben a su espalda, cosa que no parece molestar en lo más mínimo a este quien reanuda el sendero a la Biblioteca, en lo que llega los niños se bajan de él y empiezan a correr por la calle jugando entre ellos.

Al ingresar al recinto se puede ver la gran variedad de libros que se encuentran en el mismo y en voz baja dice -Buenos días- a lo que el Señor Bibliotecario volteó y le responde con una sonrisa -Ohh... pero si es uno de mis seguidores más arraigados, el Santo de Aries, Vasant- el joven de cabellera azulada se ruboriza un poco ante tal elogio y por la misma eleva su mano hacia su nuca rascándose un poco -Jejeje, gracias... También le agradezco por la recomendable serie de libros, me gustaron mucho- a lo que el Bibliotecario asienta y toma los libros para luego decir -Me alegra saberlo, por cierto ya te preparé la serie de libros sobre las culturas prehispánicas y la mitología japonesa- mientras camina hacia un pilar compuesto por ocho libros, bastante gruesos la mayoría, en ello el Santo de la Constelación de Carnero le afirma -Que bien, los traeré en 3 días- a lo que el Señor no se preocupa en lo absoluto por ello mientras se los entregó por completo y es cuando el mismo hace una pequeña reverencia para posteriormente salir del lugar con los mismos, para continuar su camino hacia el restaurante y poder comer algo antes de su entrenamiento.

En el momento que ingresa al restaurante saluda con bastante calma, en aquel momento empezó a revisar la variedad de opciones que se encuentran para desayunar y optó por un Club House, un par de emparedados grandes con salsas, tomate, lechuga, jamón, queso, además de una ensalada rusa y un grupo de patatas fritas, era algo sencillo que podría sentir que lo alimenta realmente, para que posteriormente al ser servido su plato y dejar en la mesa los libros, siente como una energía cósmica se siente con gran poderío en el lugar que al parecer está llegando, se trataba de una persona que no pudo reconocer al momento por lo que continúa comiendo buscando ya conversar con esa persona posterior a finalizar su comida, como la de aquella persona que imagina pedirá pues no imagino que fuese por licor a tempranas horas, el mientras usaba un poco de refresco para disfrutar su alimento ¿Quién era la persona? Se resolverá pronto en torno a la forma de ser de joven Ariano**
avatar
Vasant
Gold Saint
Gold Saint

Armadura :
Santo Dorado de Aries

Mensajes : 131

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un encuentro inesperado [Vasant]

Mensaje por Calliope el Vie Dic 15, 2017 6:02 am

Frente a sus ojos se encontraba el magnífico espectáculo de aquel manjar mundano, algo que se había dado el lujo de probar unas cuantas veces y que creía ardorosamente era el verdadero festín de un campeón. Las papas grasosas bañadas de sal, la hamburguesa jugosa y humeante y aquella helada e invitante bebida de regusto amargo ¿Qué más podría pedir? ¿Qué podría arruinar su día de descanso? Todo… todo podría pasarle en aquel lugar.

Se encontraba a punto de llevar la hamburguesa a sus labios para propinarle una enorme y glotona mordida cuando se percató de la llegada de aquel hombre. Vaya forma de ir llamando la atención. Pensó en primera instancia al contemplar el color tan peculiar de su cabello y la belleza casi irreal de su ser. No su tipo a decir verdad, pero suficientemente exótica para atrapar su mirada… después vino algo menos agradable: su cosmos. Aquel joven era poseedor de una fuerza abrumadora que mantenía a raya con gran maestría. Era fácil asumir que era un santo de Athena.

Por un momento su cuerpo se tensó enteramente y se vio obligada a bajar su comida con cuidado al plato. Haciéndose una con el entorno se mantuvo a la expectativa, siguiendo sus movimientos y acciones. ¿Estaba ahí por ella? ¿Era nuevamente perseguida? Aquello era molesto y algo que hasta cierta medida esperaba. Solo hubiese deseado le diesen un poco más de tiempo para disfrutar de su recién adquirida libertad.

Sin embargo, el joven le ignoro pidió su comida y tomo una mesa en el centro del bullicioso lugar. Lanzando un suspiro de tranquilidad se obligó a relajarse, no deseaba atraerlo a su presencia. Quizás sería una buena idea el partir de Rodorio, quizás del continente también para estar segura… ¿las Bahamas? ¿Cuba? Eran cosas que tenía que considerar.

Nuevamente se disponía a comer cuando un creciente bullicio le hizo apartar la mirada de su platillo. Por la puerta del local se colaba un grupo de guardias del Santuario, los cuales reían y bromeaban despreocupadamente. Aquello no era raro, más uno del grupo llamo su atención, aquel que parecía ser el líder del sequito. Le conocía y desgraciadamente se dirigían en su dirección. Ensimismados cual iban los hombres no parecieron notarla y al pasar por su mesa uno de ellos golpeo su borde y derramo sobre las piernas de la mujer la cerveza… ahí comenzó a ir todo mal.

-Una disculpa, no me… El hombre se detuvo atravesando el encanto de Calliope, descubriendo su faz en el lugar. –¿Calliope?¿Qué demonios haces aquí? Creí que te habían destituido de tu puesto? Indago el hombre con incredulidad frunciendo el ceño y con cierta satisfacción, aquel había sido uno de sus contrincantes en la obtención de la armadura de Grulla. Los que le acompañaban comentaban por lo bajo, riendo sin disimulo. Al parecer aquella noticia había sido grande, lo cual era bueno pues quería decir que aun su ascenso a dorada no se hacia del conocimiento previo.

-Hasta donde llega mi conocimiento este es un maldito país libre. Le espeto con desprecio al tiempo que comenzaba a limpiar con unas servilletas su pantalón de oscura mezclilla. El aroma a cerveza no se iría con facilidad. –No me digas que viniste a rogar por tu puesto… al parecer es cierto lo que dicen… cae más fácil un hablador que un cojo Ladro de vuelta con un gesto de satisfacción riendo ya abiertamente. La chica elevo su mirada, dos gélidas dagas celestes. –Vete al carajo Thomas. ¿No tienes que darle el culo a alguien? Vete de aquí, patética escusa de hombre. Declaro encogiéndose de hombros, tomando su hamburguesa se dispuso a probarle al fin, mas aquel que iba con el nombre de Thomas de un manotazo la lanzo al suelo. Las piezas del manjar se esparcieron por el suelo dejando aquello arruinado. –Cuida tu boca, perra estu… Sus palabras quedaron cortadas por un asertivo golpe en su rostro que lo mando dando tumbos hacia atrás. El resto de los tipos se pusieron en guardia para defender al amigo caído. De alguna manera, la había liado realmente. Suspiro, poniéndose de pie.
avatar
Calliope

Mensajes : 114

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un encuentro inesperado [Vasant]

Mensaje por Vasant el Vie Dic 15, 2017 11:54 am

**La fémina al parecer de había tensado con su presencia, la razón la desconocía pues el solía estar entrenando en la región de Jamir, a menos que la Diosa Athena o el Patriarca le llamarán por algo en peculiar, en esta última fue la misma Athena quien le pidió que se quedará en el Santuario, pues tenía un mal presentimiento, en fin, en lo que se sentó empezó a comer su desayuno sin mayor inconveniente, en lo que finaliza la primera de las cuatro partes del emparedado, puede ver que ingresan parte de la guardia del Santuario, jóvenes que postularon o aspiraron a portar alguna armadura, más no consiguieron dicha meta, estos llegan al lugar y empiezan a parecer disfrutar el momento, todo se mostraba normal hasta que derraman el tarro de cerveza de la fémina, continúa con sus alimentos tranquilamente mientras escucha la pequeña conversación la cual se empieza a tornar algo caldeada pues al parecer, ella no es alguien de quedarse callada ante las actitudes de los jóvenes, en lo que termina el comer el segundo de los cuatro pedazos de emparedados, puede observar como ésta parecer cansarse de la pésima actitud del sujeto y con velocidad le propinó un gran puñetazo, todo indica que se se comenzará una trifulca en el lugar y eso es lo que se debe evitar más si eres parte del ejército de Athena y en un lugar tan abnegado a ellos como es Rodorio.

En lo que el hombre parece estar listo para atacar a la fémina, se puede dejar ver como algo empieza a afectar la motricidad de su fisonomía, en aquel momento se le escucha decir -¡Maldita Sea!... ¿Qué me pasa? No puedo moverme- en ese momento el joven de cabellera azulada se colocó de pie y empezó a caminar hacia donde se encuentran ellos, los jóvenes lo reconocen y dan un paso atrás -Ustedes son parte de la guardia del Santuario, no deberían formar un espectáculo de esta forma y mucho menos aquí en Rodorio- la mirada del joven expresa claramente su disgusto con su actitud, mientras libera el cuerpo del llamado Thomas y es cuando se les escucha decir con temor a los demás -Va...Va...Vasant-sama ¿Qué hace aquí?- mientras el llamado Thomas le mira con mucho respeto baja un poco la mirada y dice -Vasant-sama ¿Por qué defiende a está perra?- el joven Ariano eleva su ceja izquierda al escuchar la alocución de Thomas y empieza a responder a todos -Vine a Rodorio a entregar unos libros y llevarme otros...- para nadie era secreto la fascinación de este por la lectura, en ello prosigue pero viendo a Thomas -... ¿Cómo puedes llamar a una mujer así? Estas al servicio de una Diosa, es decir... una mujer, así que respeta, sin importar lo que pasó entre ustedes le debes respeto ¿Por qué no llamas así a Aria o Rin?- finaliza sus palabras con el cuestionamiento que puso nerviosos a todos, pues nombró a dos amazonas que eran de los Caballeros Dorados, por lo que estos bajan su mirada y hacen una reverencia a excepción de Thomas, mostrando su arrepentimiento por sus palabras y es cuando Thomas le mira y dice -Lo Siento, tiene razón Vasant-sama pero... ¿Por qué defiende a una desertora?- era un cuestionamiento bastante interesante pero que el joven de Jamir se encargaría de responder con bastante facilidad -¿Crees que el Patriarca dejaría que un desertor corriera con total libertad por Rodorio? Tengo entendido que Stan fue regañado por ser forjador de varias traiciones por su actitud ante los Santos de Plata y Bronce, así que no tengo nadie que buscar y detener- en aquel momento baja la mirada y parece no tener más opción que hacer una reverencia a la fémina, en aquel momento se da media vuelta para ver a la misma y decir en tono bastante bajo -No es bueno crear alboroto y menos en el pueblo, después de todo se nota que eres un Santo de Oro- el no quería que lo que quizás ella mantiene en secreto, se revele pues ella debe tener sus motivos personales, para posteriormente buscar regresar a su asiento y buscar terminar su comida con mucho gusto**
avatar
Vasant
Gold Saint
Gold Saint

Armadura :
Santo Dorado de Aries

Mensajes : 131

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un encuentro inesperado [Vasant]

Mensaje por Calliope el Vie Dic 15, 2017 10:32 pm

No había sorpresa en la forma en que aquella situación enojosa había evolucionado. Como era de esperarse entre los santos de Athena, les era difícil el mantenerse lejos de una posible “victima” del abuso o cualquier ser “desprotegido”. En aquel momento en específico tal parecía que Calliope entraba en uno u otro esquema y el desconocido de cabello espectacular se lanzaba en su ayuda.

Ayuda que la chica no requería pues sabía bien que no necesitaría más que un par de golpes por ente para dejarlos fuera de combate; ayuda que le ponía en la enojosa posición de tener que interactuar con el esbirro de Athena y ayuda que al final del día que traería más problemas que virtudes. Así pues, la chica retrocedió un paso, lanzo un suspiro de resignación y contemplo con brazos cruzados la interacción entre los guardias y el santo desconocido.

-¿Crear alboroto? –Exclamo con voz irritada al tiempo que elevaba su ceja derecha en un gesto apreciativo. –Debes estar bromeando, yo solo quería comer… ese pedazo de mierda ARRUINO mi desayuno. No es culpa mía que su inseguridad masculina le haga ser un patán. -Continuó lanzando miradas provocadoras en dirección de Thomas que contenía sus deseos de ir sobre ella ante la presencia de aquel santo cuyo nombre era Vasant.

-Cuida tus palabras Calliope… -Gruño por lo bajo Thomas, su paupérrimo cosmos rebullía contenido al tiempo que con su mirada traspasaba a la mujer, se haber tenido la habilidad de hacer estallar la cabeza de la chica lo hubiese hecho. -¿O que? ¿Le dirás a tu mami que una niña en el arenero te robo tus juguetes? Sigues siendo el mismo cobarde de siempre. –Declaro con voz burlona alejando su mirada del interpelado para posarle después en Vasant.

No agradezco tu ayuda, pues no la necesito. Como Thomas ha elaborado correctamente soy una PERRA y no me avergüenzo de ello. Saori Kido es una perra también, pero una con dinero y suficientes perros falderos que limpien tras sus faldas de seda. –La aseveración cayó como un vaso de agua fría sobre los guardias que nuevamente se acercaron a la mujer tratando con miradas amenazadoras. Los mismos comensales comenzaron a retroceder y salir del local ante aquello. Al vivir en aquella ciudad sabían de primera mano lo que implicaba una pelea entre los santos de Athena y sus enemigos, y aquella chica de cabellos pajizos ciertamente calificaba como lo segundo.

Ignorando el ambiente la chica se alejó del grupo y se dirigió a la barra donde el cantinero retrocedió ante su llegada chocando con los vasos que guardaba en un anaquel en aquel punto. –Una hamburguesa y una cerveza bien fría… doble porción de papas. Aquel inútil paga. Exclamo señalando a guardia aun contenido por Vasant, al notar la inmovilidad del cantinero dio un golpe en la barra sacándole de su desconcierto. –Ahora… -Exclamo con una mirada amenazante que fue suficiente para poner en movimiento al gordinflón cocinero/tabernero.
avatar
Calliope

Mensajes : 114

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un encuentro inesperado [Vasant]

Mensaje por Vasant el Sáb Dic 16, 2017 11:16 am

**Las palabras de la rubia hacían que el joven de azulada cabellera le observase con bastante detenimiento, pues ella le comentaba algo que si bien era cierto, el no parece preocuparse por ello y es cuando comienza a responder con mucha calma a la fémina -Lo de crear alboroto se lo dije a ellos, no fue por ti...- mostrando una leve sonrisa en sus labios, si bien el Ariano podía verse como alguien galante, no era de los que presume sus atributos físicos, era una persona muy dada a la espiritualidad, como todos los que son nativos de su inhóspita región, en aquel momento puede escuchar con mucho detenimiento como ella se burla de este con bastante facilidad, que no puede evitar que el joven de cabellera azulada suelte una carcajada por la inventiva de la misma, era una realidad, no puede buscar que nadie lo defienda ya se supone era lo suficientemente apto para tratar de ser una Santo Ateniense, así que debería saber defenderse por si mismo, en aquel momento ella le profiere que no necesitaba de su ayuda en eso a lo que este prosigue sus palabras -...no te ayude porque lo necesitarás, sino para evitar una pelea cuando se supone que se vino a comer en paz...- en resumen, si ella se quería pelear con el bien podía hacerlo, pero afuera del establecimiento, ya que el deseaba comer en paz y también imagina que es lo que ella deseaba al estar ahí.

Las palabras que ella mencionó en pos de ella y como esta se refiere a la Diosa Athena, hace que no pueda evitar reírse por lo que continua su andar hacia la mesa para seguir comiendo con mucho gusto, era una mujer de espíritu bastante aguerrido a diferencia de Rin y Aria, que si bien son dignas de su cargo, no muestran ese temple de hacer lo que quiere y porque lo quiere, desde que conoció a Aria siempre la vio como alguien que le gustaba recordar a sus allegados, en aquel entonces era una Santhia de Plata, pero siempre muy estética y femenina para sus cosas, aunque algo introvertida, Rin por el contrario, era alguien extrovertida y bastante alegre, casi que el prototipo de una Idol, solo se podía dejar ver ese temple cuando luchaba con alguien, el podía ver que ella una de los nuevos Santos Dorados, había escuchado que dos Santhias de Plata, ahora eran guardianes de las Casas de Gemini y Sagittarius, por lo que empieza a repasar en su mente por un momento y recuerda que solo restaría un guardián para la última casa, la de Piscis, desde el retiro de Yusei la casa quedó sin guardián, en lo que regresa  al lugar puede darse cuenta que ya varios comensales se retiraron ante la amenaza de una supuesta pelea entre los Santos Atenienses, pero la fémina parece estar más interesada en comer una hamburguesa, en eso uno de los jóvenes que acompaña a Thomas se acerca a Vasant y le dice con su debido respeto -Buenas Vasant-sama, mucho gusto, mi nombre es Arturo, vengo desde Venezuela y estoy entrenando para ser Santo de Plata...- en ello nota que efectivamente el se nota más joven que ellos y esta en la edad de intentar llegar a ser una santo ateniense y le responde -¿Qué deseas Arturo?- en eso le mira y algo ruborizado pues se ve que le parece apenar un poco conversar con quien se sabe es uno de los Santos más poderosos, le comenta -Quisiera entrenar con usted, mi maestra falleció en una misión hace un mes, además de que calmará un poco a esa mujer- en ese momento Vasant le observa a los ojos y le dice con mucho gusto -Esta bien, sientate a comer algo.... cuando terminemos nos vamos a ver que tan avanzado vás y dejala tranquila, solo esta cansada de tantas cosas que tiene en su vida- su habilidad psicokinética el dejo ver como su alma sufre quizás por tantas cosas que ha vivido, en ellos el chico sonríe y le obedece, en eso le mira al mesonero y le dice -Da un Club House a Arturo y un jugo de naranja- en eso el mesonero asiente y se va por la comida, en ese momento Thomas parece estar algo indignado de como el grupo se redujo y como no pudo detener la actitud de Calliope**

Arturo:
avatar
Vasant
Gold Saint
Gold Saint

Armadura :
Santo Dorado de Aries

Mensajes : 131

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un encuentro inesperado [Vasant]

Mensaje por Calliope el Sáb Dic 16, 2017 9:23 pm

Esperaba que la presencia de aquel santo y la clara exposición de sus intenciones fuesen suficientes para que la chica pudiese seguir con su comida. Ignorando las penetrantes miradas de disgusto de los guardias y sus murmuraciones ante lo sucedido saco su teléfono celular y envió un mensaje a Sofia, instigándole a “mover el culo” y darse prisa con la tarea pues ya le tenía una misión nueva.

Thomas, iracundo como se podía haber visto, no dejaba de observar con mirada herida y molesta a aquellos dos seres. Desprecio hacia la mujer que había demostrado ser un dolor de cabeza e incredulidad ante el santo de cabellera azulada. Este último era el que más le sorprendía ¿Cómo era posible que dejase que la mujer se expresara de tal forma de su diosa? ¿Cómo podía estar tranquilo enfrente de aquella traidora? No, aquello era insoportable.

Al tiempo que el posadero coloco frente a la mujer su nueva orden y se retiró con acelero no queriendo nada que ver con ella. Thomas se alejó del grupo con paso decidido en dirección de la barra, ignorando las recomendaciones y suplicas de sus compañeros de dar por terminado aquel asunto ahí y ahora. Después de todo, no solo se enfrentaban a la furia de un santo de Athena, si no de dos.

Calliope le oyó antes de que se detuviese a su espalda con pesados movimientos, la chica había tomado la cerveza y le dio un trago profundo tratando de prepararse para lo que pudiese decir. Con parsimonia y sin prisa se giró en dirección de Thomas que con puños crispados y rostro sonrojado por la furia le observaba a un par de pasos.

-No escuchaste a ese otro tipo. ¿Acaso no sabes que debes obedecer a tus superiores? Lárgate ya, mas no olvides dejar pagado lo que debes. –Declaro encogiéndose de hombros con despreocupación, al tiempo que se disponía a dar media vuelta en dirección de su comida intacta. –No pretendo pagar nada, maldita irreverente. ¿Cómo osas hablar así de alguien tan pura y buena como lo es Athena? ¿Acaso no temes a la ira de los dioses al blasfemar de esta manera? –A medida que sus palabras eran dichas, la molestia y frustración crecia en el.

-¿Cómo es posible que hayas sido elegida como un Santo? DOS VECES… eso no tiene sentido… Maldita bruja… -Al parecer ese era el meollo del asunto, Calliope suspiro posando sus ojos aburridos en aquel hombre frustrado por no alcanzar el sueño precoz de cualquier adolescente romantizado. –Es por que no tienes nada de especial… el hecho de que tu queja real sea que no lograste lo que yo, es… patético… Olvidalo Thomas, confórmate con lo que tienes… vete al carajo y déjame en paz. –Exclamo con frialdad esperando que aquello fuese suficiente para alejarlo. Lamentablemente no era así.

La chica al darle la espalda le perdió por un instante de su radar y fue cuando el joven aprovecho para atacar. Después de todo, Thomas no era un humano normal, conocía del cosmos y había estado a punto d obtener el manto de plata. Por ende, cuando el golpe cargado de cosmos le llego por la espalda no solo fue un pequeño impacto, fue uno lo suficiente para proyectar el cuerpo de la mujer contra la barra, romperle e irle a estampar contra las botellas de alcohol y vasos a unos metros de ella.

La conmoción fue suficiente para hacer salir al resto de los comensales en tropel y dejar aquel lugar semi desierto. Thomas, con aliento entrecortado, contemplaba la destrucción de sus acciones buscando entre los escombros al catalizador de su actuar. Calliope emergió de entre estos bañada en alcohol, cristales rotos y polvo. Su ropa desgarrada y su piel con cortadas superficiales se manchaban de carmín. –Oh… si que la has liado… -Murmuro con voz baja al tiempo que el cosmos dorado le rodeaba haciendo temblar la edificación. –Te enseñare a respetar a tus superiores. –Declaro con una sonrisa cruel al tiempo que apuntaba su mano en dirección del infractor, dejando que una esfera de energía destructiva se congregase en ese punto.
avatar
Calliope

Mensajes : 114

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un encuentro inesperado [Vasant]

Mensaje por Vasant el Dom Dic 17, 2017 6:59 pm

**El tiempo estaba transcurriendo de lo más tranquilo para el joven de cabellera azulada, quien se convertía en mentor del joven de tes bronceada y cabellera oscura, el compás eólico se mostraba apacible mientras este finaliza la tercera parte de las cuatro de su emparedado, en ello escucha como los sujetos buscaban detener a Thomas diciendo que dejase todo hasta ahí, que si continúa lo que podría era meterse en algo mayor pues estaría tentando a que reaccione el joven de Jamir y se pudiera molestar, aunque hasta el momento es algo que nadie puede decir que ha logrado ver, pues siempre es conocido por su gran nivel de tranquilidad y paciencia, en eso se puede observar como el mesonero llega con el pedido para Arturo, el cual se muestra contento y comienza a comer el desayuno, en ello Vasant se percata que todo lo expresado por los jóvenes al parecer fue inútil, pues Thomas se acercó a Calliope nuevamente, como quien busca continuar aquella serie de impaces verbales y físicos con ella.

La discusión entre ellos se reanuda, pero por lo que detalla mientras come sus patatas fritas, ella deja rápidamente de discutir con él y buscar comer en paz la hamburguesa que ya poseía en la barra, en lo que ella volteó y lo perdió de su vista Thomas usó parte de su conocimiento del cosmos para propinarle un poderoso golpe a ella que hizo correr al poco público restante, Arturo quien ya iba comiendo el segundo pedazo del emparedado se voltea a ver sorprendido, mientras los ojos azulados de Vasant emiten un claro resplandor -Arturo, lleva a Calliope a que le revise el médico- en ese momento la silueta de Thomas vuelve a ser paralizada, poco a poco parece que este fuese recibiendo una carga encima que le obliga a agacharse, mientras Arturo sale corriendo hacia Calliope y ya cerca de ella le enuncia -Calliope-san venga conmigo, al parecer Vasant-sama se piensa encargar del problema- mirando a la rubia que había dejado en exhibición su aura dorada, entre tanto empieza a verse como Vasant se colocó de pie y fue caminando hacia el lugar, los jóvenes que lo acompañaban se mostraron asustados y salieron huyendo del lugar diciendo a coro -¡Te lo dijimos Thomas!- al parecer en la platica que ellos tenían le comentaron a este que dejase eso de ese tamaño para también evitar conflictos con el Santo de Aries, en ello Thomas observa a Vasant y dice -¿Por qué la defiende Vasant-sama? Ha escuchado de sus palabras como piensa incluso de Athena, nuestra Diosa- en aquel momento éste detiene su andar a poco más de un metro, su mirada se mantiene seria y le dice en respuesta a su duda -Ella quizás lo diga de boca, pero tu lo haces con tus acciones...- dejando muy en claro lo que este idealisa -...te dije que dejarás de armar este alboroto en el pueblo, para ellos...- señala al cantinero, el mesonero y los cocineros que estaban observando todo con detenimiento -...nosotros, los Santos de Athena somos símbolo de respeto y admiración desde la era del mito...- en si tenía bastante razón, pues varios en el pueblo lo llamaban sama solamente por saber que era un Santo, aunque no fuese muy dado a un superlativo como ese, pues siempre se acostumbró a luchar duro por lo que aspiró -...ahora dime... ¿Qué crees que pensarán ellos?- en aquel momento Thomas baja su mirada pues no tenía como refutar las palabras del Ariano, en ese momento comienza a elevarse la silueta de Thomas y empieza a salir del recinto, detrás de él se muestra caminando Vasant, el cantinero lo observó y por un momento recordó una escena donde el sacaba a varios niños jugando con ellos haciéndolos levitar, más en notable diferencia de su rostro el cual se encontraba bastante serio para como suele ser, en ello el cantinero dice -Acaso... lo hará levitar hacia el Santuario- pues en dicha ocasión llevó a los niños por todo el pueblo de esa manera sin problema alguno, en eso Arturo se sorprende al escuchar lo que puede llegar hacer su nuevo maestro, en eso extiende la mano hacia Calliope, esperando su respuesta para llevar al servicio médico del pueblo**
avatar
Vasant
Gold Saint
Gold Saint

Armadura :
Santo Dorado de Aries

Mensajes : 131

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un encuentro inesperado [Vasant]

Mensaje por Calliope el Dom Dic 17, 2017 10:22 pm

Nuevamente el molesto ariano se interponía en los asuntos de la nueva protectora del manto dorado. Inmovilizando primerameramente a su contrincante y posteriormente dándole una “lección” de moral y ética cual si de niños pequeños se trataba. La chica no podía dar crédito a la manera en que se le trataba y se sentía, por decir lo menor, ofendida al ser nuevamente degradada al papel de damisela en peligro. Su cosmos reverberante se apagó al tiempo que apretaba los puños esperando el momento adecuado para actuar.

Vasant le daba la espalda saliendo del lugar al tiempo que utilizaba su cosmos para escoltar al infractor de vuelta al Santuario, todos se abalanzaban a la calle para darle atención a aquel espectáculo dejando atrás a la chica y a aquel molesto perro faldero que había sido adoptado por el protector de la primera casa.

Arturo, al notar que la chica herida no avanzaba ni contestaba a su invitación, se acercó un paso más a la pelirrubia consternado por su mutismo extendiendo su mano para tocarle por el hombro. En aquel momento la chica furibunda elevo su diestra tomándole por la muñeca para proyectarlo al suelo con un contundente golpe. El confundido chico no pudiendo hacer nada quedo tendido en medio de los escombros de una mesa cercana.

Con paso acelerado la chica salió en pos del peliazul localizándole a algunos metros avanzando calle abajo. Había sido paciente y había soportado la intervención primera de aquel hombre, más aquella segunda era imperdonable. Thomas había atacado cobardemente y ella quería su retribución. La tendría aun cuando tuviese que pelear con aquel hombre por obtenerle.

Elevando su mano derecha concentro una esfera de cosmos en está apuntándole en dirección del cuerpo de Thomas que flotaba algunos metros sobre la tierra. Sonriendo afiladamente elevo la voz. –Vasant, libera a ese maldito perro… o tendre que matarlo sin darle la oportunidad de defenderse. A diferencia de le yo tengo algo de honor. –Como para demostrar que hablaba en serio lanzo parte del cosmos desviándole algunos centímetros, el ataque paso a unos milímetros de la cabeza del enemigo jurado de Calliope, perdiéndose en la inmensidad del cielo. –Lo estoy pidiendo amablemente, el siguiente será para ti Vasant. Bajalo, tenemos cosas que arreglar. –Exclamo avanzando calmamente en dirección de ambos personajes. Estaba lista para pelear
avatar
Calliope

Mensajes : 114

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un encuentro inesperado [Vasant]

Mensaje por Vasant el Lun Dic 18, 2017 5:29 pm

**Se muestra bastante contrariado el joven Arturo, quien a petición de Vasant le buscó ayudar y terminó siendo arrojado por ella a una mesa, le mira confundido,  al parecer ella había quedado molesta con el ataque y busca vengarse de Thomas, por lo que sale de la taberna, en eso se pone de pie y sale caminando tras ella y es cuando puede dilucidar la escena donde se ve a Vasant bajando la calle rumbo al Santuario y en ese momento ella se puede notar bastante molesta creando una esfera de energía y en lo que finalizó sus palabras las cuales mostraban lo enfadada que se encontraba, quizás pensaba que Vasant estaba interviniendo en sus asuntos, pero el mismo era muy claro en lo que había mencionado, la reacción del Ariano fue una sorpresa para Arturo pues voltea su torso para verla y solamente esbozó un leve sonrisa en sus labios y le dice -De acuerdo, lo soltaré porque quieres un enfrentamiento honorable, no por una amenaza como lanzarme esa esfera de energía...- en aquel momento la psicokinesis de Vasant deja de actuar sobre Thomas que cae al suelo de modo aparatoso en ello el de azulada cabellera observa fijamente a los ojos a Calliope y continúa -...si quieres lanzame esa esfera de energía, la recibiré- se queda tranquilamente esperando a que ella lanzará la energía como quien no piensa oponer resistencia a su ataque, después de todo sabe que sus ataques podrían dañar a inocentes.

Arturo se mostraba asustado pues podría eso desencadenar un enfrentamiento de los mil días, que suelen decir cuando se encuentran dos Santos de oro, pero en eso logra ver la expresión con detenimiento de Vasant y puede percatarse que este solo espera el ataque para luego seguir su camino hacia la taberna, tomar un poco de bebida, quizás comer otro Club House, tomar sus libros y retirarse hacia el Santuario para proseguir el entrenamiento que este lleva a nivel físico y mental, además de poder ver las capacidades reales de quien será su nuevo alumno, el próximo Santo de Centauro, en eso muestra una grata sonrisa en sus labios el joven aprendiz y susurra para si mismo -Han pasado 10 años, pero sigue siendo igual que siempre Vasant-sama- a que se refiere Arturo con ello, no se puede aclarar salvó que lo conoce desde un tiempo bastante prolongado**
avatar
Vasant
Gold Saint
Gold Saint

Armadura :
Santo Dorado de Aries

Mensajes : 131

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un encuentro inesperado [Vasant]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.