Conexión
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Palco de Abel
Ayer a las 11:43 pm por Ban

» Palco de Athena
Ayer a las 11:28 pm por Anheru

» Pide una Misión
Ayer a las 11:06 pm por Ban

» Especial de Halloween - Murder Manor
Ayer a las 11:02 pm por Narrador

» Ban, portador del core de Marte ID
Ayer a las 10:43 pm por Cosmos

» Gran Torneo Planetario: Arena de Batalla
Ayer a las 8:08 pm por Narrador

» Misión 1 - Escapa de la Fortaleza [Stelios 2]
Ayer a las 5:09 pm por Stelios

» [Pasado]Conociendo a los demas atenienses (Privado Anheru)
Miér Oct 18, 2017 6:59 pm por Anheru

» 09 - La ciudad subterránea del hombre [Yuzu y Yuya]
Mar Oct 17, 2017 11:42 pm por Yuzu

Links Directos
Compañeros
Hermanos
Élite
Crear foro Crear foro  photo untitled45.png School Deluxe NEW

"La Vigilia Eterna" | Tormenta - Evento [Capitulo 1]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

"La Vigilia Eterna" | Tormenta - Evento [Capitulo 1]

Mensaje por Sebastian Lugo el Miér Jul 27, 2016 8:28 pm

Me encontraba caminando por las montañas de la Ciudad Kaus, algo preocupado por los recientes rumores sobre una "nube" acechando a las personas y atacándoles con extraños relámpagos. Cuanto menos aquella situación era extraña, siendo que yo no podía imaginar condiciones normales donde el mismo clima tuviera consciencia. Al menos no sin ayuda de alguna persona. Decidí que investigaría en las montañas, dado que desde este lugar se tenía una clara vista a toda la ciudad. Esto me permitiría rastrear, seguir o en determinado caso de que mis sospechas fueran ciertas, eliminar la amenaza que estuviese provocando esta situación. El sonido del suelo fracturándose a mi paso, producto de una mezcla de hierbajos y madera muerta causaba una especie de sinfonía que acompañaba mi paso. No estaba demasiado preocupado por ser sigiloso, siendo que mi mente estaba por completo enfocada a lo que vendría, además, estaba dentro de mi armadura dorada. Símbolo y orgullo de los caballeros protectores de Athena. ¿Quien temería con tan grandiosa ventaja?

Mi causa era justa, mi voluntad era fuerte y mis deseos de servir, abundantes. No planeaba detenerme por cualquier trivialidad. A medida que avanzaba por el aparatoso clima, las condiciones empeoraban. A un mortal cualquiera le hubiese costado alcanzar el valle donde me encontraba pero para mi a penas se le podría llamar calentamiento. Mi capa ondeaba por el viento helado que me refrescaba tras aquel pequeño ejercicio. Camine con lentitud para acercarme a una pequeña fuente de agua, siendo que usando mis manos procedí a beber de ella con naturalidad. Era obvio que estaba siendo bendecido con un lugar donde apaciguar mi sed en una zona tan remota. Tras encargarme de eso, camine hasta el risco cercano. Desde este punto podía observar a toda la ciudad Kaus, al menos la gran mayoría desde donde me alcanzaba la vista hasta el horizonte. El día iniciaba radiante como siempre, así que yo me preparaba para un encuentro, que deseaba, no ocurriera.

Cerré mis ojos, para después comenzar a concentrarme. La mejor manera de atraer este tipo de irregularidades era con una pequeña demostración de fuerza. Mi cosmos comenzaba a arder, siendo que poco a poco lo iba alimentando con un constante flujo de pensamientos que rozaban la armonía y la furia, haciendo que los efectos físicos de tal emanación se manifestaran. El suelo comenzaba a crujir, las piedras temblaban con lentitud y además, la nieve comenzaba a verse aplastada por mi energía espiritual. Brillaba con fuerza, siendo que la naturaleza de mi cosmos era revelada en este estado. Aun sin mi vista, afile el resto de mis sentidos, esperando a que simplemente algo ocurriera...
avatar
Sebastian Lugo

Mensajes : 71

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: "La Vigilia Eterna" | Tormenta - Evento [Capitulo 1]

Mensaje por Narrador el Jue Jul 28, 2016 8:35 pm

Una figura misteriosa estaba observando al caballero de capricornio, oculto entre la nieve, esperando el momento adecuado para salir a la luz. Al igual que el resto de sus compañeros en la ciudad, su deber era ser la sombra de los caballeros, vigilarlos y detenerlos, al menos hasta que el momento que era tan esperado por ellos y su maestro llegara.

-Hey, cornudo, creo que estás perdido. La ciudad está por allá. Seguro tus compañeros te extrañan mucho. Mira que eres problemático haciendome seguirte hasta las montañas- dijo, arrojando una bola de nieve hacia la cabeza de Capricornio para llamar su atención. El individuó arrrojó su capa a un lado, mostrando su rostro antes de comenzar con el combate, ya que le parecía maleducado pelear con un oponente sin mostrar su rostro. Después de todo, merecía ver el rostro del hombre que tomaría su vida.

Apariencia:

Era un hombre de larga cabellera rosada y ojos cafés, un rostro arrogante y una altura que superaba la de un hombre común ya que medía casi dos metros. Estaba equipado con una espada, pero está parecía ser un adorno. Su armadura era blanca y cubría la mayor parte de su cuerpo.

-Vamos caballero, te dejaré dar el primer golpe. Demuestrame que es lo que puede hacer un caballero de Athena- el hombre se mostraba confiado, como si Capricornio no representara un reto real para él.
avatar
Narrador

Mensajes : 769

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: "La Vigilia Eterna" | Tormenta - Evento [Capitulo 1]

Mensaje por Sebastian Lugo el Jue Jul 28, 2016 9:28 pm

Una bola de nieve golpeo contra mi cabeza, siendo que inhalaba y exhalaba con calma. El sujeto intentaba sacarme de mis casillas, un intento claramente infantil de jugar con mis emociones. No caería en una trampa tan absurda, mucho menos dejaría que mi temperamento me impidiese cumplir mis deberes como Caballero Sagrado. Una pequeña cortina de niebla escapo de mi boca mientras me giraba para observar a mi agresor. Lucía como un sujeto promedio, siendo que no contaba con una armadura o indumentaria similar. - Hablas mucho para que encuentra problemática una pequeña caminata. - Una brisa cruzo por el ambiente provocando que mi capa se moviera de manera elegante. Tenía una sonrisa en el rostro, parecía que efectivamente había algo mal en estos eventos. Solo podía esperar a que mis compañeros estuviesen cumpliendo su papel como yo planeaba cumplir el mio.

Aquel sujeto se quito la capa para mostrarme su rostro, siendo que ahora podía distinguir de mejor manera su indumentaria. Tenía una armadura que no reconocía de color blanco. Moví mi mano izquierda para comenzar a juguetear con mi muñeca. - ¿El primer golpe? Si que eres muy confiado... Bien... - Su actitud demostraba que tenía una calma inusual. Algo no estaba del todo bien en cuanto a este sujeto, no solo me daba el primer golpe, sino también me dirgía la palabra como si fuera un igual, siendo que a primera vista no tenía nada especial. Mi cosmos volvió a su estado de normalidad, producto de que ahora no tenía necesidad de alardear. Levante mi mano derecha para recogerla hacia atrás, apuntando directamente a donde se encontraba.

Mi dedo indice y corazón se juntaron... Necesitaba practicar un poco mis técnicas, así que no habría problema si usaba a este sujeto como una pequeña prueba. Moví mi brazo entero en una veloz sucesión lanzando una estocada con el mismo. Aunque en condiciones normales, tal movimiento solo serviría para dejar en ridiculo a una persona, en mi caso, producia un destello dorado que viajaba con velocidad a donde se encontraba mi oponente. Solo debía ver que tan rápido podía moverse, después de todo, intentaría evadir. Mis ojos se enfocaron en sus piernas y caderas, no tenía que seguir el resto del cuerpo por ahora. La coordinación mano-ojo era lo único que podía garantizarme el siguiente golpe. Prepare mi mano izquierda en caso de que fuera necesario utilizar una contraofensiva.

Resumen:
Hago uso de Excalibur para lanzar una onda lineal en contra de mi oponente. Apunto al torso siendo que después de eso me preparo para su reacción.
avatar
Sebastian Lugo

Mensajes : 71

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: "La Vigilia Eterna" | Tormenta - Evento [Capitulo 1]

Mensaje por Narrador el Jue Ago 04, 2016 9:59 pm

-No estoy confiado, para nada- dijo mientras el caballero de Capricornio realizaba su ataque, sin mostrarse muy impresionado por su poder, algo que cambió cuando el ataque impactó contra su cuerpo. El pelirrosa se hizo hacia atrás. Con sus manos estaba cubriendo el lugar en el que fue herido por el caballero dorado, haciendo una mueca de dolor por corte recibido. Cayó de rodillas. Desde el suelo observó al caballero de Capricornio a través de una cortina de cabello rosada que caía sobre sus ojos, expresando todo su odio a través de la mirada.

-Eso fue… muy… doloroso- dijo con una voz que salía de su cuerpo de forma forzada, como si le costara trabajo respirar. –Sólo… estoy… bromeando- dijo del mismo modo entrecortado antes de extender su brazo hacia el cuello de Capricornio. Su mano estaba conectada al resto de su cuerpo por una masa de agua. El guerrero quitó el brazo que tapaba la herida causada por excalibur, mostrándole a Capricornio su interior: bajo la ropa no había piel o carne, sólo una masa de agua.

Presionó más el cuello del caballero con sus largos dedos que terminaban en afiladas garras de hielo. El guerrero sonrió, mostrando unos colmillos afilados.-La temperatura está a punto de descender. Espero que te guste el frío- el cuerpo del guerrero comenzó a congelarse, recubriéndose con una capa de hielo.

-Ya habrás notado que no soy un simple humano. ¿Puedes enfrentar a una fuerza de la naturaleza? Nosotros los hechiceros elegidos por el gran maestro abandonamos aquello que nos hacía mortales para convertirnos en uno con los elementos mágicos- tras decir eso se apartó de Capricornio, enterrando sus garras en el suelo, emanando un cosmos frío que transformó las montañas en un campo congelado, formando grandes picos de hielo que rompieron la tierra, cambiando completamente el panorama.  
avatar
Narrador

Mensajes : 769

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: "La Vigilia Eterna" | Tormenta - Evento [Capitulo 1]

Mensaje por Sebastian Lugo el Jue Ago 04, 2016 10:28 pm

Me tomo desprevenido el movimiento, siendo que su mano comenzó a apretar mi cuello. Una expresión de ira, de manera inicial, fue lo único que le permitir ver. Mis dientes se tensaron mientras que comenzaba a concentrar mi cosmo alrededor de mi cuerpo. Pase de un ceño fruncido a una expresión más calmada, mientras que mi cuerpo comenzaba a retener el frío que sentía. - Soy un hombre si, pero uno que no conoce el miedo. - Las armaduras doradas podían soportar las más bajas temperaturas, siendo que además custodiaban a su portador de las mismas. Solo a manera de precaución procedí a usar mi cosmos para calentarme, intentando no perder demasiada energía en ello. Mi mano derecha comenzó a brillar siendo que procedí a cortar la mano precisamente en el punto donde se encontraba congelada. Al tocar el suelo, procedí a dar un fuerte salto hacía atrás, usando mi mano izquierda para retenerme de ir más allá.

Debía mantenerme atento, por descuido deje que me atrapara, algo que no volvería a pasar. Tenía que recopilar la información obtenida, usaba el agua y al parecer también el hielo, no era humano, dice que rechazó su humanidad para alcanzar su nuevo estado y que su señor fue quien le dio tales frutos. Exhale con fuerza, provocando que una leve corriente de vapor escapara de mi boca. - ¿¡Quien es tu señor!? ¡Responde ahora o te sacare la respuesta con Excalibur! - Mi mano izquierda comenzó a brillar con fuerza, mientras me preparaba para cualquiera de sus nuevas acometidas. Mis ojos le observaban de arriba a abajo, incluso estaba atento al movimiento de la nieve, seguro podría controlarla en caso de cubrirla con agua.

Mi mente trazaba un plan con el cual intentar ponerle fin. En estos momentos pensaba en lo el pésimo oponente que tenía frente a mi, mis habilidades de corte poco le harían, siendo que escaparía de los mismos de manera ilesa. Inhale con fuerza, mientras los músculos de mis piernas se tensaban ante la posibilidad de otro movimiento. Trataba de memorizar cada aspecto de lo que veía, fuera quien fuera este enemigo, era una amenaza de la cual el resto de los Caballeros Dorados debería de preocuparse.
avatar
Sebastian Lugo

Mensajes : 71

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: "La Vigilia Eterna" | Tormenta - Evento [Capitulo 1]

Mensaje por Narrador el Jue Ago 11, 2016 5:32 pm

-¿De verdad quieres saberlo? Qué divertido eres- dijo el guerrero mientras su cuello se alargaba para acercar su cabeza al caballero de Capricornio, respirando a escasos centímetros de su rostro.- Estoy un poco sorprendido, creí que los santos de élite conocían la historia de los tres grandes hechiceros, de los precursores de la magia, aquellas entidades poderosas que dominaban los elementos y que su diosa insolente encerró en los confines del tiempo- una cara de disgustó se manifestó en sus facciones, como si aquella historia le trajera malos recuerdos.

-Parece que tu diosa no ha sido completamente sincera con ustedes. ¿Ella les dijo algo acerca del hombre que mis maestros usaron para escapar del encierro? Es algo interesante. Un día, un caballero de Athena llegó a ese lugar que está más allá del tiempo y del espacio y liberó a los grandes hechiceros- sus colmillos se hicieron más largos y sus ojos se volvieron rojos, adquiriendo una apariencia demoniaca.

-Le agradezco a ese caballero por haberlos liberado.Es una lástima que no podrás conocer su magnificencia- en ese momento, uno de los brazos del hechicero se extendió, transformándose en un tentáculo de agua que envió hacia el caballero de Capricornio para embestirlo y capturarlo.

-La sangre de los caballeros dorados será el trofeo ideal para mis maestros. Seguramente estarán felices y me ascenderán cuando derrame tu sangre sobre sus tronos- comenzó a reír frenéticamente. Entre más poder usaba perdía parte de su cordura y los restos que quedaban de su personalidad humana, transformándose gradualmente en un demonio de agua y hielo.
avatar
Narrador

Mensajes : 769

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: "La Vigilia Eterna" | Tormenta - Evento [Capitulo 1]

Mensaje por Sebastian Lugo el Jue Ago 11, 2016 6:55 pm

Mientras su rostro se acercaba al mio podía sentir su inmunda respiración chocando con mi rostro. Mantuve mi temperamento oculto, siendo que concentraba mi cosmos para aprovechar este tipo de errores para utilizar a favor su temperamental actitud a mi favor. - Si mi Atena no ha visto necesidad de contarme al respecto, es porque no soy digno. Y en cuanto a ti, escoria, me asegurare de que vuelvas al agujero inmundo del que saliste... - Observe como su mano se transformaba en una especie de tentáculo diseñado para capturarme. Parece que la oportunidad se abría ante mis ojos, sin contar que lo inestable de sus comentarios me hacía sospechar que la sed de sangre estaba ganando lo mejor de mi oponente. Una pena, mientras menos pensará en sus acciones, más fácil haría mi combate. No es como si me quejará, los enemigos de Atena solo merecían la muerte, siendo que mi mano sería la justa espada que cortaría la garganta de todo aquel que sirva al mal.

Mientras el tentáculo se acercaba, yo concentraba mi cosmo en mis dos manos. Un caballero necesitaba ser capaz de luchar con ambas manos, aprovechando lo cercano de su rostro, que no se molesto en retirar. Con la diestra hice una parabola de izquierda a derecha, causando que un enorme corte de luz cruzara directo frente a su rostro. Su naturaleza acuosa seguro le permitiría regenerarse, pero no me preocuparía por ello. Pasaría a destrozarlo en pedazos tan pequeños que no importa cuanto lo intente, no será capaz de lograr rearmarse. El poder del corte de Excalibur permitía destrozar con facilidad aquella mostruosidad. Para encargarme de su extraña extremidad que intentaba capturarme, casi simultaneo al primer ataque, envié mi mano izquierda de manera descendente, causando que otro poderoso corte de luz provocara una pared de considerables dimensiones diseñada para dispersar su ataque.

Para finalizar, usando toda mi fortaleza, procedí a dar un salto elevándome unos 6 metros sobre su cabeza, comenzando a girar para caer en donde estaría su espalda. No parecía haber movimientos inusuales, siendo que aun el cosmos de mi cuerpo se concentraba en mis dos manos. Actualmente me producía gran entusiasmo la lucha. Parece que su boca estaba más suelta que la de un loro, siendo que me revelo por completo su origen. La arrogancia era una herramienta mortal, proporcionaba los medios para una aparatosa caída. Finalizaría pronto con este asqueroso ser, para encargarme de informar sobre mi hallazgo a mis compañeros. Parece que pronto tendríamos una misión entre manos, una que recibiría con las manos abiertas.

Nota:

- Técnicas usadas: 3/15 (Excalibur y Justicia Divina).
- Estado: Heridas y Cansancio al mínimo.
Resumen: Dado que mi oponente acerca solo su rostro, asumo que su mano usada para atacarme quedo cercana a su cuerpo, dandome tiempo de reaccionar. Primero uso mi mano derecha para usar mi técnica Excalibur trazando un corte hacia el rostro de mi adversario. Debido a la cercanía, además de su aparente desestabilidad mental, considero poco probable que evada o reaccione de manera coherente. Al terminar dicho movimiento, procedo a usar Justicia Divina, que es una técnica defensiva, diseñada para detener su brazo, además de la cercanía podría llegar algún daño residual. Para finalizar, doy un salto con giro para quedar sobre el aire, preparándome para caer a lo que sería sus espalda, a unos 6 a 8 metros de él.
avatar
Sebastian Lugo

Mensajes : 71

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: "La Vigilia Eterna" | Tormenta - Evento [Capitulo 1]

Mensaje por Narrador el Jue Ago 18, 2016 1:33 pm

La cabeza del hechicero quedó dividida en dos tras recibir el ataque de Capricornio. Permaneció inmóvil mientras el caballero de Athena ejecutaba su ataque, como si aquello lo tuviera sin cuidado. Debido a que no tenía sistema nervioso en esa forma su cuerpo no sentía dolor, por eso estaba tan confiado. Sin embargo, esa misma confianza había hecho que se descuidara bastante, dejando su punto vulnerable a la vista. Su cuerpo no era indestructible, ya que la manera de vencerlo era encontrando el objeto mágico que le brindaba sus poderes. Había una parte dentro de su cuerpo que se encargaba de mantenerlo unido y con vida. Al disolverse por completo había dejado a la vista el órgano especial que lo regeneraba, una gema ovalada que se encontraba flotando en el charco en el que su cuerpo se había transformado después de que Capricornio cayera sobre él. Se encontraba en forma de charco bajo los pies del caballero dorado, viéndolo desde abajo con su sonrisa petulante.

-Jamás podrás vencerme, mientras éste usando mi forma elemental no existe fuerza en el planeta capaz de detenerme- mientras decía eso, la gema azul despedía un brillo más intenso mientras flotaba en el agua por encima del rostro del hechicero sin que éste notara su presencia. Su cuerpo se regeneró y la gema se ubicó en el centro de su pecho, bombeando su poder como si de sangre se tratase. Había tomado un aspecto humanoide, sin armadura, como si estuviera desnudo. Su melena antes rosácea ahora estaba compuesta por agua y sus ojos brillaban con el mismo color azul de la gema que le daba sus poderes.

Ambos brazos del hechicero se extendieron, transformándose en látigos de agua con espinas de hielo.-¡Muere! ¡Muere! ¡Muere!¡Muere!¡Muere!¡Muere!- Decía cada vez que arrojaba un latigazo en dirección al caballero dorado. Su mirada estaba perdida y su sonrisa se había deformado por completo, volviéndose más terrorífica por las proporciones caricaturescas que mostraba –una boca el doble de grande con enormes colmillos de hielo-. Se encontraba en un estado de locura, completamente dominado por el poder que le fue conferido, por lo que sus movimientos eran torpes e imprecisos.- ¿Dónde está tu diosa ahora? ¡¿Dónde está tu diosa ahora?! ¡Dile que venga a protegerte! ¡Quiero destruirla!- gritaba mientras sus tentáculos destruían los picos de hielo a su alrededor.
avatar
Narrador

Mensajes : 769

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: "La Vigilia Eterna" | Tormenta - Evento [Capitulo 1]

Mensaje por Sebastian Lugo el Vie Ago 19, 2016 11:41 am

Pude observar un extraño cristal mientras caía en el suelo. Mis botas chocaron con parte del liquido del cual aquel ser estaba conformado, siendo que procedí a sacar mis propias conclusiones. La gema se iba moviendo al centro de su pecho, mientras en un fútil intento seguía lanzando maldiciones en mi contra. Era obvio que la estabilidad de su mente estaba lejos de ser la correcta, peor aún, su apariencia era cada vez más monstruosa. Al parecer no poseía tanto control sobre esos dones que su "aparente" maestro le había dado. Inhale con fuerza, mientras comenzaba a concentrar mi cosmos en mi mano derecha. Mientras aquella criatura extendía sus brazos en manera de látigo dispuesto a atacarme, yo simplemente me incline preparandome para el siguiente golpe. Solo tendría una oportunidad, dado que su inestable estado le impedía darse cuenta de que su debilidad había sido expuesta. Una media sonrisa escapo de mis labios cuando su andanada de ataques inicio. Mi cuerpo se resentía levemente con cada impacto, pero tanto mi armadura como mi cosmos me servían para protegerme. Una delgada línea de sangre caía de mi cabeza, mientras nuevamente de su extraña boca salían desafiós a mi diosa. Ese era el momento... Mi brazo derecho mostro un brillo cegante, tras el cual avance con enorme velocidad lanzando una puñalada directo al centro del cristal.

Quede de pie, a un par de metros detrás de mi enemigo. Levantandome para quedar erguido. Algunas de las marcas de la batalla quedaban grabada en mi piel, además de un delgada línea de sangre que manchaba mi mentón. Moví mi muñeca para limpiarme aquella herida, mientras compartía un pequeño pedazo de sabiduría con mi adversario. - El deber de un Caballero Dorado de Atena es aceptar todos y cualquier desafió lanzado a nuestra diosa, por eso... - Me gire para observar a mi oponente. A quien esperaba se resintiera del golpe. Observe mi mano derecha, viendo que porciones de aquel cristal quedaban marcadas sobre mi armadura. Sacudí mi diestra, haciendo que ese polvo fuera cayendo de a poco. - La basura como tu... Ni si quiera es digna de presentarse frente a su magnificiencia... - Me cruce de brazos esperando ver que clase de reacción tenía mi adversario. Si logre un impacto directo o no, ya quedaba por verse...

Resumen:
- Técnicas usadas: 4/15 (Excalibur).
- Estado: Heridas bajas (Lasceraciones alrededor del cuerpo) y Cansancio Bajo.

Tras observar como mi oponente se regenera teniendo como epicentro el cristal, procedo a concentrar mi cosmos en un ataque. Mantengo la postura, decidiendo recibir parte de los ataques de mi adversario, para así esperar la oportunidad, cuando este más descuidado, de asestar un impacto directo con mi Excalibur sobre la gema. Queda a decisión del narrador si mi estrategia funciona.
avatar
Sebastian Lugo

Mensajes : 71

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: "La Vigilia Eterna" | Tormenta - Evento [Capitulo 1]

Mensaje por Narrador el Jue Ago 25, 2016 2:38 pm

El sonido de algo romperse fue lo último que escuchó antes de que sus extremidades perdieran su forma sólida. El cuerpo del hechicero comenzó a descomponerse hasta convertirse en una masa amorfa de agua. Parecía que estaba intentando articular palabras, pero su boca se había desvanecido al igual que los rasgos de su rostro. Los pequeños fragmentos del cristal se desintegraron en pequeñas partículas mientras el agua que componía su cuerpo se evaporaba hasta transformarse en una nube densa que nubló la visibilidad del campo de batalla hasta que ascendió a las alturas, como si buscara unirse con las nubes de tormenta que asediaban el cielo de ciudad Kaus. La temperatura del lugar cambió abruptamente, llevándose el hielo y reemplazándolo con un panorama rocoso.


Cuando la nube se disipó por completo, el cuerpo desnudo  de una persona se reveló a unos metros del caballero de Capricornio. Se trataba del mismo hombre que se había presentado en un principio. Sus ropas se habían desintegrado junto con su armadura maldita y la influencia del espíritu perverso que lo había poseído. Lentamente abrió sus ojos, despertando como si hubiese estado dormido por un largo tiempo.


-Me engañaron-dijo finalmente, ignorando la presencia de Capricornio.-¡Prometieron que me darían un gran poder!- se puso de pie y le reclamó a la nube, dándole la espalda al caballero de Athena.-Pero sólo estuvieron utilizándome como al tonto que los liberó- se sentía molesto y defraudado. Cuando el cristal fue destruido recuperó su raciocinio por completo, como si viera el mundo con los ojos descubiertos-Ellos no me dijeron que el poder que me estaban otorgando nublaría mi juicio- le dijo al caballero de Capricornio, girando para quedar frente a frente de nuevo.-Escucha, te pagaré el favor por haberme liberado. ¿Ves esas nubes? Están recolectando la energía vital de los habitantes de la ciudad. La tormenta es una cortina de humo que está ocultando los receptores: tres torres oscuras que están flotando en el cielo mientras hablamos. Si quieres destruirlos antes de que obtengan cuerpos propios, el momento es ahora- el chico buscó por el lugar, recogiendo un objeto que se encontraba en una grieta.-Toma esto- depositó un orbe azul en las manos de Capricornio.


-Curará las heridas de tu cuerpo. Aunque, si yo fuera tú lo cuidaría, vale mucho en el mercado negro- El hombre no parecía muy contento con darle un objeto valioso a un seguidor de Athena, pero en realidad deseaba verlos sufrir.  


Fase Uno Terminada
Sebastian de Capricornio recibe 25 puntos de experiencia y 1 Orbe azul que puede cambiar por 300 monedas de oro o usarlo para curar sus heridas una vez durante el evento.
avatar
Narrador

Mensajes : 769

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.