Conexión
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Palco de Athena
Hoy a las 10:34 am por Vasant

» Censo [Noviembre]
Ayer a las 10:56 pm por Metal Napper

» El Ataque de los Conquers: Yuya vs Cesar
Ayer a las 10:51 pm por Metal Napper

» Palco de Abel
Ayer a las 9:35 pm por Matthaios

» Pide una Misión
Ayer a las 8:06 pm por Diana Wales

» El Ataque de los Conquers: Tier vs Elania
Ayer a las 8:01 pm por Narrador

» El Ataque de los Conquers: Bakura vs Viktor
Ayer a las 6:46 pm por Narrador

» Farewell and a new start
Ayer a las 6:38 pm por Calliope

» Bull(ying) Dinner
Ayer a las 4:01 pm por Calliope

Links Directos
Compañeros
Hermanos
Élite
Crear foro Crear foro  photo untitled45.png School Deluxe NEW

El encuentro [Alexius]

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El encuentro [Alexius]

Mensaje por Tsukiya el Miér Mayo 13, 2015 11:14 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Entrenamiento, la parte que Tsukiya más odiaba de ser un caballero. Aunque ya no estaba en el Santuario eso no cambiaba el hecho de que debía seguir entrenando para volverse más fuerte. Había estado en el Río Styx durante la mañana, combatiendo con otros Santos de Bronce radicados en ciudad Kaus. Había recibido una paliza tras otra pero había conseguido mantenerse en pie en todos los encuentros. Era una nueva marca personal.

Sentía que desde que había obtenido la armadura de Pegaso sus habilidades en combate habían mejorado considerablemente, aunque todavía estaba muy lejos de ser uno de los mejores guerreros. Se sentó a descansar cerca del río, esperando que sus piernas dejaran de doler. Su cuerpo no estaba preparado para recibir todo ese castigo, después de todo, en el santuario sólo había combatido con aspirantes a caballero, que no era lo mismo que luchar contra caballeros de bronce que eran mucho más experimentados que él en lo que a combate se refería.


El castaño hizo desaparecer la armadura de Pegaso, haciendo que ésta regresara antes de comenzar a caminar rumbo a la salida de la zona de entrenamiento. Dejó lejos a Styx; la ciudad era su siguiente parada. Caminó durante horas, disfrutando de la ruta escénica que ofrecía la ciudad. Aunque ya llevaba un mes completo viviendo en Kaus no dejaba de asombrarse. Era normal debido a que Tsukiya había pasado toda su vida confinado en el santuario.

De pronto su estomago comenzó a hacer ruidos extraños, lo que no le sorprendía para nada ya que no había ingerido ningún alimento durante todo el día. Comenzó a caminar hacia una cafetería antes de que la insignia en su cuello comenzara a brillar. Tsukiya utilizaba ese collar para llamar su armadura y sólo resplandecía asía cuando otro caballero se encontraba cerca. ¿De quién podría tratarse? Decidió sentarse en una banca detrás de unos árboles para no llamar la atención, esperando que la persona que había sido detectada por su insignia se presentara.
avatar
Tsukiya
Bronze Saint
Bronze Saint

Armadura :
Santo de Bronce de Pegaso

Mensajes : 97

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: El encuentro [Alexius]

Mensaje por Tsukiya el Vie Mayo 22, 2015 4:06 pm

-No necesitas disculparte Alexius, está bien- respondió sonriendo, tomando una de las manos del rubio sobre la mesa para tranquilizarlo. Podía ver que el otro chico estaba bastante nervioso y le parecía de lo más normal. Él también se asustaba cuando conocía personas nuevas que le agradaban, ya que temía que un error los espantara y los hiciera no querer volver a dirigirle la palabra. Sujetó las manos de Alexius con fuerza, mirándolo fijamente.-Gracias por tus palabras, en verdad necesitaba que alguien me dijera eso. Pensaba en lo mismo, en poder vivir tranquilo como cualquier persona cuando no esté combatiendo en nombre de Athena- era cierto que no tenían otra opción, pero siempre quedaba la esperanza de poder vivir una vida normal mientras cumplieran con sus deberes como santos en el proceso: quizá era más difícil, pero suponía que las cosas que valían la pena nunca eran sencillas.  

-Y Alexius, eres bueno para animar a las personas. Me siento feliz en este momento- todo parecía ir de maravilla con su nuevo amigo, al menos así fue hasta que Tsukiya se dio cuenta de que las personas cercanas a su mesa los estaban mirando. ¿Por qué miraban? Se preguntó repetidamente hasta que se le ocurrió que pudieron haber escuchado algo de lo que había dicho sobre combatir y Athena. Probablemente ahora creían que era más raro que antes, si eso se podía.-Nunca cambiaré…- dijo en voz baja para Alexius, aunque cuando bajó la vista entendió por qué los estaban mirando raro. Sus manos seguían entrelazadas con las de su compañero como si fueran una pareja.

-¡Esperen! ¡No es nada de eso! Él es mi amigo y nada más- Se apresuró a decir, apartando las manos con pánico. Las personas que lo fusilaban con la mirada se dieron la vuelta y volvieron a meter las narices en sus propios asuntos, como si Tsukiya les diera pena ajena.-Claro, déjenme hablando solo… es muy educado de su parte- Dijo Pegaso, bastante avergonzado.-Odio cuando se hacen una idea equivocada- dijo antes de darle un largo sorbo a su té helado.

La camarera alcanzó a escuchar lo que dijo el chico más ruidoso en el establecimiento.-Entonces para la próxima no sostengas las manos de tus amigos mientras colocas esa mirada llena de intensidad. En el instante en el que los vi pensé que se trataba de una declaración de amor, aunque me perdí los diálogos- La mujer dejó la cuenta sobre la mesa y se marchó de vuelta a la cocina. –Alguien debe aprender a meterse en sus propios asuntos… y no recuerdo haber pedido la cuenta. Si quiere que nos vayamos pudo haberlo dicho simplemente - Tsukiya sacó dinero de su billetera, un poco avergonzado porque de verdad parecía que había causado muchas molestias con su habilidad inoportuna para llamar la atención.

-Por cierto Alexius, si no tienes un lugar para pasar la noche puedes quedarte conmigo- las mejillas de Pegaso volvieron a enrojecerse.-Aunque entenderé si prefieres rechazar la invitación- suspiró y se relajó un poco, haciendo menos lo que había pasado.- Creo que los dos hemos pasado por bastantes momentos embarazosos por un día- admitió soltando una risa alegre, despeinando al rubio de forma juguetona.  
avatar
Tsukiya
Bronze Saint
Bronze Saint

Armadura :
Santo de Bronce de Pegaso

Mensajes : 97

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El encuentro [Alexius]

Mensaje por Alexius el Sáb Mayo 23, 2015 7:08 am

Las palabras de Tsukiya consiguieron tranquilizarle de un modo sorprendente. Miró su mano vendada sujetada por la del caballero de Pegaso y recordó que cuando era pequeño, lo único que lograba calmarlo era que le sujetaran la mano y le dijeran que todo iba a estar bien. Y hacía años que nadie le tranquilizaba de ese modo, en parte porque él mismo no se dejaba. Podía sentir el calorcito que desprendían los dedos de Tsukiya en contraste con el frío de su propia piel, y antes de darse cuenta su mano también estaba agarrando la del otro caballero.

Sintió que el pecho le iba a reventar de la emoción que se instaló allí cuando Tsukiya dijo que se sentía feliz en aquel momento. ¿Era por lo que había dicho? ¿Alguien como él podía hacer de verdad que alguien como Tsukiya se sintiera feliz? Y él que siempre creyó que sólo hacía infelices a los demás...

Me alegro —dijo con una sonrisa y se dedicó a seguir tomándose su café y su trozo de pastel mientras seguía sujetando la mano de Pegaso. Le miró cuando murmuró que nunca cambiaría—. Eso es bueno, ¿no?—inquirió sin entender por qué Tsukiya querría cambiar. Para Alexius estaba bien tal cual estaba.

Entonces escuchó el grito de su acompañante y casi escupe el sorbo de café que se estaba tomando en ese momento. Dejó de sentir calidez en la mano. Fue a preguntar si se hizo daño en alguna parte, porque no había atendido mucho a lo que había dicho cuando gritaba -era atender o que el café se le fuera por donde no debía-, pero se calló al ver como la gente dejaba de mirarlos y se centraba en sus cosas. Entonces entendió por donde iban los tiros y no lo pudo evitar; le entró un ataque de risa. La reacción de Tsukiya, las caras de las personas de alrededor, la situación en si, ¡todo era gracioso! Al menos hasta que llegó la camarera. Alexius frunció el ceño y se dedicó a mirarla de la manera más desagradable en la cual podía.

Tal vez lo que deberías hacer es meterte en tus propios asuntos y dejar de hacer conjeturas por tu cuenta, porque no eres un detective ni te pagan por ello —dijo con una media sonrisa burlona y dejó de mirarla en cuanto se dio la vuelta. Centró su atención en Tsukiya y sacó su cartera para dejar en el platito donde venía la cuenta el dinero que le había costado lo suyo—. No te preocupes y vámonos. No merece la pena que sigamos aquí si nos echan de este modo. De cualquier forma no tiene sentido —frunció el ceño. De verdad se había ofendido un poco—. Aunque se hubiese dado el caso de que fuésemos pareja o de que hubiera sido una ''declaración de amor'', ¿qué hay de malo en eso? ¿A la gente que le importa si te enamoras de un chico, una chica o un cáctus? —infló levemente una mejilla, pensativo—. Lo que quiero decir es que eso fue ofensivo. Como si algo como que dos chicos fuesen pareja sea algo malo. —se dio cuenta de que estaba hablando de más y se rascó la nuca—. Perdona, me he puesto a desvariar yo solo.

Parpadeó ante el ofrecimiento de Tsukiya y se le quedó mirando con la cabeza ladeada. Tenía un sitio donde quedarse, cierto, pero no era el mejor de los sitios. Quizá era el peor de todos. Hacía varios días que no dormía bien y su espalda estaba resentida por culpa de la cama en la que estaba obligado a dormir. Bueno... ''cama''.

Tengo un sitio donde pasar la noche. Estoy viviendo allí desde que llegué a la ciudad —comentó, pero antes de que Pegaso dijera algo, Alexius alzó una mano y le tapó la boca—. Pero ni muerto rechazo yo tu invitación. ¿Tú sabes las noches horribles que he pasado en el habitáculo donde estoy durmiendo últimamente? Sigo durmiendo allí y me rompo la columna —hizo una mueca de asco ante el simple recuerdo de dicha habitación y se incorporó mientras se pasaba una mano por el cabello para peinarlo—. Estás bromeando, ¿no? ¿Momentos embarazosos? ¡No me había divertido tanto en la vida! —admitió con una sonrisa bastante infantil—. ¡Vamos, Tsukiya! Tenemos que ir a por mis cosas antes de que mi vecino opte por romper la pared y llevárselas. Créeme, ya lo ha intentado más de una vez —se le escapó una pequeña risa y se encaminó hacia la puerta del local.
avatar
Alexius
Bronze Saint
Bronze Saint

Armadura :

Mensajes : 47

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El encuentro [Alexius]

Mensaje por Tsukiya el Lun Mayo 25, 2015 11:55 pm

Cygnus se había tomado lo sucedido con humor y eso le encantaba a Tsukiya. Otros ya se habrían molestado por su torpeza. Estaba tan alegre que no podría desvanecer la sonrisa de su cara aunque así lo quisiera. –Bien, te puedo asegurar que estarás mucho más tranquilo conmigo- dijo, guiñándole el ojo a Cisne. Atravesó la puerta del local, siguiendo a Alexius muy de cerca. Se preguntaba cómo luciría el lugar en el que pasaba sus noches. Solamente esperaba que no fuera tan malo como imaginaba por la descripción que le había proporcionado.

Introdujo las manos en los bolsillos de sus pantalones y miró a Alexius.-El tiempo pasa volando cuando te diviertes- comentó, mirando las primeras estrellas que habían aparecido en el cielo. En verdad había perdido la noción del tiempo. No faltaba mucho para que el sol se ocultara por completo, abriendo paso a la noche. –Sabes, una de las cosas que adoro de ciudad Kaus es que no necesitas salir de ella para ver las estrellas- recordaba los tiempos en los que su único entretenimiento era ver el cielo nocturno, buscando las constelaciones y esperando que las estrellas convirtieran sus deseos en realidad.

-¿Nunca le pediste un deseo a una estrella fugaz cuando eras niño?... Yo solía hacerlo- Tsukiya se sonrojó, mirando al pavimento para no ver a Alexius a los ojos. Estaba por compartir algo de su infancia que ningún otro sabía. Era la primera vez que se sentía tan cómodo con alguien de su misma edad, alguien con quien podía compartir de todo.- Recuerdo que mi deseo era convertirme en un superhéroe, para ayudar a todas las personas que lo pasaban mal en el mundo- recordaba que su sueño de la niñez había sido su principal motivación para convertirse en un caballero. No todos tenían la oportunidad que se le había dado a él.

Siguió caminando, sosteniendo la insignia de Pegaso entre los dedos, presionándola contra su pecho.-Espero poder convertirme en un verdadero héroe algún día- volteó la cabeza en dirección a Cisne-Pidamos un deseo juntos- tomó la mano de Alexius y regresó la vista al cielo estrellado. Cerró los ojos con fuerza, pidiendo su deseo. Acercó la boca al oído de su compañero.-Pedí que siempre seamos amigos- sabía que era costumbre no revelar lo que se deseaba, ya que los deseos que se decían en voz alta no se hacían realidad, pero no podía evitar decirle a Alexius lo que había pedido a las estrellas. Se rió por lo que acababa de confesar.-Debo ser el único tonto que pide deseos cuando ni siquiera hay estrellas fugaces disponibles. Es mi forma peculiar de decir que me caes bien y que quisiera que vivieras conmigo- se revolvió el cabello, desviando la mirada. Esperaba no asustar a Cisne por su propuesta apresurada. -No quisiera que un amigo viviera en un lugar que no es seguro para sus pertenencias- dijo, golpeando uno de los costados de Alexius con el codo de forma amistosa.
avatar
Tsukiya
Bronze Saint
Bronze Saint

Armadura :
Santo de Bronce de Pegaso

Mensajes : 97

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El encuentro [Alexius]

Mensaje por Alexius el Mar Mayo 26, 2015 9:18 am

Caminó tranquilamente al lado de Tsukiya sonriendo y cuando este mencionó las estrellas Alexius miró al cielo. Era cierto, las estrellas se veían bastante bien. Nunca se había dado cuenta de eso. Aún así, a pesar de lo bonito que era el cielo y de las ganas que tenía de seguir viéndolo, dirigió su mirada a Tsukiya cuando este comenzó a hablar sobre su deseo. Alexius se quedó pensativo; él nunca había tenido un deseo tan bonito como el de Tsukiya. Lo único que recordaba haber deseado cuando era más pequeño era poder desaparecer y seguir vivo. Jamás había tenido ningún deseo de ser algo en la vida, incluso cuando se quiso convertir en caballero no lo hizo por querer ser un héroe o por querer luchar contra el mal, sino porque creía que era un modo de redimirse, de dejar de pensar en las cosas malas. Pero a pesar de todo, con el tiempo se dio cuenta de que le gustaba ser caballero y pensar que de algún modo ayudaba a algo bueno, que de algún modo podrían verlo como a una persona buena.

Yo nunca he deseado algo de ese estilo —comentó volviendo a mirar al cielo estrellado—. Creo que nunca he deseado ser nada en la vida, pero... —recordó aquel día, hacía bastantes años, en el cual su compañero de entrenamiento le dijo las palabras que necesitaba para cambiar un poquito— ... ''Quieres que se acerquen a ti, pero no quieres que se acerquen a ti''. Me lo dijo una persona hace años. No sé si eso cuenta como deseo. Pero a pesar de todo estoy contento de haber llegado a ser un caballero —al bajar la mirada vio como Tsukiya apretaba su colgante, y al escucharle decir que esperaba convertirse en un verdadero héroe algún día quiso responderle, pero el propio Tsukiya se lo impidió.

Arqueó las cejas cuando le dijo que pidieran un deseo juntos y miró la mano de Pegaso entrelazada con la suya propia. Después miró el rostro de Tsukiya; de verdad se tomaba en serio lo de pedir un deseo. Alexius miró a las estrellas, pues no sabía que deseo pedir, pero al ver que no caía ninguna estrella fugaz, supo qué era lo que quería. Cerró los ojos y apretó la mano de Tsukiya con fuerza.

''Haz que el deseo de Tsukiya se cumpla aunque no hayan estrellas fugaces''

Abrió los ojos al sentir la respiración de Tsukiya en la oreja y cuando supo lo que el caballero de Pegaso había pedido se sonrojó. ¿Amigos? Alexius no recordaba haber sido amigo nunca, y Tsukiya quería que lo fuesen. Además para siempre, y que alguien quisiera tenerle como amigo para siempre le hacía sentir tan feliz que hasta podría llorar. Es más, su vista estaba borrosa a causa de las lágrimas que trataba de retener.

Y-yo... pe-pedi que tu deseo se cumpliera aunque no hubieran estrellas fugaces, así que... —murmuró con la voz algo tomada. Mierda, ¿por qué se había emocionado tanto? Al menos esperaba que Tsukiya no le hiciera decir que quería ser su amigo para siempre. Se frotó los ojos con las manos, furioso consigo mismo. Una vez se cercioró de que no iba a llorar se apartó las manos de la cara, la cual tenía roja—. Pe-pero nunca he sido amigo de nadie —admitió avergonzado—. ¿Qué cosas hacen los amigos?

Se detuvo frente a un edificio que parecía un hotel pequeño, pero no de mucha calidad. Alexius suspiró y algo a regañadientes soltó la mano de Tsukiya.

Espérate aquí, vengo enseguida, ¿vale? —dijo y le revolvió el cabello a Tsukiya antes de dar un par de pasos hacia delante y entrar en aquel lugar.

Como prometió no tardó mucho en salir, aunque, bueno... no salió él primero, ni tampoco de forma pacífica. Se escuchó un grito colérico de Alexius y acto seguido un hombre bastante alto y musculado salió volando por la puerta y acabó en el suelo varios metros más allá. Parecía acabado de salir del congelador.

¡Y a ver si aprendes a no coger las cosas de los demás! ¡Seguro que voy a tener que limpiar con lejía más de la mitad de mis pertenencias ahora! —gritó hecho una furia mientras se acercaba a Tsukiya cargado con una mochila grande y una maleta. Al dirigirse al caballero de Pegaso su actitud cambió totalmente—. Ya estoy, ¿vamos? —sonrió feliz.
avatar
Alexius
Bronze Saint
Bronze Saint

Armadura :

Mensajes : 47

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El encuentro [Alexius]

Mensaje por Tsukiya el Sáb Mayo 30, 2015 4:10 pm

-De acuerdo- le contestó sonriendo, metiéndose las manos en el bolsillo del pantalón mientras esperaba. Todo parecía tranquilo hasta que escuchó la voz de Alexius y los indicios de pelea. Se preguntó si debía ir en su ayuda pero cuando vio el cuerpo tembloroso de un hombre y a Cisne salir triunfal con sus pertenencias pensó que él lo tenía todo bajo control.

Tsukiya tomó la maleta del rubio para aligerarle la carga. –Sígueme- Comenzó a caminar, escoltando a Alexius hacia su casa. Había tantas cosas que se le ocurrían para hacer con otra persona en casa que apenas podía contenerse de la emoción.-Esto me encanta. Esto puedo sonar muy tonto pero siempre quise tener un compañero de vivienda- rió, recordando que en el santuario ningún chico quería compartir barraca con él; incluso preferían pasar la noche a la intemperie antes de que los vincularan con el aprendiz perdedor que seguía vivo por pura suerte.

-Nunca he sido muy popular. ¿Será por mi personalidad?- Le preguntó a Alexius en tono de broma. –cuando llegué a Kaus iba a compartir apartamento con otro santo de bronce, pero éste se echó para atrás en el último minuto y decidió quedarse en el campamento cercano al río Styx- dijo con cierta tristeza en su voz. Pensaba que las cosas iban a ser diferentes en Kaus, pero realmente seguía siendo repudiado por los otros santos de su edad. Suspiró y la sonrisa regresó a su rostro. Ahora que había conocido a Alexius sentía que las cosas comenzaban a cambiar.

Después de varios minutos de caminata llegaron a una casa de aspecto modesto, de dos plantas y con una fachada descuidada.-Es un vecindario bastante pacífico. Conseguí este lugar a un precio muy bajo debido a que está un “poco” descuidado, pero creo que habría sido un tonto si no tomaba un lugar bien ubicado: prefiero lidiar con algunos agujeros en el techo a tener que preocuparme de salir y que unos vándalos roben mis pertenencias.- Tsukiya se apresuró a abrir la puerta, buscando las llaves con desesperación al no encontrarlas a la primera. Se sintió reconfortado cuando encontró las llaves en el bolsillo trasero de su pantalón.-pequeño error- admitió un poco avergonzado, introduciendo la llave en la cerradura. Abrió la puerta y se acercó al interruptor de las luces.-bienvenido- dijo Tsukiya, rodeando a Alexius con el brazo derecho y acercándolo. El lugar estaba en orden y no tenía muchos muebles: había una mesa circular junto a un televisor, algunos cojines desperdigados por el suelo y una silla plegable junto a la ventana.

avatar
Tsukiya
Bronze Saint
Bronze Saint

Armadura :
Santo de Bronce de Pegaso

Mensajes : 97

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El encuentro [Alexius]

Mensaje por Alexius el Sáb Mayo 30, 2015 7:17 pm

Protestó cuando Tsukiya cogió su maleta y comenzó a caminar. Alexius no quería que Pegaso se molestara en llevar sus cosas cuando él sólo podía perfectamente. Pero no tenía caso, ya que no logró que Tsukiya soltara la maleta, y eso hizo que se enfurruñara un poco. Infló las mejillas y caminó al lado del otro santo con los brazos cruzados sobre el pecho y cara de ''estoy enfadado porque no me haces caso''. Estaba dispuesto a no hablarle y a seguir con esa cara hasta que Tsukiya se diera cuenta y le devolviera la maleta, pero al escuchar las palabras del caballero de Pegaso y escuchar su risa, soltó el aire que había acumulado en los mofletes con un suspiro y chasqueó la lengua. No era capaz de estar molesto con Tsukiya, al menos no demasiado tiempo.

Una inmensa parte de la población humana es imbécil —dijo como si fuera de lo más obvio—. No es tu personalidad, es la personalidad del resto. Son todos unos grandísimos idiotas y no merecen la pena. Nadie merece la pena. Por eso me desagrada tener que tratar con otras personas —alzó la mirada al cielo antes de regresarla al frente—... menos contigo. Quiero decir, nos conocemos de hace poco y eso, pero creo que tú sí que mereces la pena. Eres raro. Quieres ser amigo de una persona como yo, y eso no es algo que todo el mundo quiera. Por eso nunca he tenido amigos y siempre he estado solo —soltó una pequeña risa y se rascó la nuca—. Pero ya no lo estoy, supongo. Y tú tampoco. Así que no tienes por qué ponerte triste por eso nunca más.

Revolvió el cabello de Tsukiya con cariño. De verdad quería que no se pusiera triste nunca más; no le gustaba cuando Tsukiya usaba ese tono de voz tan apenado.

Fue recordando cual era el camino para llegar a la casa de Tsukiya, y cuando la vio sintió dos punzadas en el pecho: la primera fue de dolor porque la fachada descuidada le recordó al orfanato donde lo había pasado tan mal; la segunda fue de emoción, porque por fin podría estar en un sitio decente. Y no estaría sólo. Aún no podía creérselo. Ni siquiera se dio cuenta de que Tsukiya tardaba en abrir la puerta porque estaba más ocupado observándolo todo a su alrededor, y una vez estuvo abierta se quedó bajo el marco, sin atreverse a entrar. Si no fuera porque Tsukiya lo rodeó con el brazo y lo acercó, seguramente Alexius se hubiera quedado en el umbral de la puerta durante bastante tiempo.

E-es un sitio bonito. T-tu casa es bonita, sí —dijo atropelladamente. Estaba tratando de ignorar el hecho de que casi no podía hablar a causa de la emoción que sentía. Al fin tenía un sitio al que podía llamar ''hogar'', y a una persona que no le miraría como si quisiera matarlo cada vez que entrara por la puerta—. Bu-bueno, en realidad... ¿Nu-nuestra casa? N-no sé como llamarla, porque es tu casa pe-pero has dicho que puedo vivir aquí y... n-no sé... ahm... —había puesto las manos sobre los tirantes de la mochila y estaba apretando tan fuerte que se estaba dejando los nudillos blancos—. E-está bien que no hayan muchos muebles, n-no me gustan los sitios muy recargados, y... esto... s-si hay goteras siempre se puede poner una tabla en el techo o algo así... y-y... —no sabía por qué estaba diciendo tantas cosas estúpidas, y para más inri le ardían los ojos una barbaridad—... y-y... eh... ah, demonios —gruñó poniéndose rojo, dejó la mochila en el suelo con brusquedad y abrazó a Tsukiya. Emitió un grito de felicidad que quedó ahogado porque tenía el rostro hundido en el hombro del otro caballero—. Pe-perdona, da-dame un momento... y-y ni se te ocurra burlarte o-o te pegaré —murmuró avergonzado y lo abrazó un poco más fuerte—. T-te pegaré muy fuerte —avisó, a pesar de que era más que evidente que no sería capaz de hacer algo así.
avatar
Alexius
Bronze Saint
Bronze Saint

Armadura :

Mensajes : 47

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El encuentro [Alexius]

Mensaje por Tsukiya el Lun Jun 01, 2015 10:29 pm

-Eso me hace sentir mejor. No quería que pensaras que no me interesaba cómo lucía el lugar…- se calló de inmediato cuando sintió los brazos de Cisne rodeando su cuerpo, abriendo bastante los ojos debido a lo inesperado del momento. Colocó las manos en su espalda, correspondiendo al abrazo y mirando dulcemente el rostro de Alexius sobre su hombro. Tsukiya tenía la sensación de que no había otro santo que pudiera comprenderlo mejor que Alexius. Por lo que había logrado indagar en el breve tiempo que llevaban de conocerse podía ver que sus historias eran muy parecidas: ambos estaban solos y necesitaban sentir que pertenecían a un lugar.

-¿Por qué habría de burlarme? También es tu hogar ahora. No debes preocuparte, siempre tendrás un lugar al cual volver, y no estoy hablando solo de la casa. Cualquier sitio es un hogar cuando hay una persona que te quiere esperando por ti- articuló con dificultad, intentando no llorar por lo emotivo del momento. Sus mejillas ardían al rojo vivo por decir algo como eso, manteniendo el contacto visual a duras penas. Se separó suavemente de Alexius, casi como si no quisiera apartarse de él. Lo sujetó por los hombros, notando los ojos húmedos de Cygnus.-Basta, me harás llorar a mí también- advirtió Tsukiya, colocándose detrás de Alexius para darle unos leves empujoncitos, intentando distraerlo para que no notara que él también tenía los ojos llorosos.-¡Tengo que mostrarte el lugar en el que vas a dormir!- exclamó con una mezcla de euforia y nerviosismo, dejando en evidencia que estaba haciendo lo posible por distraerlo.


Tsukiya tomó la mano de Alexius con fuerza y corrió hacia las escaleras que conducían al segundo piso de la casa. Todo estaba a oscuras hasta que Tsukiya llegó al interruptor de la luz.-es la segunda puerta- le dijo amablemente, señalando una puerta azul que estaba en medio de otras dos puertas. -¿emocionado? Yo sí lo estoy- aseguró Pegaso, ansioso por ver cuánto trabajo les tomaría a ambos poner en orden ese viejo cuarto abandonado.

-Qué suerte; la bombilla todavía funciona. Sólo había entrado a esta habitación de día- confesó emitiendo una risotada, dándole una fuerte palmada en la espalda a Alexius. Era un cuarto que no tenía mayor decoración que una cortina blanca en la ventana. Contaba con una cama y un escritorio; el espacio sobrante era rellenado por cajas de cartón.-Lamento mucho el tiradero. No era una broma cuando dije que quería un compañero: la casa tiene dos habitaciones perfectamente funcionales. Lo único malo es que no he podido deshacerme de estas cosas- Pegaso abrió una de las cajas, enseñándole en contenido de Alexius.-Ropa, fotografías… sería genial si fueran mías. Todas estas cajas contienen cosas que la persona que vivía aquí no reclamó- Tsukiya introdujo las manos en la caja que había abierto previamente, sacando unos libros viejos que se encontraban en el fondo.-creo que se verían bien si consigo una estantería donde ponerlos- le dijo a Alexius con una sonrisa bastante infantil en la cara.

-Podemos sacar estas cosas hoy o por la mañana- se sentó sobre la cama, comprobando si el colchón era lo suficientemente suave.-es realmente cómodo- Tsukiya enterró la cara en la única almohada que estaba sobre la cama, apartándose rápidamente de ella cuando la boca se le llenó de polvo. –pero hay que sacudirla primero- dijo, sacando la lengua antes de escupir el bocado de tierra y polvo en el suelo de madera.

-Bonito ¿no?- le preguntó a Alexius respecto a la habitación, recostándose en la cama con las manos detrás de la nuca.
avatar
Tsukiya
Bronze Saint
Bronze Saint

Armadura :
Santo de Bronce de Pegaso

Mensajes : 97

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El encuentro [Alexius]

Mensaje por Alexius el Mar Jun 02, 2015 1:17 am

Infló las mejillas y frunció el entrecejo. No estaba enfadado, solo estaba tratando de no echarse a llorar como un niño pequeño. Se mordió el labio inferior con fuerza para que dejara de temblar. Tsukiya era un tonto; no se estaba dando cuenta de los estragos que estaba causando en su autocontrol y acabaría de verdad inundando la casa de lágrimas como el otro caballero siguiera por ese camino. Alexius se maldecía a si mismo internamente; seguro que se había levantado con el pie emocional y como armara un escándalo delante de Tsukiya después iba a intentar tirarse por una ventana, lo tenía muy claro.

Tsukiya entonces dijo algo de mostrarle el sitio donde iba a dormir y le tomó de la mano. Alexius se quedó mirando de nuevo sus manos juntas y se sintió de algún modo más ligero, como si ese gesto fuera suficiente para que Alexius no sintiera el peso de tantas cosas sobre si mismo. Se aferró a su mano lo más fuerte que pudo sin hacerle daño y después de coger su mochila corrió tras él hasta que llegaron a la segunda planta. Como única respuesta a su pregunta apretó con más la mano del caballero de Pegaso antes de que abriera la puerta.

El cuarto era bonito para el gusto de Alexius, como toda la casa. Quitando el hecho de las cajas tiradas por el suelo, por supuesto, pero eso se podía solucionar. Dejó la mochila sobre el escritorio y regresó al lado de Tsukiya para mirar el contenido de las cajas. Tenían un montón de cosas dentro, un montón de recuerdos de la persona que había vivido allí antes que ellos. Tomó una de las fotografías que había dentro de la caja que había abierto Tsukiya y la miró detenidamente.

No puedes tirar estas cosas —dijo mientras dejaba la fotografía dentro de la caja con cuidado, como si fuese un tesoro—. Son los recuerdos de otra persona, cosas importantes. Las fotos, por ejemplo. Si las tiras, ¿cómo será esa persona capaz de recordar los buenos momentos que pasó al sacársela? —sabía que eso no tenía mucho sentido, pero para él lo tenía—. No las tires, por favor. Quizás podamos guardarlas en otro sitio...

Dirigió la mirada a los libros que Tsukiya había sacado y ojeó los títulos.

Ponerlos en una estantería estaría bien. Me gustan los libros. Tal vez me lea esos —tomó los libros de las manos de Tsukiya y los dejó también sobre el escritorio. Después fue a sentarse en la cama al lado de Pegaso. Rió al verle escupir tierra y polvo al suelo—. Tonto, ¿a quién se le ocurre? —le reprendió con cariño, esbozando una sonrisa—. No te intoxiques, anda —pidió con una risa, mientras cogía la almohada y abría la ventana para sacudirla por ahí y quitarle todo el polvo. Una vez lo hizo regresó y la colocó en su sitio para después tumbarse al lado de Tsukiya—. Es bonito —afirmó con una pequeña sonrisa y cerró los ojos—. Nunca he tenido un cuarto propiamente dicho para mi sólo —comentó, y si lo pensaba bien la idea no le hacía demasiada gracia. Pero no iba a decir nada—. Oye... ¿de verdad me quieres? —se dio cuenta de lo malinterpretable que sonó eso y se puso rojo de una forma exagerada; era lo que tenía la piel blanca—. A-a ver, quiero decir... e-es que antes has dicho... ''Cualquier sitio es un hogar cuando hay una persona que te quiere esperando por ti'', y, bueno... —mierda, se acababa de poner nervioso otra vez. Chasqueó la lengua y lo único que se le ocurrió para calmarse fue ocultar el rostro contra el hombro de Tsukiya. El calor que desprendía el otro le relajaba, y además, si no podía verle mejor—. Me preguntaba si... ¿pu-puedo considerar cualquier sitio en el que tú estés como mi hogar? A-aunque n-nos conocemos de hace poquísimo... ¿n-no te molestaría? T-tú puedes hacer lo mismo —afirmó moviendo el rostro para mirar a Tsukiya a los ojos—. S-si alguna vez estás triste, o alegre, o te duele algo... puedes contar conmigo para no tener que llevar las cosas tú solo... s-si quieres, claro. Y-yo trataré de ayudarte en todo lo que pueda aunque sea un torpe inútil, y... si-siempre te voy a esperar. S-somos amigos, ¿no? Y-y eso es lo que los amigos hacen, supongo —se mordió el labio inferior y pinchó la mejilla de Tsukiya con un dedo—. Ya no estás solo —dijo con seriedad—, así que sonríe, ¿vale? No me gusta cuando estás triste —admitió.
avatar
Alexius
Bronze Saint
Bronze Saint

Armadura :

Mensajes : 47

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El encuentro [Alexius]

Mensaje por Tsukiya el Jue Jun 04, 2015 9:59 pm

Se sonrojó tanto como Cygnus mientras lo escuchaba, sonriendo cuando éste le picó la mejilla, haciéndolo reaccionar. –A-Alexius y-yo no volveré a-a estar t-triste mientas seas mi a-migo- tartamudeó debido a que no sabía muy bien qué decir, por lo que simplemente habló sin pensar, dejando que las palabras encontraran la salida. Pensaba que había sido lo mejor, ya que de otro modo sólo le habría dado rodeos al asunto. Al final la sinceridad era lo mejor. El tiempo que habían pasado juntos, aunque breve, había sido suficiente para que Pegaso le hiciera un lugar especial en su corazón a Cygnus. Tenía un poco de miedo ya que nunca antes había estado en una situación como esa. Había añorado tener a una persona que lo quisiera, que en verdad le demostrara cariño y que le ayudara a combatir la soledad.

-Me da miedo- rió nervioso, limpiándose las lágrimas que comenzaban a brotar de sus ojos.-miedo de que esto no sea real. ¿Te he dicho que eres muy bueno para ser verdad? Un gran tipo. Si vuelvas a decir que eres un torpe inútil te golpearé- dijo con toda sinceridad. Se removió en su lugar, abrazando a su compañero con gran fuerza.-No me canso de tocarte…- le dijo con los labios pegados al oído. Tras pensarlo por un momento se dio cuenta de que lo que había dicho sonaba terriblemente mal, alejándose inesperadamente al otro extremo de la cama (lo que no hacía mucha diferencia, tomando en cuenta que no era una cama muy grande).

-Lamento eso, es sólo que eres el primero con el que puedo ser espontáneo y expresar mis sentimientos. Los otros me miran como un bicho raro sólo por intentar tocarlos, como si fuera asqueroso tocarme. Cuando me abrazaste… se sintió bien. Quería sentirlo otra vez- estaba ligeramente avergonzado, aunque entre más tiempo pasaba se sentía más en confianza. Sabía que no era común entre los chicos expresar las emociones con esa facilidad.

Se quedó recostado en el viejo colchón, mirando el techo con una sonrisa impresa en el rostro, como si pudiera ver el cielo estrellado a través de él (tenía algunos agujeros, pero ciertamente no eran tan grandes como para ver a través de ellos).


Levantó la parte superior de su cuerpo, extendiendo los brazos hacía arriba para estirarse. –Deberías descansar… Eh, quiero decir, ¡no es una orden ni nada de eso! Puedes dormir cuando quieras… si quieres no tienes que dormir. Puedo dormir contigo, quiero decir, en la m-misma cama, o en el suelo- Se dio una palmada en el rostro, intentando encontrar lógica a las estupideces que estaba diciendo. Retomó su lugar junto al rubio.-Se está bastante cómodo aquí- dijo de la nada, relajándose nuevamente.
avatar
Tsukiya
Bronze Saint
Bronze Saint

Armadura :
Santo de Bronce de Pegaso

Mensajes : 97

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El encuentro [Alexius]

Mensaje por Alexius el Vie Jun 05, 2015 7:27 am

Sonrió ya que sus palabras le hacían inmensamente feliz y comenzó a acariciarle el cabello despacio. Fue entonces cuando se dio cuenta de lo muchísimo que había echado de menos poder tener esa clase de intimidad con alguien, poder abrazar a otra persona y ser cariñoso sin que dicha persona le mirara extraño. Nadie, tan solo su querida madre, se había merecido el cariño de Alexius. Y después de rendirse en la búsqueda de alguien que valiera la pena, había encontrado a Tsukiya. Y acababa de darse cuenta de que lo necesitaba, de que si no lo hubiera encontrado  habría acabado volviéndose loco, porque necesitaba a alguien que aceptara su cariño, y que también le quisiera aunque fuera solo un poquito.

Quiso gritar. Gritar y decirle a Tsukiya que estaba ahí, que era real, que no iba a desaparecer. ¿Pero cómo lo iba a hacer si él también tenía miedo de que Tsukiya no fuera real? Se sobresaltó ante su abrazo y tardó unos segundos en corresponderlo de forma tímida. Le recorrió un escalofrío cuando escuchó el susurro de Tsukiya y sintió sus labios pegados a la oreja. Eso hizo que su rostro se pusiera aún más rojo, y entonces Tsukiya se apartó. Alexius hizo una mueca; no quería que se alejara, con lo cómodo que estaba a su lado.

No me importa —dijo como si fuera lo más obvio del mundo—. Que me toques, quiero decir. Normalmente me suele importar si cualquier persona me toca, pero tú no eres cualquier persona. Aunque sigo sin estar acostumbrado y me pillas por sorpresa, pero... está bien, no me molesta —tomó la mano de Tsukiya y la presionó contra su propio pecho, sobre el corazón, mientras miraba al caballero de Pegaso—. Mira, estoy aquí, estoy vivo. Soy real. Y tú también —presionó con algo más de fuerza—. No voy a desaparecer, así que no tienes que tener miedo. Yo tampoco voy a tenerlo, ¿vale?

Soltó su mano y se quedó también mirando al techo, metido en sus propios pensamientos, hasta que la voz de Tsukiya le sacó de ellos. Lo miró y se le escapó una pequeña carcajada.

Ey, relájate, lo había entendido —dijo divertido, y cuando Tsukiya regresó a su lado Alexius le abrazó y apoyó la mejilla en su hombro—. Uhm, sí, es agradable... oye, ¿de verdad no te molesta dormir conmigo? Es que... no me gusta dormir solo. Realmente nunca he dormido solo, siempre he tenido compañeros de habitación y, bueno... ¿podrías dormir conmigo aunque sea sólo hoy? —pidió timidamente, separándose un poco de Tsukiya para mirarle a la cara—. En la misma cama, por supuesto. No voy a dejar que duermas en el suelo —infló las mejillas y le sopló en el rostro al otro caballero. Entonces se dio cuenta de que aún quedaba un rastro de lágrimas en las mejillas de Pegaso. Movió la mano y con ella acarició su mejilla, tratando de limpiar ese rastro—. Lo siento, lloraste por mi culpa. Yo no quería que llorases, quería que te rieras —dijo compungido y volvió a abrazar a Tsukiya.
avatar
Alexius
Bronze Saint
Bronze Saint

Armadura :

Mensajes : 47

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.