Conexión
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Palco de Athena
Hoy a las 10:34 am por Vasant

» Censo [Noviembre]
Ayer a las 10:56 pm por Metal Napper

» El Ataque de los Conquers: Yuya vs Cesar
Ayer a las 10:51 pm por Metal Napper

» Palco de Abel
Ayer a las 9:35 pm por Matthaios

» Pide una Misión
Ayer a las 8:06 pm por Diana Wales

» El Ataque de los Conquers: Tier vs Elania
Ayer a las 8:01 pm por Narrador

» El Ataque de los Conquers: Bakura vs Viktor
Ayer a las 6:46 pm por Narrador

» Farewell and a new start
Ayer a las 6:38 pm por Calliope

» Bull(ying) Dinner
Ayer a las 4:01 pm por Calliope

Links Directos
Compañeros
Hermanos
Élite
Crear foro Crear foro  photo untitled45.png School Deluxe NEW

En las afueras de España [Tsukiya, Alexius y Hrod]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

En las afueras de España [Tsukiya, Alexius y Hrod]

Mensaje por Tsukiya el Miér Abr 27, 2016 7:05 pm

Tras un largo viaje habían llegado a España. Le alegraba que en esa ocasión, por tratarse de una misión oficial, les hubiesen pagado el viaje de ida y vuelta. Tsukiya recordaba que la primera vez que salió del santuario tuvo que hacerlo por sus propios medios, consiguiendo dinero trabajando de lo que sea. Desde que había sido asignado a Kaus se le daba un apoyo económico al igual que Alexius por parte de la fundación Kido y eso despreocupaba un poco al castaño; al menos el dinero no era una preocupación.

Después de dejar el aeropuerto tuvieron problemas para ubicarse ya que las instrucciones que les había dado el Patriarca para llegar al reino escondido no eran muy claras, al menos no para Tsukiya quien era el que estaba guiando al grupo. Los otros santos de bronce involucrados eran Alexius de Cygnus y Hord de Fénix, a quien no había visto desde que se marchó de Grecia debido a su traslado a ciudad Kaus.

Llegaron a un lugar desierto en medio de la nada. Se encontraban en una carretera vacía con algunos árboles secos alrededor. El calor que azotaba a España en esa época del año era despiadado.-Tengo ganas de lanzarme a un río, ¡me estoy derritiendo! ¿Por qué el conductor de la camioneta nos abandonó a nuestra suerte?- dijo antes de tomar un buche de agua de una cantimplora. Sabía que el chofer los había abandonado porque era un simple humano que no tenía el poder para defenderse en caso de que las cosas se complicaran, pero aún así pudieron darles un guía o algo similar.
avatar
Tsukiya
Bronze Saint
Bronze Saint

Armadura :
Santo de Bronce de Pegaso

Mensajes : 97

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En las afueras de España [Tsukiya, Alexius y Hrod]

Mensaje por Hrod-ward de Fénix el Dom Mayo 01, 2016 12:23 pm

Por orden del santo Patriarca, Hrod-wrd debía asistir a una misión en compañía de los Santos de Bronce de Cisne y Pegaso, a quienes debía encontrarse en el aeropuerto de Kaus en una fecha acordada. Y así fue, a regañadientes pero con la lealtad por delante, que el fénix se encaminó hacia allá. Recorrió las doce casas de vuelta, sin dirigir una sola palabra a sus dorados guardianes, sin siquiera dirigirles la mirada.

Sus pasos firmes se hicieron notar entre los nuevos reclutas del Santuario, pues entre todos los novicios del refugio, era Hrod-ward reconocido por ser el más iracundo e impetuoso al mostrar su poder. Su postura era firme, y hacía gala de notar por completo la vestimenta del ave fénix; chaqueta, camisa, cinturón, pantalones y zapatos, todo el conjunto de color negro, y su Pandora Box en la espalda.

Se detiene, lleva una de sus manos a la boca y lanza un silbido que resuena por la plaza del Santuario, es entonces que una cría de Mantícora se acerca a él y se queda en su hombro. Una vez este felino alado se posa en él, Hrod-ward sigue su camino, su primer objetivo era conocer a Alexius de Cisne y a Tsukiya de Pegaso en la ciudad Kaus, y así lo hizo.

Partió en helicóptero hacia dicha ciudad, digamos que ser un Santo extrovertido tiene sus ventajas con los hombres ricos -sobretodo si te deben favores-. Es así como llega al cabo de unas horas al helipuerto del lugar de donde partirían; el hangar de Kaus. Hrod-ward baja desde la azotea hasta la primera planta por las escaleras, divisando al cisne y a pegaso ahí, los notaba porque eran los únicos con un índice de Cosmos considerable.

Llega con ellos, no dice nada, de hecho pareciera que solamente se está formando detrás de ellos en la fila de boletos. Suben al avión y Hrod-ward sigue manteniéndose aislado, su armadura pasa como una artesanía costosa -un pretexto para pasar la Pandora Box en el avión-, y por otro lado su mascota había sido llevada en una jaula para perros, y haciéndola pasar por un gato, esta fue permitida sin mayor problema pues era precisamente eso; un gato con alas de murciélago.

Llegan a España dentro de poco, recoge su Pandora Box y la jaula de su mascota no sin antes ponerse unas gafas de sol, pues tanta luz lastimaba sus pupilas. El trío sale hasta la camioneta donde un chofer los espera, no pasa mucho para que Hrod-ward abra la jaula, de donde sale su Mantícora para luego entrar en la camioneta rápidamente, deja la caja en el suelo y posteriormente se sube el también al cajón de carga, si Cisne y Pegaso hablaban con el chofer o entre ellos, Hrod-ward no lo supo, estaba muy ocupado durmiendo en el transporte, como es costumbre suya.

Cuando esta se detiene, Hrod-ward se despierta y baja abriendo de la camioneta desde el apartado de carga. Se estira con una pereza que se puede considerar extrema, arregla su Pandora Box jalándola como si fuera mochila, y se dispone a caminar al lado de Pegaso y Cisne.

- Hey, Pegaso... ¿Tienes las indicaciones del Patriarca?

Habla con un tono que si bien, no es hostil, tampoco es agradable de buenas a primeras. Más parecía que no las tenía.

- Al demonio las instrucciones, tenemos ojos en el aire... Core, ya sabes qué hacer muchacho.

Su mantícora asciende al cielo tan pronto escucha su nombre, vuela en círculos sobre aquellos valientes caballeros y posteriormente baja hasta estar frente a ellos. Emite un pequeño "brrr" antes de apuntar al norte con el aguijón de su cola. Hrod-ward se da una palmada en el hombro, y tras esto, el pequeño Core vuelve a posarse en él.

- Acabemos con esto antes de que ustedes se mueran de calor.

Dice Hrod-ward con un tono burlón y despectivo a lo sotros Santos, adelantándose al lugar que le indica el bebé Mantícora.
avatar
Hrod-ward de Fénix

Mensajes : 7

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En las afueras de España [Tsukiya, Alexius y Hrod]

Mensaje por Narrador el Lun Mayo 23, 2016 1:21 am

El calor que se expande por la zona se aglomera sobre los santos; cual barrera que necesita mantenerlos alejados de ese lugar al que buscan con dedicación.

Por otro lado, en la sala del rey, un mensajero llega desde las profundidades del Santuario. Tan débil y a su vez tan cauteloso, su nombre es desconocido incluso por los caballeros dorados.

Este entrega la noticia al rey de aquél feudo, quien decide enviar una ayuda fugaz a los caballeros de Bronce para ayudarlos a ubicar la meta, y es así como el propio castillo envía una corriente de cosmos que fluye como el viento hacia donde se encuentran los protagonistas de la misión.

No puede ser un sendero, como tampoco puede ser algo más llamativo, pues mantener la cabeza baja es vital para el feudo por motivos que los dos caballeros conocerán prontamente.

Encaminen su cosmos a la victoria; honorable pegaso, e iracundo fénix.
avatar
Narrador

Mensajes : 835

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.