Conexión
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
Links Directos
Compañeros
Hermanos
Élite
Crear foro Crear foro  photo untitled45.png School Deluxe NEW

En las ruinas del Edén [Atem & Rintaro]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

En las ruinas del Edén [Atem & Rintaro]

Mensaje por Kaito Sakaki el Dom Dic 04, 2016 1:22 pm

El Patriarca se ha puesto en contacto con ambos, informándoles que en la aldea de Rodorio y en la ciudad de Atenas se han suscitado los brotes de una enfermedad  que los curanderos y doctores locales no han sido capaces de curar a falta de un ingrediente de vital importancia para la preparación de la medicina. La planta sólo crece en las afueras del Santuario, en la zona más boscosa y alejada de la mano del hombre. En estas tierras olvidadas se irguió el Santuario de la diosa de la discordia, el jardín del Edén. Su misión es obtener la planta, siempre teniendo cuidado de los potenciales peligros que acechan en la espesura.

-----------------------------------


Fase 1: Encontrar la gruta por donde se accede al cráter enorme donde crece la selva/bosque

Código:
[rand]1,3[/rand]

1.-El camino luce diferente al del mapa entregado por el Patriarca y terminan perdiéndose en la selva. (tira dado de nuevo)
2.-Localizan un cráter que los lleva a un lugar repleto de árboles enormes y cascadas. Mientras avanzan, pueden ver cadáveres de dríades unidos a los árboles con frutos más jugosos.
3.-Una niebla verde que es segregada por una flor gigantesca con dientes los hace retrasarse. (lanzar de nuevo)

-Fase 2: Caminar por los senderos de raíces gigantes en el bosque.

Código:
[rand]1,3[/rand]

1.-Sigues el curso de las aguas para guiarte a través del jardín oscuro.
2.-Atraviesas un camino que te conduce hacia más vegetación (tira de nuevo)
3.-Decides subir a las copas de los árboles más altos para ubicarte mejor.


-Fase 3: sólo accesible con dados 1 y 3. El Dryad guardián de las ruinas de Edén, Weevil te cerrará el paso y te atacará con sus insectos.

Opción A: si llegaste por medio del agua el combate será más complicado debido a que los insectos comedores de salvia del guardián se mueven con mayor agilidad dentro del agua. En esta opción el HP de Weevil será 30 y sus stats base Fuerza 2, Velocidad 2, Cosmos 3, Resistencia 3. Se defenderá. Recuerden lanzar dos dados de acción para Weevil.

Opción B: Si llegaste por medio de los árboles la dificultad del combate con los insectos será normal. En esta opción el HP de Weevil será 20 y sus stats base Fuerza 2, Velocidad 2, Cosmos 3, Resistencia 3. No se defenderá.  Recuerden lanzar un dado de acción para Weevil.

-Fase 4: Han derrotado al guardián. Tiren dado.

Código:
[rand]1,2[/rand]

1.-Logran vencer a Weevil, pero éste, como el mal perdedor que es, convierte su cuerpo en una plaga de insectos que devoran las plantas que protege.Misión terminada.
2.-Logran vencer a Weevil y éste se desintegra hasta convertirse en un montículo de anís. Busquen la planta y salgan del Edén antes de que el bosque los expulse.
avatar
Kaito Sakaki
Admin

Mensajes : 841

Ver perfil de usuario http://saintseiya-roleplay.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: En las ruinas del Edén [Atem & Rintaro]

Mensaje por Rintaro el Lun Dic 05, 2016 4:35 pm

Atem había probado su palabra, con creces. Tras la práctica lo llevó a su casa y le ofreció uno de los cuartos de huéspedes en la planta baja. El sitio era, de lejos, el hospedaje más lujoso en que se hubiera quedado jamás - eso ni hablar de la comida y vaya vaya vaya, el porte del segundo piso. Todo, compaginado con la hospitalidad del egipcio resultó ser el sueño de cualquier vagabundo. Aunque para Rintaro, aquel que carecía de previsión y planeamiento, además de un sentido normal de retrospectiva, era solo un alojamiento más, un alojamiento menos. Lo que en verdad apreciaba era al jefe de hogar, quien por su parte, le tuvo una paciencia tan larga cono mil ri - y buen humor, no podía olvidar el buen humor. Tanto así que además, quiso enseñarle un juego de cartas bastante particular, juego que practicaron largo rato hasta la madrugada.

Al primer día le siguió un segundo y luego cinco más, completando un rondo semanal. En todo ese tiempo el japonés apenas notaba el ropaje de Escorpión, que seguía en modo pasivo y de cuando en cuando, intercambiando unos cuantos mensajes. Entre esos mencionó que Atem era un buen prospecto. Rintaro no pudo sino estar de acuerdo.

Entonces al octavo día, llegó aquel tipo a quien Atem se refería como Kyokō o en griego simple (ya estaba aprendiendo algo más del dialecto) el Papa. Asignando un encargo particular, los mandó a un sitio ubicado a unos kilómetros del Santuario, usando como excusa que como Santo de Oro, le tocaba hacer ese tipo de misivas. Atem asintió y el ropaje lo corroboró, así que doblando el cuello y diciendo que sí, se pusieron en marcha.

El camino fue rápido, aunque algo accidentado. Cubierto con raíces, vegetación extraña y luces danzantes, las ruinas que los recibieron parecían perderse en la nada. De hecho, las pocas flores presentes no se correspondían para nada con la herbolaria que los habían asignado a recoger. Mas incluso, ni siquiera él, con su percepción extraordinaria era capaz de determinar un rastro.

-Sniff sniff. Este sitio huele mal ¿lo notas?- Inquirió el mayor dando unos pasos adelante, su grillete de oro destellando. Flotando alrededor motas de polvo amarillento formaba nubarrones vegetales, algo que era... Raro, por decir lo menos. Más allá las escaleras terminaban de repente, cuarteadas y creando caídas sorpresas hacia barrancos bajos, cubiertos con incluso más verde - lianas, raíces, hojas, de todo cuanto fueran hierbas y plantas. -El calor también es horrendo.- Añadió pasándose la mano por el cuello, sintiendo el sudor empalándolo. Humedad, calor, era como adentrarse al nido de un enfermo mental. Y él, como persona invernal, odiaba aquel tipo de ambiente. Una parte se dijo "ojalá nevara". Oh sí, sí que lo pensó en su cerebrito rápido e impulsivo. Mil veces lo repitió, adelantándose veinte pasos a Atem, quien lo seguía de cerca.

Número aleatorio (1,3) : 2


Última edición por Rintaro el Lun Dic 05, 2016 4:37 pm, editado 3 veces
avatar
Rintaro

Mensajes : 158

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En las ruinas del Edén [Atem & Rintaro]

Mensaje por Atem el Lun Dic 05, 2016 6:10 pm

A simple vista el hecho de tener que encontrar un tipo de planta específico en medio de una selva en las afueras del Santuario no sonaba como una tarea demasiado difícil si hasta se les había dado a conocer el aspecto y las características de la misma. Al menos eso pensaba Atem. Y siguió pensándolo hasta que se adentraron en el territorio circundante al punto indcado, donde las cosas comenzaban a complicarse un poco. Hasta entonces no había sido difícil el camino, pero a medida que avanzaban a través de las ruinas la vegetación se volvía más abundante, la temperatura aumentaba y el aire se empezaba a sentir sofocante.

—Así es... puedo sentirlo —Asintió frunciendo el ceño. Rintaro tenía razón, no sólo era el calor y el terreno accidentado, también el aroma repugnante que se intensificaba por cada metro que avanzaban y se perdían entre la frondosa y curiosa vegetación que parecía querer devorarlos. Había numerosos tipos de plantas, pero ninguna como aquellas que estaban buscando, lo cual le hizo pensar a Atem, que al final la cosa no sería tan fácil como había creído al principio; sin embargo no le sorprendía, ya se lo había imaginado antes—. Con toda la vegetación que por hay aquí no será nada fácil encontrar esas plantas. Espero estemos caminando en la dirección correcta —comentó más para sí mismo. Su compañero se había adelantado varios metros. Él por su parte mantentenía un paso lento, analizando con la vista todo a su alrededor, intentando encontrar alguna pista que le indicara que estaban caminando en la dirección correcta y por supuesto, tratando de no tropezar con alguna de esas gruesas raíces que inundaban el terreno. Avanzar por aquel camino se estaba volviendo realmente difícil.


Número aleatorio (1,3) : 3
avatar
Atem
Gold Saint
Gold Saint

Armadura :
Sin Armadura

Mensajes : 198

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En las ruinas del Edén [Atem & Rintaro]

Mensaje por Rintaro el Lun Dic 05, 2016 6:52 pm

Al adelantarse ascendió por unas escaleras amarillentas con exageradas y numerosas grietas, a través de las cuales se colaban más hierbajos y raíces. Acompañando el color verde forestal habían flores de color amarillo pálido con pétalos abiertos, desde las cuales algunos pelos marrones acariciaban el aire - agitandose cuando la figura larga y atlética de Rintaro pasó por el caminillo que creaban entre los peldaños resquebrajados. Deteniéndose quedó a unos centímetros del borde: una caída súbita por una grieta que creaba senda depresión en el terreno por la que cascadas de hojas, troncos y un flujo informe de polen descendían, perdiéndose en la oscuridad y negrura más allá. Afilando la mirada estuvo a punto de llamar a Atem para indicarle el camino, pero fue cuando la roca cedió y lo hizo caer por la abertura.

Chocó contra ramas, hojas y lianas sobrecrecidas, rebotando aleatoriamente antes de enterrar el rostro en una pared llena de musgo y patinar hasta una plataforma con columnas antiguas, rodando al resbalar con una roca posicionada en el sitio justo. Medio minuto después de caer se encontró rodeado por figuras perdidas en el tiempo: humanoides congelados en posiciones arbóreas, hongos y otras porquerías creciendo de sus orificios, hasta de los ojos. Irguiéndose se sacudió el trasero, mirando arriba. Podía sentir la presencia de Atem, rezagado a unos... Doscientos metros, vadeando vegetación. Ya lo alcanzaría, estaba seguro. Él por su parte, bien podia abrir el camino para que se le hiciera más fácil seguirle la pista - sí, eso sería lo mejor y hasta un idiota como él se daba cuenta.

Por ende, su intención fue continuar la ruta, así que dio un paso al frente. Sus dedos, en lugar de chocar contra la roca, se hundieron en un material extraño que parecía una cruza entre piedra y esponja. No, eso no era lo único extraño. -Maldito lugar.- Murmuró de repente, sintiendo un moco bajarle por la nariz. El calor dentro del cráter era peor que antes, más fuerte y concentrado, el sudor recorriendo su frente como cascadas hasta su camisa, que ya estaba empapada. Y hablando de cascadas, frente a él habían más cursos de agua desplomándose a los niveles inferiores del risco. Honestamente ¿qué diablos pasaba con ese lugar?

Fase 2
Número aleatorio (1,3) : 1
avatar
Rintaro

Mensajes : 158

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En las ruinas del Edén [Atem & Rintaro]

Mensaje por Atem el Lun Dic 05, 2016 7:48 pm

Atem estaba tan concentrado en buscar el camino indicado por el Patriarca entre tanta vegetación bloqueando las rutas que casi había olvidado que Rintaro estaba más adelante. Alzó la vista cuando de pronto el sonido de algo arrastrándose entre la vegetación y ramas rompiéndose llegó a sus oídos. Deteniéndose súbitamente un instante intentó identificar de dónde provendría el sonido y aunque se dio un leve idea, tampoco logró obtener nada concreto. Al menos sabía que estaba al frente, más adelante, a una distancia considerable, pues había sonado lejano.

—¿Rintaro? —inquirió en voz alta comenzando a caminar por el sendero repleto de ramas, flores y plantas de todo tipo, cada vez más rápido, apartando las gruesas hojas con las manos. Se adentró más y más a la selva sin saber realmente por dónde iba, hasta que percibió una extraña niebla de color verde elevándose en el aire. Esta se hacía más intensa a medida que avanzaba, llegando a un punto en que apenas podía ver por dónde iba. —¿Qué es esto? —se preguntó con desagrado y un deje de confusión a la vez. A su alrededor todo era silencio y el único sonido que ahora se oía era el de sus pasos y la vegetación que chocaba al pasar. Había perdido el rastro de su compañero y lo que era peor, aquella cortina de niebla verde disminuía considerablemente la visibilidad. Aunque de cualquier modo, no era como si pudiera orientarse tan fácilmente en aquel laberinto boscoso. Pronto se encontró a sí mismo perdido en medio de la nada y sin poder ver hacia dónde iba. Entonces se preguntó a dónde demonios se había metido y también le hubiera gustado saber a dónde había ido Rintaro. Lo mejor que podía hacer era seguir avanzando y procurar encontrar la salida cuanto antes. ¿Qué tan difícil podía ser? Había tenido que superar pruebas difíciles durante su entrenamiento y su maestro lo había preparado para enfrentar cualquier reto y superarlo sin importar la dificultad o riesgo que conllevara; retroceder no era una opción.  

Número aleatorio (1,3) : 1
avatar
Atem
Gold Saint
Gold Saint

Armadura :
Sin Armadura

Mensajes : 198

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En las ruinas del Edén [Atem & Rintaro]

Mensaje por Rintaro el Lun Dic 05, 2016 7:59 pm

Habiendo visto las cascadas, la intuición de Rintaro se activó. Lo que pensó, de manera animalística, fue que si había agua esta debía de seguir un camino natural así que, por ese concepto, debía de ir a algún lugar. Más aún, las riveras solían ser sitios de crecimiento para diversas plantas y -olisqueó con su percepción característica- sí, el rastro de lo que iban a conseguir parecía venir desde uno de los tantos caminos acuáticos. O quizá era una ilusión producto de querer salir de allí lo más pronto posible, no lo sabía, mucho menos lo consideró de forma consciente, pero era lo mejor que tenía. Respirando hondo se limpió la línea de mocos líquidos con el dorso de la mano, decidiendo actuar; unos segundos después se impulsó con sus fuertes y flexibles dedos, bajando el resto del barranco en cuestión de un momento para así caer al río donde caían las descomunales cascadas, creando una salpicadura que levantó moscos, agitó libélulas y movió algunas enredaderas que apenas se mecían sobre el agua.

-¿Qué es esto?- Preguntó en voz baja, removiendo el lodo que pisaban sus pies. Se sentía, honestamente, asqueroso. El olor del sitio no ayudaba, mucho menos lo ligeramente pantanoso de ese río - era como si se hubieran cagado en las cascadas, aunque estas se veían limpias antes de chocar contra el flujo más abajo. Eso, supuso, significaba que si nadaba en mierda, entonces sería la mierda de los que vivían allí. Se encogió de hombros; había experimentado cosas más desagradables, un poco de fango espeso era nada. Al menos, añadió en su cabeza, se le había pasado algo el calor al entrar en contacto con el agua. -Oh, mejor sigamos.- Dijo, casi como si Atem estuviera allí. Dando un paso, siguió su camino.

Ese camino, curiosamente, iba río abajo. Vio más y más cascadas, ignorando la horda de libélulas que lo seguían de cerca. Unos diez minutos después, la mitad de los cuales pasó bajo el agua al hundirse en depresiones de fango, vio una plataforma rodeada de flores y capullos color rosa, al fondo de las cuales había una colección de flores y plantas. Uno de esos arbustos le llamó la atención - sus colores, hojas y características generales eran las descritas por el Papa y no solo eso, sino que su aroma era...

-¡Te tengo!- Exclamó con emoción, la perspectiva de salir de allí llamando a su cabeza. Con un salto potenciado por cosmos salió disparado, atravesando cincuenta metros a una velocidad desorbitante. Fue entonces que la horda de libélulas, brillando con poder, crecieron para tener cada una el tamaño de su antebrazo.

-Nyeheheheh. No podrás acercarte más, iluso.- Dijo una voz risueña y pastosa, perteneciente a un ñoño de anteojos que se materializó frente a él en un huracán de polillas. Con un gesto le ordenó a sus libélulas atacar, creando un nubarrón zumbante en que las patas atacaron a Rintaro como cuchillas, cortando e intentando empalarlo por cada ángulo posible.

-Wueheheh. Vas a tener que intentarlo mejor.- Río el tuerto. Las libélulas se detuvieron, tiñéndose todas de blanco. En un milisegundo todas explotaron y desde donde caía Rintaro se disparó una ráfaga que redujo en forma súbita la temperatura - impactando en el ñoño de cabello en tazón, quien salió volando por los aires antes de chocar contra una pared de madera.

Rintaro:

Acción: 5 (Ataque)
Daño: 5 + 1 = 6/2 = 3

Acción: 8 (Ataque)
Daño: 5 + 1 + 1 = 7x2 = 14

Acciones: 13/15
HP: 30

Weevil:

Acción: 1 (Ataque - Anulado)

Acción: 3 (Defensa)
Defensa: 3 + 2 + 3 = 8/4 = 2

HP: 30 - (17 - 2) = 15


Última edición por Rintaro el Lun Dic 05, 2016 9:20 pm, editado 2 veces
avatar
Rintaro

Mensajes : 158

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En las ruinas del Edén [Atem & Rintaro]

Mensaje por Narrador el Lun Dic 05, 2016 7:59 pm

El miembro 'Rintaro' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


#1 'Acción' : 5, 8

--------------------------------

#2 'Acción' : 1, 3
avatar
Narrador

Mensajes : 845

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En las ruinas del Edén [Atem & Rintaro]

Mensaje por Atem el Lun Dic 05, 2016 9:16 pm

Estuvo caminando en círculos sin poder orientarse por lo que le pareció una eternidad, debieron haber sido al menos quince minutos durante los cuales no vio más que plantas, flores, árboles, y todo tipo de vegetación, vegetación tan variada que no podría haberse clasificado con facilidad, algunas que le resultaron totalmente desconocidas, aún cuando él tuviera algo de conocimiento sobre el tema. Después de un rato tuvo que detenerse, sacó el mapa que les había entregado el Patriarca y lo analizó detenidamente. El sitio por donde estaba caminando no se parecía en nada a la ruta que estaba indicada en el trozo de papel. Definitivamente estaba perdido y eso no era bueno. Tras soltar un pesado suspiro continuó su camino, intentando salir de aquella nube verde que no le permitía guiarse por dónde caminando. En un momento determinado pudo sentir la presencia del cosmos de Rintaro a lo lejos, cosa que lo alertó, y sin pensarlo dos veces comenzó a avanzar en la dirección que creía correcta, guiándose por su instinto, puesto que ni el mapa ni las pistas dadas anteriormente por el Patriarca le servían en ese momento. Estaba perdido y la ruta que seguía no se encontraba en el mapa, por lo cual sólo podía guiarse de ese modo, por lo que creía correcto. —No debo estar muy lejos —se dijo para darse ánimos a sí mismo. El territorio era inmenso y había innumerables rutas que podía tomar, muchas de las cuales de seguro lo guiarían hacia ningun lado, pero algo le decía que su compañero no debía estar muy lejos de donde él se encontraba, o al menos eso esperaba, y aquello lo alentaba a seguir. Es más, pensaba, era probable que Rintaro ya hubiera encontrado las plantas por las cuales habían ido a ese sitio, o al menos era una posibilidad. Pero no iba a saberlo hasta que lo encontrase.  

Número aleatorio (1,3) : 3
avatar
Atem
Gold Saint
Gold Saint

Armadura :
Sin Armadura

Mensajes : 198

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En las ruinas del Edén [Atem & Rintaro]

Mensaje por Rintaro el Lun Dic 05, 2016 9:19 pm

-No te creas la gran cosa grandísimo monigote.- Dijo el ñoño saltando, cayendo al suelo con dificultad. El golpe le había dado con fuerza y en esos instantes, su cuerpo estaba debilitado; la mitad se había decolorado, dificultando su movimiento. Cada paso le costaba y la expresión de su rostro se curvaba con incredulidad. ¿Cómo podía haberle hecho eso a él, el gran Weevil? No se lo creía. En realidad, sí, pensó, había sido un golpe de suerte. La suerte de los idiotas, solía decirse en las parábolas. Y esa no se repetía dos veces así que, se encargaría de darle con todo. -¡Prepárate para ver el verdadero poder de Weevil de Polilla! ¡Driade de la gran Eris!- Exclamó aquel levantando su cosmos. Su índice arriba hizo estallar un pilar de energía verde que cruzó los árboles, atravesando las copas para hacer resonar uno de los capullos rosas. En cuestión de un momento, en el que Rintaro observó todo con una ceja medio desinteresada, un enorme insecto cayó del tronco. Era verde, de alas gigantescas y cuernos por todos lados. Suponía que era una... ¿Mariposa? -¡Gran polilla! ¡Elimina a este perro de Athena!- Ordenó Weevil. Con un aleteo la polilla lanzó un tornado de color amarillo contra Rintaro, quien desapareció tras las paredes de polvo venenoso. -Nyehehehehe ¡nyehehehe---¿uoh?-

-Fallaste.- Dijo el guardián de Escorpio. En menos de un segundo una punta blanca atravesó el pecho de Weevil, cortando la polilla en el camino. Con un ademán Rintaro completó el movimiento de su Muretsu, destrozando a la polilla en fragmentos que se disolvieron con el viento mientras abría un boquete en el Dríade. Cayendo de rodilla el ñoño de pelo en tazón se llevó la mano al pecho, que estaba cuarteado y a punto de caerse a pedazos. Su cuerpo se tiñó casi por completo de un blanco mate.

Rintaro:

Acción: 8 (Ataque)
Daño: 5 + 1 + 1 = 7x2 = 14

Acción: 2 (Ataque)
Daño: 5 + 1 = 6/4 = 1.5

Acciones: 11/15
HP: 30 - 1.5 = 28.5

Weevil:

Acción: 2 (Ataque)
Daño: 2 + 1 + 3 = 6/4 = 1.5

Acción: 2 (Defensa)
Defensa: 3 + 1 = 4/4 = 1

HP: 15 - (15.5 - 1) = 0.5


Última edición por Rintaro el Lun Dic 05, 2016 9:44 pm, editado 1 vez
avatar
Rintaro

Mensajes : 158

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En las ruinas del Edén [Atem & Rintaro]

Mensaje por Narrador el Lun Dic 05, 2016 9:19 pm

El miembro 'Rintaro' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


#1 'Acción' : 8, 2

--------------------------------

#2 'Acción' : 2, 2
avatar
Narrador

Mensajes : 845

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.