Conexión
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Cierre de temas
Hoy a las 2:27 am por Anheru

» Gran Torneo Planetario: Arena de Batalla
Hoy a las 2:09 am por Narrador

» Misión: Sombras de Acero y Terror [Anheru]
Hoy a las 1:31 am por Narrador

» Palco de Athena
Ayer a las 11:56 pm por Viktor

» Censo [Septiembre]
Ayer a las 11:11 pm por Rin

» Comienza el entrenamiento, Lira vs Fénix [Belcebug]
Ayer a las 10:16 pm por Narrador

» Palco Divino
Ayer a las 8:11 pm por Metal Napper

» Françoise Arnoul
Ayer a las 7:04 pm por Cosmos

» Registro de Avatar
Ayer a las 5:49 pm por Stan

Links Directos
Compañeros
Hermanos
Élite
Crear foro Crear foro  photo untitled45.png Bálderook University School Deluxe NEW

Sacrificios Oscuros :: Privado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Sacrificios Oscuros :: Privado

Mensaje por Marìa de los Angeles el Mar Oct 25, 2016 6:24 pm

El astro rey descendía del firmamento, ocultándose a la distancia para brindarle paso a la hermana antónima que lo antecedía al final de cada día: la Luna. La Ciudad de Krauz terminaba la jornada, la población llenaba las calles, aceras y demás vías públicas. En el parque central de la urbe, en uno de los bancos de piedra, se encontraba Marìa, General Marino de Kraken. La hermosa mujer de blanca piel y cabellos color del trigo, veía el movimiento de las masas desde su posición. La vestimenta que la recubría reflejaba la sencillez de su alma, un jean negro, zapatos del mismo color y una camisa de color azul celeste que hacia resaltar la claridad de sus ojos; en cada mano un guante, guantes de color marfil que resguardaban la ansiedad de su inestable habilidad.

La sierva de Poseidón, había estado días pasados en ese lugar, investigando un foco de energía oscura que parecía consumir la ciudad silenciosamente. Lo que sucedía en la tierra no concernía al Reino Marino, sin embargo, los sacerdotes al servicio de Neptuno percibieron rastros de cosmos atlante… lo que se traducía que podía haber un individuo del ejercito involucrado, un posible traidor. Por ahora, la fémina, esperaría a que terminara de caer la noche para ir a la fábrica abandonada y seguir indagando en los eventos macabros de sacrificios…
avatar
Marìa de los Angeles
Mariner
Mariner

Mensajes : 262

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sacrificios Oscuros :: Privado

Mensaje por Sataji el Mar Oct 25, 2016 7:34 pm

Ya había empezado la noche en aquel frio día, la historia esta vez iniciaba en el centro de la ciudad Kaus, últimamente era el lugar de extraños sucesos. Entre la luna y los faroles se debatía la poca iluminación de la ciudad, mientras que con precaria visión me movía a través de un parque con mucho follaje a pesar del clima. Por otro lado, podía ver como las personas recogían a sus hijos, como las parejas caminaban devuelta a su hogar, y hasta el cómo algunas almas solitarias se rendían cabizbajos ante el largo sendero del parque. Sin embargo, alguien logró resaltar dentro de aquella multitud, una mujer hermosa, con una claridad en sus ojos que podían reflejar todas sus atribuciones positivas, sobretodo la sencillez que la envolvía y la bondad que había en su corazón.

(Debería hablarle.) Pensé algo sorprendido. Simplemente, me acerque a ella sin pensarlo dos veces. Finalmente, la tenía a menos de un metro cuando dejé escapar un simple “¡hola!”, fue entonces que recordé que traía mi pandora box a mis espaldas. Sin embargo, no deje que eso me detuviera, mi objetivo era acercarme hasta medio metro y poder conseguir conversación. Además, en el peor de los casos simplemente me reconocería y de acuerdo a sus actitudes podría definir si era aliada o enemiga, y por supuesto a pesar de tener una misión principal, podría investigarla a ella como misión secundaria y así aprendería más sobre tan único ser humano.
avatar
Sataji
Bronze Saint
Bronze Saint

Armadura :
Santo de Bronce de Andrómeda

Mensajes : 130

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sacrificios Oscuros :: Privado

Mensaje por Marìa de los Angeles el Miér Oct 26, 2016 8:40 pm

Habla / Piensa / Narraciòn

¿Hace frio? ― se cuestionó internamente la joven de pálida cabellera mientras observaba a los oriundos de Krauz concluir sus actividades diarias. Muchos con abrigos gruesos, como si el inverno cayera sobre ellos con ahínco otros soplaban sus manos en busca de algo de calidez proveniente del aliento. Ella no tenía frio, nunca sentiría tal sensación recorrer su cuerpo por lo que una leve sonrisa se dibujó con suavidad en sus rosados y finos labios.

Sentada en perfecta posición, con una pierna sobre la otra, la joven desvió la mirada al cielo que en cuestión de minutos se había teñido de azabache siendo adornado por pequeñas luces parpadeantes que solo hacían resaltar aun más la belleza de la exquisita luna llena. En las profundidades marinas no se contaba con tal vista, la belleza de la Atlántida recaía en otros factores escénicos, por el momento la noruega disfrutaría de la antesala calmada de su misión ― La secta… ― recordó como aquel grupo de individuos a los que espió en la vieja fábrica abandonada habían estado intentando por medio del cosmos traer algo al plano humano, ese algo podría ser desde una deidad sellada hacía muchos años o un monstruo sediento de sangre… como mitológicamente ocurrió, de forma curiosa, con la criatura cuya armadura  representaba.

“Hola”

Una dulce voz masculina se filtró por el sentido auditivo de la atlante. Marìa volteo a ver al joven que se detuvo a saludarla, un muchacho radiante de curiosa melena verduzca. No parecía alguien que quisiera coquetear, o pretender banalidades. Ella llevaba muchísimos años bajo el servicio de Poseidón… podía reconocer, por su experiencia, ciertos modos de aquellos que poseían dominio sobre el cosmos… y ese chico destellaba inconscientemente energía, aunque no del tipo que ella estaba buscando. Otro dato fue aquello que parecía cargar en su espalda, por su posición podía estar equivocada pero la agudeza de su visión le aseguraba que se trataba de una Caja de Pandora ― ¿Un Caballero Ateniense? ― pensó mientras unía cabos, quizás los sacerdotes atlantes no fueron los únicos en detectar cambios irregulares en la Ciudad de Krauz.

Marìa, por el miedo latente de hacer daño a otros con su habilidad gélida, mantenía un muro de indiferencia a su alrededor, por ende aunque su apariencia frágil, hermosa y sencilla diese a entender accesibilidad ella siempre se mantenía inexpresiva y fría con todos quienes se acercaban, aunque internamente su corazón fuese tan bondadoso como el de cualquier otro guerrero que luchaba a favor de la paz ― Hol... ― intento responder, pero su palabra murió cuando a lo lejos un halo de luz cósmica se hizo presente, la misma por la cual había sido enviada a ese lugar. Los humanos no parecieron percibirla, al parecer solo aquellos consientes del cosmos lo harían…
avatar
Marìa de los Angeles
Mariner
Mariner

Mensajes : 262

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sacrificios Oscuros :: Privado

Mensaje por Sataji el Lun Oct 31, 2016 10:59 am

Todas las cosas parecían marchar de maravilla, o al menos eso pensaba. Luego de un no tan cordial saludo de mi parte, la bella y enigmática mujer reaccionó como lo esperaba. Se mantuvo sin expresión alguna en su rostro, por lo que me dedique a analizarla, quizás algo no iba bien en su vida, de seguro se veía privada de algún derecho, quizás un mal matrimonio, no tenía las cosas claras sobre que pasaba con esa mujer, pero podía sentir como era retenida. Por otro lado, aun manteniéndose sin expresión en su rosto, decidió responder, no fue hasta que su palabra se cortó que tuve un mal presentimiento, algo no andaba bien lo que provocó una reacción de preocupación en mi rostro.

-Se encuen…- una fuerte explosión interrumpió mis palabras, según la fuerza con la que pude escucharla y el humo que vi al voltear un poco mi cabeza, pude deducir que no estaba a más de diez metros. - ¡Señorita, debo pedirle que se vaya a un lugar seguro! - exclame con mucha preocupación mientras corría hacia la explosión y a la par exclamaba un fuerte “Andrómeda” para activar mi caja de pandora y verme rodeado de una luz rosada que proseguiría con exhibir mi armadura.
avatar
Sataji
Bronze Saint
Bronze Saint

Armadura :
Santo de Bronce de Andrómeda

Mensajes : 130

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sacrificios Oscuros :: Privado

Mensaje por Marìa de los Angeles el Mar Nov 01, 2016 12:46 pm

Las palabras murieron en la boca de Marìa cuando la explosión del cosmos se hizo sentir a lo lejos. Los ojos normales sin conocimientos de la energía espiritual fueron incapaces de percibir el peligro inminente en aquella área. Los orbes de la joven se dirigieron con cuidado hacía la lejanía, hacia el haz de luz oscura y perversa que emanaba. La secta que estuvo investigando toda la semana realizaba un nuevo movimiento, aquel grupo de individuos macabros intentaban despertar algo maligno, algo que podría cambiar para siempre el rumbo de la Guerra Santa.

“Se encuen… ¡Señorita, debo pedirle que se vaya a un lugar seguro!”

La armoniosa y amable voz del peliverde, trajo la atención de Kraken a los orbes cristalinos del masculino, por un momento se preguntó cuántos años tendría aquel siervo de Athena. La preocupación por el bienestar de una desconocida la acobijo cálidamente, el saber que aun habían humanos de corazones puros la hubiese hecho sonreír complacida en cualquier otro instante de tiempo. Lo siguió con la mirada, corría al lugar de dònde provenía el haz de luz mientras desligaba la caja de Pandora y se revestida con una preciosa armadura rosada, cuyas cadenas plateadas delataban la constelación que representaba.

Andrómeda… un Caballero de Bronce ― pensó levantándose del banco con calma, no tenìa apuro en llegar al lugar, màs bien deseaba ver qué tipo de guerrero era aquel que acudía precipitadamente al peligro sin detenerse a pensar en su bienestar propio.

A pesar de ser solo cosmos, la explosión genero un pequeño cráter en el parque, el humo alerto a los transeúntes, que empezaron a correr en dirección contraria al suceso. La histeria se estaba apoderando de la pacifica escena. Dos individuos con ropa oscura, ojeras enormes y miradas perturbadas estaban alrededor del lugar del ataque; ellos emanaban una energía putrefacción. Cuando vieron a Andrómeda, se sorprendieron pero recuperaron la compostura lanzándole, cada uno, dos rayos cósmicos, un poco menos potentes que el anterior…
avatar
Marìa de los Angeles
Mariner
Mariner

Mensajes : 262

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sacrificios Oscuros :: Privado

Mensaje por Sataji el Dom Nov 27, 2016 7:17 am

El santo de Andrómeda corría hacia el lugar de la explosión. Al llegar, una sorpresa le esperaba, eran los responsables atrapados con las manos en la masa, los rodeaba un aura de putrefacción que simplemente ponía incomodo a Sataji. El chico como de costumbre trato de hablarles y pedirles amablemente que se retiraran del lugar si no querían salir heridos, lo cual tuvo como consecuencia que aquellos maleantes contestaran con lanzando un rayo cada uno hacia Sataji, de los cuales solo pudo esquivar uno lo que provoco su caída al suelo con solo unos rasguños.

El chico se paró con mucha determinación y un aura rosa que cubría todo su cuerpo, con la finalidad de responder.  -Lo lamento chicos, no me dejaron otra opción. -  dijo con un tono y gesto entristecido, mientras su aura se hacía cada vez más fuerte.  No fue hasta que llego al tope que decidió responder de forma ofensiva agitando ambas cadenas en dirección de sus oponentes. Estas se lanzaron contra los villanos, se multiplicaron, azotaron sus cuerpos y quebraron sus armaduras mientras que el voltaje les era transferido con tan solo rozarles.

-Se los advertí, discúlpenme por favor. - fue lo único que se escuchó de aquel chico que ahora jadeaba y veía caer a los cuerpos al suelo. Lo que había hecho el santo era una atrocidad, por consiguiente el joven empezó a sentirse mal y se arrodillo al suelo pidiéndole disculpas a su diosa por lo que había hecho sin razón alguna mientras sus cadenas volvían a encogerse hasta quedar a nivel de sus manos.
avatar
Sataji
Bronze Saint
Bronze Saint

Armadura :
Santo de Bronce de Andrómeda

Mensajes : 130

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sacrificios Oscuros :: Privado

Mensaje por Marìa de los Angeles el Dom Nov 27, 2016 9:00 pm

María observaba lo que ocurría desde la distancia, como aquel joven enfrentaba la adversidad de lo desconocido. Lo curioso, y llamativo del caso, es que primero intento entablar una conversación buscando persuadir a los individuos del terrible actuar que ejercían en ese parque; lamentablemente las palabras se escurrieron como el agua entre la manos, porque los hombres le atacaron sin piedad ― Se perciben inestables ― pensó deduciéndolo por las evidencias en el cuerpo de ambos, desde los gestos erráticos hasta las muestras putrefactas de una energía oscura y maligna.

Las personas se alejaban de la zona afectada. El peliverde al verse atacado hizo lo propio, aunque parecía no estar seguro de si era correcto o no. ¿Acaso los Santos ponían ambas mejillas? Según lo que ella recordaba de los eventos pasados cuando destruyeron su hogar, aquellos guerreros eran tan despiadados como se pensaría serían los hijos de la guerra. Con la aparición de las cadenas, moviéndose como olas, el chico logro vencer a los “poseídos”, pero al parecer también algo en él se fracturo.

Las sirenas producidas por los carros policías empezaron a sonar a lo lejos, el alboroto ya había llegado a oídos de la ley; el quedarse ahí representaba problemas con los humanos, así que la marina iba a proceder a retirarse… pero sus ojos volvieron a posarse sobre el niño, sobre aquella forma colapsada ― No puedo dejarlo… ― pensó dirigiéndose al caballero, con cuidado puso la mano sobre su hombro, esperanzada de que el guanta contuviera su habilidad helada ― Debemos irnos de aquí… por favor, ven conmigo ― le musito con amabilidad y evidente preocupación.

Apresurando el paso, esperando que el Santo la siguiera se perdió entre las calles y callejones. Marìa sabìa dònde encontrar a los culpables verdaderos de todo ello, por eso estaba en la ciudad. Se detuvo en un distrito de fábricas abandonadas, entrando por una vieja abertura. Tres fábricas màs allá se encontraba el cuartel general de los “Poseídos”. Si Andrómeda estaba ahí para pelear contra ese grupo, podrían hacerlo juntos… pero antes debía comprobarlo.

¿Estas bien? ― le pregunto, volteándose a verlo.
avatar
Marìa de los Angeles
Mariner
Mariner

Mensajes : 262

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sacrificios Oscuros :: Privado

Mensaje por Sataji el Vie Dic 16, 2016 10:53 am

Aquel momento fue muy rápido para el chico, no podía procesar del todo lo que estaba sucediendo en esos instantes. Había vencido a aquellos sujetos malvados, sin embargo, estaba tirado en el suelo de rodillas casi llorando en vez de celebrar la victoria.  Las sirenas y el alboroto creaban un caos un inmenso a pesar de que el peligro había terminado, los fisgones y bloggers se sumaban a la policía para crear una multitud de personas que aparentemente no le gustaba a la señorita de pelo blanco que no dudo en acercarse a Sataji y pedirle que la siguiera.

Su amabilidad y preocupación trajeron al santo de Andrómeda devuelta hacia la situación. El chico no lo pensó dos veces y decidió seguirla, fue en ese momento que se dio cuenta que aquella persona no era alguien común y corriente, tenía algo especial, Sataji podía sentirlo, así que mientras corrían de aquel lugar deicidio volver a romper el hielo con el silencio y hablarle, pero para cuando vino a darse cuenta ya estaban en una fábrica abandonada y la chica se le había dirigido.

-Estoy bien. Disculpa por las molestias y atrevimiento, pero, ¿no eres alguien normal cierto? Puedo sentirlo, puedes decirme quien eres sin ningún problema. -  el chico pregunto muy curioso, manteniendo siempre el mismo tono dulce y delicado en sus palabras.
avatar
Sataji
Bronze Saint
Bronze Saint

Armadura :
Santo de Bronce de Andrómeda

Mensajes : 130

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sacrificios Oscuros :: Privado

Mensaje por Marìa de los Angeles el Miér Ene 04, 2017 1:34 pm

Las palabras salieron de su boca con serenidad, entrecerrando los ojos y evaluando el estado físico del niño. Lo miro de arriba abajo en un escaneo completo, para comprobar que no estuviese herido. No había sangre, no habían cortes, todo estaba en perfectas condiciones; eso la alegro por dentro, aunque no lo evidencio externamente, ella nunca mostraba sus emociones… cometer ese error desencadenaría consecuencias fatales, en especial para su noble y frágil corazón.

El silencio de la vieja fábrica abandonada se mantuvo entre ambos, solo una lejana fuga de agua se dejaba escuchar cada tantos segundos; una gota que originaba un “Pluum” muy característico y que con la expectativas de los dos guerreros parecía acentuarse en la curiosa escena. Llevando una de las enguantadas manos a su cabello, lo peino descuidadamente quitando el flequillo que caía sobre su frente, pero el rebelde mechón volvió a posarse sobre la blanca piel; los ojos azules se desviaron del chico, quien en realidad le resultaba tan joven ¿Cuántos años tendría? ¿Cuán poderosos sería para ostentar una armadura, aunque fuese de bronce?

“Estoy bien. Disculpa por las molestias y atrevimiento, pero, ¿no eres alguien normal cierto? Puedo sentirlo, puedes decirme quien eres sin ningún problema.”

La dulce voz del joven invadió el lugar, dejando como segundo plano el sonido de la gota cayendo. Ante la confirmación verbal de su estado de salud, Marìa asintiendo con la cabeza de manera leve en su dirección, esbozando una muy pequeña sonrisa; no podía ser indiferente con un adolescente, con alguien que podría ser contemporáneo con sus olvidados hermanitos ― No existe tal molestia ― le respondió de forma neutral sin evidenciar ninguna emoción ― No lo soy, Santo de Andromeda ― dijo llevando las manos a la espalda, mientras caminaba hacia una vieja escalera de metal. Subió con cuidado, a cada paso rechinaba bajo su peso ― Al igual que tú, sirvo a un Dios Griego… ― le hablo dejando escuchar su suave voz por esa área de la fábrica. Al llegar al último escalón del primer, destartalado, piso se dirigió a una de las ventanas. Por las ranuras del suelo veía al joven de cabellera verde y él podía verla a ella, por lo cual le hizo una señal con la diestra, para que subiera a su encuentro ― Soy una leal sierva de mi Señor Poseidón, Regente de los Mares ― se presentó sin revelar su rango, no lo vea necesario, no quería intimidar al muchacho; Kraken había escuchado historia sobre lo crueles que podían ser los Santos de Oro, aquellos de más nivel con los de menos nivel.

Se detuvo frente a las ventanas, cuyos vidrios estaban en algunos casos sucios y en otros rotos. A lo lejos se vean las demás fábricas abandonadas, pero una de ellas emanaba algo especial, una energía mucho más repugnante que la de los dos locos en el parque; se trababa de la tercera estructura más allá de los que ellos estaban ― Esos sujetos en el parque, pertenecen a una Secta Maligna, que maneja el cosmos con la finalidad de despertar a una entidad Oscura. ¿Sus objetivos después de eso? Son inciertos, pero algo es seguro… son un peligro para los Griegos. Por eso me han enviado, a ponerle fin a sus actividades. ¿Vienes por lo mismo, Caballero de Andrómeda? ― cuestiono luego de su explicación; si la respuesta era afirmativa, entonces tendría un compañero para atacar a la Secta de los Poseídos. Solo le queda esperar los vocablos del Santo.
avatar
Marìa de los Angeles
Mariner
Mariner

Mensajes : 262

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.