Conexión
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
Links Directos
Compañeros
Hermanos
Élite
Crear foro Crear foro  photo untitled45.png School Deluxe NEW

Hold Me, Save Me [Atem]

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Hold Me, Save Me [Atem]

Mensaje por Yusei el Vie Dic 16, 2016 9:59 pm

Se detuvo antes de entrar en el pueblo de Rodorio, pensando si era correcto regresar al Santuario. Mantenerse alejado de él le había dado a su vida una sensación de normalidad: fuera del recinto de Athena podía ser un hombre normal, preocupado por cosas como trabajo y en mejorar sus relaciones personales. Todo el avance que había hecho en el último año se había ido a la basura tras la llegada de escorpio a su vida: se sentía más inseguro que nunca, temeroso de llamar la atención y de poner en peligro las vidas de otros. Ya no estaba haciendo un esfuerzo por vivir, estaba esforzándose por ignorar a la voz en su cabeza que le decía que tenía que moldear el mundo con sus propias manos en lugar de esperar a que Athena lo hiciera. Intentaba ocuparse con tareas rutinarias como reparar su hogar después de la explosión de la chimenea. El aislamiento le estaba haciendo mal, más del que podía manejar. Tenía días sin hablar con personas, días vistiéndose de negro para ser como una sombra.

Las personas comenzaron a verlo extraño por quedarse mirando fijamente desde afuera del arco de roca que servía como entrada hasta que un niño pequeño tomó su mano enguantada e intentó jalarlo al interior. Yusei retrajo su brazo y desapareció de la escena, reapareciendo sobre el tejado de una panadería.-Eso estuvo cerca- observó el pueblo desde ahí arriba notando que, obviando el detalle de la nieve, era igual a aquellos días en los que miraba desde los techos a las personas vivir sus vidas felices, temeroso de lastimarlos con su maldición.

Su maestro siempre le había dicho que jugara con los otros niños cuando no estaba entrenando, pero Yusei prefería quedarse en el templo de Piscis, encerrado en lo más alto, donde su maldición no pudiera herir inocentes.

Saltó de techo en techo en dirección a las doce casas, decidido a evitar el contacto físico, aunque después de diez techos pensó que eso era algo estúpido. En la reunión tendría que convivir con personas por al menos unos minutos, y no iba a comportarse como un paranoico frente a los otros caballeros dorados. Decidió hacer un ensayo antes de la reunión entrando en una taberna común y corriente.-Puedo hacer esto, puedo hacer esto- dijo entre dientes mientras caminaba hacia la barra, dejando su morral en el suelo.-Quiero un vaso de leche por favor- le pidió a una camarera que lo miró con una sonrisa. Estaba nervioso porque sentía muchos pares de ojos sobre él: un forastero atractivo, vestido con una chaqueta negra y pantalones de piel que miraba constantemente alrededor como si llevara una bomba escondida bajo la camiseta era algo novedoso y daba de qué hablar.  
avatar
Yusei
Gold Saint
Gold Saint

Armadura :
Sin Armadura

Mensajes : 250

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hold Me, Save Me [Atem]

Mensaje por Atem el Sáb Dic 17, 2016 10:57 am

Era otra noche fría en Rodorio, como las últimas que hubieron transcurrido. Pero ni siquiera el invierno súbito que había caído sobre el pueblo interrumpía la rutina de sus habitantes. Atem no era la excepción: como era costumbre en ocasiones decidió salir de su casa para tomar aire fresco y despejar su mente, pasar tiempo en compañía y desestresarse porque sí, aunque no pareciera, a veces sus deberes como Santo llegaban a agobiarlo.

Decidió visitar uno de sus locales preferidos: una taberna ubicada en algún rincón del pueblo cercano a su hogar. A su llegada el ambiente del local se agitó, como era costumbre. Atem era una personalidad popular en Rodorio y no había sitio al que fuera donde no se conociera su nombre, que ahora era asociado también al Santo de Libra. Con la obtención de su nuevo título su popularidad en el Santuario y los alrededores había incrementado.

Acercándose a la barra fue recibido por una joven camarera que estaba al otro lado quien, con una enorme sonrisa, le daba toda su atención.

—¡Atem, que bueno es verte de nuevo! —exclamó la chica con entusiasmo. Atem solía concurrir a esa taberna con regularidad; no todos los días, pero si varios días al mes, y lo empleados y quienes se reunían allí con regularidad ya lo conocían. Él le dedicó una humilde y encantadora sonrisa.

—¿Cómo ha estado todo por aquí?

Conversaron un poco, la camarera quejándose del repentino frío que azotaba el pueblo y unas cuantas cosas más. Pronto se encontró rodeado de otras personas: interesados que buscaban saber acerca de su vida como Santo y chicas que se acercaban a coquetearle. No iba a negarlo, le agradaba estar rodeado de personas y sentirse apreciado, pero por supuesto, sólo cuando estaba presto para ello, porque a veces se volvía un poco incómodo. Pero en esta ocasión planeaba pasar un buen rato y disfrutar de la noche, así que estaba bien.

En un momento se distrajo de la conversación, dejando a sus acompañantes hablar solos entre ellos. Desvió la vista hacia el otro extremo de la barra. Lo había visto antes pero no prestó mayor atención: un chico sentado allí, con actitud recelosa, a quienes la mayoría habían estado viendo con miradas críticas y curiosas, y quizás juzgando entre murmullos, pero nadie se acercaba. Se notaba que el joven no era un habitante del pueblo, especialmente por sus vestimentas. Su presencia llamaba la atención, demasiado. Pero lo que atrajo el interés de Atem no fueron sus ropas ni su aspecto, sino su comportamiento y el aura que le rodeaba, había algo en él que lo inquietaba. Se notaba a kilómetros que el chico estaba incómodo por algún motivo y no se molestaba en ocultarlo.

De pronto la voz de la camarera lo sacó de su ensimismamiento. Devolvió su vista hacia ella.

—¿Qué vas a pedir?

—Tráeme algo caliente si es posible.

La camarera asintió, y tan pronto como se retiró Atem se puso de pie y salió de su posición.

—Si me disculpan, enseguida regreso.

Les avisó a quienes estaban con él que siguieron hablando entre ellos sin problemas. Entonces se encaminó hacia el chico de ropas oscuras. Por más que quisiera no podía ignorar esa necesidad de querer hacer bien a quienes le rodeaban, no para su propia satisfacción, sino porque el sufrimiento ajeno le afligía tanto o más que el propio.

—Disculpa —dijo colocando una mano sobre el hombro del chico—. ¿Te encuentras bien?
avatar
Atem
Gold Saint
Gold Saint

Armadura :
Sin Armadura

Mensajes : 202

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hold Me, Save Me [Atem]

Mensaje por Yusei el Dom Dic 18, 2016 12:20 am

Bebió en silencio, mirando por encima de su hombro cuando escuchó a las personas del local armar un alboroto a sus espaldas, como si una celebridad hubiese llegado a esa taberna. Yusei no podía ver a la persona desde ahí debido a que inmediatamente había sido rodeado por un grupo de personas. Volvió a mirar hacia el frente, notando que los clientes que estaban sentados a los lados habían decidido recorrerse un lugar para alejarse de él. Incluso el cantinero se había fingía limpiar unas copas para no hacerle conversación. Pensaba que tal vez era su imaginación, pero podía escucharlos murmurar, y no eran cosas buenas las que decían.

Sintió una mano apoyarse sobre su hombro, girando el rostro para ver al chico que le preguntaba si estaba bien. ¿Era tan transparente? Todo indicaba que sí. –Estoy bien, sólo me siento deprimido porque tengo que presentarme en una importante reunión frente a un grupo de personas que no conozco y temo que las cosas salgan mal antes de siquiera intentarlo. Como puedes darte cuenta no soy el señor sociable- señaló con el pulgar por encima de su hombro, apuntando a los pueblerinos sentados en la mesa a sus espaldas.

-Pueden seguir hablando, no me molesta…- mintió sin voltear a mirarlos, le molestaba demasiado que un grupo de desconocidos se tomaran la libertad de juzgarlo cuando no conocían por lo que estaba pasando. –Me causa curiosidad: de todas las personas en esta taberna, ¿por qué te acercaste a mí?- le preguntó mientras hacía movimientos circulares sobre la madera con su dedo índice.

Apoyó los codos sobre la barra y se dedicó a recrearse con el aspecto del chico. Le parecía uno de esos niños lindos que las santas adoraban. –Tus seguidores podrían someterme a un linchamiento por acapararte- sonrió, un poco más relajado.
avatar
Yusei
Gold Saint
Gold Saint

Armadura :
Sin Armadura

Mensajes : 250

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hold Me, Save Me [Atem]

Mensaje por Atem el Dom Dic 18, 2016 11:55 pm

Ya veo —comentó Atem, tomando asiento a un lado del chico—. Comprendo el sentimiento. Te parecerá extraño pero estoy en una situación similar —recordó la reunión que tenía con los otros santos de oro. Siendo que él era nuevo en el asunto, desconocía a la mayoría y eso lo traía inquieto. Agradecía que al menos tendría la compañía de Rintaro.

Giró el rostro instintivamente cuando se percató de la seña del pelinegro. Apenas su vista se posó en la mesa de atrás notó perfectamente como sus ocupantes hacían silencio y fingían estar en sus asuntos. Aquello hizo que la expresión de Atem se transformara ligeramente, pero no dijo nada. Tampoco opinó respecto al comentario posterior del chico, pero incluso a él le incomodó la situación.

Devolvió la vista al frente tan pronto como la camarera dejaba una taza humeante delante de él. Se tomó un instante para beber un sorbo del contenido y después miró al chico a su lado para responderle la pregunta.

Fuiste de los pocos que no se lanzó sobre mí cuando llegué —bromeó, queriendo darle un toque de gracia a la conversación y ánimos al joven que había mencionado estar pasando por una situación complicada—. Bromeo —rió—, en realidad me llamó la atención tu presencia. Te vi solitario y silencioso aquí y quise acercarme. Pero no me malinterpretes, no lo considero algo malo ni nada parecido, es sólo que me causó interés. No lo sé, sentí curiosidad acerca de ti. No eres de este pueblo, ¿verdad?

Se notaba que venía de otra parte, especialmente por sus vestimentas y Atem no era el único que lo había notado. Todavía podía percibir miradas sobre ellos y aquello lo inquietaba. Pero rió con gracia ante el último comentario del chico, cuya expresión había cambiado y ahora sonreía, cosa que lo hizo sentirse extrañamente más cómodo a su lado.

No permitiría que eso sucediera. Aunque podemos salir de aquí si eso te da más tranquilidad —sugirió en el mismo tono divertido, pero en realidad sí había considerado la idea de sacarlo de esa taberna.
avatar
Atem
Gold Saint
Gold Saint

Armadura :
Sin Armadura

Mensajes : 202

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hold Me, Save Me [Atem]

Mensaje por Yusei el Lun Dic 19, 2016 8:33 pm

-Oh, ¿en serio?- preguntó cuándo le comentó lo de pasar por una situación similar. Se levantó de su asiento, depositó unas monedas en el barra para pagar por el vaso de leche que ordenó y tomó el morral que estaba junto a su asiento para echárselo a la espalda.-Podemos hablar en otro lugar. Me vendría bien matar algo de tiempo antes de la reunión- salió del local, seguido por las mismas miradas curiosas que lo recibieron al entrar. Los lugareños no parecían estar felices por llevarse a la estrellita de su firmamento, incluso vio a una de las camareras mirar con desilusión como ese chico tan popular era guiado a la salida por un forastero.

-Viví aquí cuando era niño, pero me mudé hace más de un año- le comentó al chico que caminaba a su lado.-¿Tu nombre es Atem? Una de esas chicas gritonas te llamó así. Mi nombre es Yusei- dudó un poco en decirle su nombre, pero había estado tanto tiempo fuera de Rodorio que no creía que las personas recordaran al caballero dorado de Piscis. Incluso su existencia entre los santos dorados pasaba desapercibida debido a que durante la mayor parte de su periodo en activo lo había pasado siendo el protector de ciudad Kaus. Solamente había conocido a los caballeros de Virgo, Cáncer y recientemente a Escorpio, ellos junto con el Patriarca y los Santos de bronce transferidos a Kaus eran los únicos que conocían su identidad.

-Hace algo de frío aquí, deberíamos buscar un sitio más acogedor- para Yusei era complicado hablar cuando al otro lado de la calle una mujer le pedía a sus hijos que se alejaran de él, como si tuviera un “tipo malo” tatuado en la frente por su ropa negra y expresión seria con el ceño fruncido.

Volteó hacia Atem.-Parece que no soy un visitante deseado- le dijo, mostrando una media sonrisa para su acompañante.  -¿Vives cerca de aquí? Sé que es mucho pedir cuando acabamos de conocernos pero...- el joven abrió el moral que llevaba en su espalda para mostrarle ropa más colorida que la que llevaba puesta a Atem.-Me gustaría darme un baño y cambiarme de ropa, ha sido un viaje muy largo y no he buscado una posada para hospedarme- Miró a la montaña de las doce casas y tragó saliva. Continuaba rehuyendo al Santuario, sintiéndose temeroso de pisarlo.
avatar
Yusei
Gold Saint
Gold Saint

Armadura :
Sin Armadura

Mensajes : 250

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hold Me, Save Me [Atem]

Mensaje por Atem el Vie Dic 23, 2016 1:05 am

Así es, ese es mi nombre —le confirmó al chico que también le daba su nombre. Saliendo de la taberna ambos caminaron por las calles silenciosas del pueblo, bajo el cielo cubierto de nubes oscuras y en medio del frío. Atem escuchaba a Yusei sin hablar demasiado, estaba de acuerdo con la idea de buscar un sitio más acogedor especialmente porque odiaba las bajas temperaturas y en verdad estaba congelándose ahí afuera.

Si había notado cómo mucha gente trataba de evitar al chico, quizás por su aspecto serio, quizás por sus vestimentas o su andar solitario, lo cierto era que a Atem no le causaba ningún sentimiento de desconfianza. —La gente es demasiado desconfiada —comentó con sencillez, más para sí mismo que para Yusei. Era difícil encontrar personas que no juzgaran por las apariencias antes de aventurarse a conocer un poco más. Él, por el contrario, era alguien generoso, quizás demasiado, capaz de conmoverse fácilmente con las situaciones ajenas como con aquel joven que, lejos de parecer una mala persona, lucía como un niño perdido en medio de la ciudad. Era imposible desconfiar de alguien que le pedía un favor de forma tan sincera, o al menos para Atem, que le costaba decir no—. Comprendo. Imagino que debe haber sido un viaje agotador y has de estar cansado —hizo una corta pausa—. Vivo a unas calles de aquí. Si me acompañas puedo ofrecerte un sitio donde puedas darte un baño y descansar el tiempo que necesites. Y no te preocupes, no será ninguna molestia. Me complacería poder ayudarte.  

Después de un rato de caminar finalmente llegaron a la casa de Atem. De todas era una de las más grandes y llamativas, un edificio de dos pisos que ocupaba un extenso terreno. —Es aquí, entremos que el clima está realmente terrible —se adelantó para abrir la puerta e invitó a pasar a su acompañante. Al ingresar los recibió un ambiente cálido y acogedor, muy diferente al exterior y mucho más agradable sin duda—. Bienvenido a mi hogar —Un amplio pasillo los llevó al salón, una espaciosa habitación compuesta por un grupo de sillones y otros muebles, plantas y cuadros, decorada de forma armoniosa. Todo lucía pulcro y en perfecto orden, en conjunto con la iluminación le daban al lugar una atmósfera agradable.

Adelante, por aquí. Encontrarás el baño si sigues por el pasillo, hasta el final y luego a la izquierda —señaló en dirección a donde estaba el baño principal, un amplio cuarto equipado con todos los elementos básicos de aseo—. Cualquier cosa que necesites puedes decírmelo.
avatar
Atem
Gold Saint
Gold Saint

Armadura :
Sin Armadura

Mensajes : 202

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hold Me, Save Me [Atem]

Mensaje por Yusei el Dom Dic 25, 2016 4:30 pm

-Has sido muy atento conmigo, te lo agradezco. Es difícil estar fuera de casa y no tener un amigo en quien confiar- Yusei mantuvo la vista abajo, aún sin creer que encontró a una persona tan amable. Siguió al chico hasta llegar a su casa, quedando impresionado con el lugar. –El ambiente de tu hogar es bastante acogedor- se sacó la chaqueta y se dirgió hacia el cuarto de baño, aunque había algo que estaba inquietandole al darse cuenta de que tendría que apartarse de Atem mientras se aseaba. En los últimos días, aunque su trato con las personas había sido más límitado, sólo se sentía tranquilo cuando caminaba en lugares abiertos y con personas caminando a su alrededor. Cuando se encontraba completamente solo escuchaba esa voz que lo incitaba a tener pensamientos que lo perturbaban y no lo dejaban dormir por las noches.

-Vuelvo enseguida- le sonrió y atravesó el pasillo indicado.

Cerró la puerta del baño y se sacó todo lo que llevaba puesto. Miró a sus espaldas y se tranquilizó cuando no  encontró a nadie observandolo. Sabía que estaba siendo demasiado paranoico sobre esas visiones despierto que tenía desde que recibió el mensaje para asistir a la reunión con el Patriarca. Rintaro había sido como el gatillo que desató la repugnante pesadilla en la que vivía actualmente.

Abrió el paso de agua e hizo un esfuerzo por no mirar detrás suyo cada veinte segundos. –Estás solo aquí, deja de preocuparte- se dijo así mismo antes de colocarse bajo la ducha. Tomó la botella de shampoo y comenzó a lavarse el cabello, que estando empapado perdía su forma usual. –Pareces nervioso- Yusei se pegó a la pared de la regadera al escuchar esa voz, apartando el cabello humedo de su rostro para ver en todas las direcciones. No había nadie.

-Calmate... respira, todo está bien. No es real. Estás cansado y necesitas dormir, eso es todo- respiró hondo y se apresuró para terminar de lavarse. Entre más rápido terminara más pronto podría regresar con Atem. Estar junto a él le brindaba esa sensación de seguridad  que creía que no volvería a sentir otra vez, era bastante extraño y reconfortante al mismo tiempo.

Salió del baño vistiendo unos pantalones de color azul oscuro, con el torso descubierto y una toalla sobre los hombros. Su cabello había recuperado su aspecto usual pero aún goteaba un poco tras el baño. Estaba más espabiliado que al llegar y eso se reflejaba en su rostro-Esto se siente bien, estoy como nuevo- le dijo a Atem tras tomar asiento en el salón.

-No había tenido oportunidad de relajarme así en días- sonrió para Atem, disimulando la ansiedad que había sentido en la ducha.  No quería lucir asustado frente a un chico así, deseando proyectar lo mejor de su persona. Apoyó los codos sobre sus muslos e inclinó su cuerpo hacia adelante, mirando al otro chico con interés desde su lugar–Por cierto, ¿vives solo aquí? No pareces del tipo que busca la soledad- preguntó para averiguar un poco más acerca de su anfitrión. ¿Tendría familia?, ¿estaría solo como él?, ¿una novia?. Sentía curiosidad por saber más acerca de él, aunque era inevitable cuando se trataba de un hombre tan atractivo. “Sé que está mal hacer esto, pero no me importa...” pensó al recordar su acuerdo de no acercarse demasiado a las personas hasta resolver la situación con su amigo imaginario, pero se sentía inexplicablemente atraído. Tal vez era su bondad, su rostro de chico bueno, su bronceado perfecto o esa sonrisa de dientes blancos, pero el asunto que no podía ignorar era que tenía algo que le gustaba, que despertaba su interés y sentía la abrumadora necesidad de descubrirlo.
avatar
Yusei
Gold Saint
Gold Saint

Armadura :
Sin Armadura

Mensajes : 250

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hold Me, Save Me [Atem]

Mensaje por Atem el Jue Dic 29, 2016 4:05 am

Atem se quedó un momento mirando en dirección al pasillo hasta que el chico se metió al baño. Sentía curiosidad acerca de aquel joven: se preguntaba quién era y de dónde venía, qué hacía en Rodorio y por qué estaba tan solo. Ya sabía que el motivo por el cual lo había visto tan inquieto era una reunión a la que debía presentarse y que había hecho un largo viaje hasta el pueblo, pero el resto era un misterio que ciertamente le llamaba la atención.

Cuando se quedó solo en el salón aprovechó la ausencia de su invitado para ponerse cómodo. Se quitó la chaqueta y la bufanda que vestía y las colgó en un perchero en el rincón de la sala, quedándose con la camiseta que llevaba abajo del abrigo. No bastaron más que unos pocos minutos para que Yusei regresara al salón. Lucía muy diferente a como lo había encontrado en la taberna, sobre todo en su expresión; el baño al parecer se había sentado bien y no tardó en escucharlo de la propia boca del chico.

Me alegra oírlo. Ponte cómodo Yusei, como si estuvieras en tu propia casa —le ofreció. Le gustaba que sus invitados se sintieran bien en su casa y hacía todo lo posible por no incomodar a las visitas. Escuchó las palabras del joven al tiempo que se sentaba en uno de los sillones del salón.

Ahora mismo podría decirse que no. Este ha sido mi hogar desde que llegué a Grecia hace algunos años y durante mucho tiempo he vivido prácticamente por mi cuenta, pero actualmente estoy dándole alojamiento a un amigo que suele pasar mucho tiempo aquí —además de las visitas que recibía de vez en cuando: vecinos, admiradores y demás; el precio de ser popular en el pueblo y sus alrededores que, aunque a veces se volviera un poco incómodo, Atem siempre intentaba mostrar su mejor cara—, así que nunca estoy realmente solo. —hizo una pausa y se acomodó en el sillón, cruzando una pierna sobre la otra— ¿Y tú? ¿De dónde vienes? Mencionaste que has hecho un largo viaje y me da un poco de curiosidad. —preguntó, con una sutil sonrisa asomando a sus labios.
avatar
Atem
Gold Saint
Gold Saint

Armadura :
Sin Armadura

Mensajes : 202

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hold Me, Save Me [Atem]

Mensaje por Yusei el Vie Ene 06, 2017 1:10 am

-Pues tu amigo es muy afrotunado de tenerte- si le había abierto las puertas de su casa a un completo extraño no le sorprendía que ofreciera alojamiento en su casa un amigo que lo necesitara. –Siento celos, quisiera tener un amigo como tú. La vida no ha colocado a una persona como tú en mi camino hasta ahora- sonrió. Yusei estaba tan acostumbrado a sobrevivir por su cuenta que nunca había desarrollado una confianza total en las personas. Tenía el presentimiento de que siempre iban a pedirle algo a cambio debido a las malas experiencias que tuvo cuando él y su hermano se las apañaban para sobrevivir en un mundo desalmado. Sabía que existian personas buenas y desinteresadas en el mundo, pero nunca había conocido una. Él no se consideraba a sí mismo una buena persona. No era ni bueno ni malo, Yusei sólo era un hombre, con debilidades y virtudes. Al menos se esforzaba por creer en ese equilibrio, ya que antes de su maestro se consideraba por completo una mala persona por las muertes que había ocasionado, después se sintió bueno cuando comenzó a ayudar a otros con su don, pero en los últimos días perspectiva de las cosas había cambiado mucho.

-Vengo de ciudad Kaus. No tenía intenciones de regresar a Rodorio, pero asuntos de fuerza mayor me han traído de vuelta a este lugar- la mirada de Yusei denotaba tristeza. Rodorio no le agradaba, porque estando ahí sólo podía pensar en Akos. Mantuvo la cabeza agachada hasta que recordó que alguien lo estaba observando. Se repuso.-Discúlpame, me pongo emotivo cuando se trata de Rodorio. Viví aquí durante mi infancia y adolescencia con mi tutor. Mis padres murieron cuando mi hermano mayor y yo eramos pequeños y él era lo único que teníamos. Este pueblo me recuerda que él ya no está conmigo, falleció hace un año- de no ser por la reunión urgente que el Patriarca había solicitado él nunca hubiese pensado en volver al Santuario.

Yusei se abrazó a sí mismo de pronto. La ansiedad había regresado y su tren de ideas se había salido de las vías otra vez. Normalmente era muy centrado y espabilado, pero desde que recibió esa invitación había perdido parte de su estabilidad mental. Podía estar bien por un rato y convertirse en un paranoico al poco tiempo-¿Te has sentido de esa forma alguna vez? La perdida de una persona que era realmente importante para tí. Sentirte perdido y solo. No saber a quién recurrir- los ojos de piscis se llenaron de lágrimas, pero no había llanto. Lloraba en silencio, cubriendo su rostro con las manos. “No sé que hacer”, “¿por qué regresé aquí?”, “No quiero este don”, “la persona indicada” eran las cosas se rondaban sin control en su cabeza, como si alguien estuviera jugando con su cerebro y estuviera metiendo las ideas adecuadas para hacerlo perder la compostura mientras su corazón se aceleraba.

-Atem- Yusei abrazó al chico, agarrándolo como si fuera su salvavidas.-No sé qué hacer- le dijo al oído, apoyando su mandíbula en el hombro de Atem. No quería separarse de él. Estaba asustado de lo que podría pasar si llegaba a encontrarse solo otra vez.
avatar
Yusei
Gold Saint
Gold Saint

Armadura :
Sin Armadura

Mensajes : 250

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hold Me, Save Me [Atem]

Mensaje por Atem el Sáb Ene 07, 2017 8:43 am

La situación había cambiado de un momento a otro al igual que las facciones de su acompañante, desapareciendo aquella sonrisa y reemplazándose por un gesto de desconsuelo fácilmente perceptible, perdiendo también la calma y compostura. Aunque había sido repentino e inesperado, Atem no se movió de su sitio. Permitió que Yusei lo abrazara y permaneció ahí, quieto, sin decir ni una palabra.

De pronto sus brazos, casi sin pensarlo, se alzaron para rodear con suavidad el cuerpo de Yusei en un cálido abrazo, gesto que buscaba aliviar su malestar. El silencio perduró unos segundos hasta que Atem decidió hablar.

Comprendo lo que sientes —murmuró tan sólo aquello. La angustia que dominaba a Yusei de pronto era casi palpable, tanto por sus acciones, como por sus palabras y las reacciones de su cuerpo. Los detalles se volvían mucho más evidentes para Atem a causa de la íntima cercanía que ahora los unía y le transmitía un sentimiento de pesar tan grande que casi no podía con él. El caballero de Libra era una persona tan compasiva que a veces llegaba a hacer propio el dolor de otros.

Entonces se preguntó cuánto habría sufrido ese chico. O más bien, ¿cuánto tiempo lo habría guardado para sí mismo? ¿cuánto tiempo habría estado necesitando un abrazo comprensivo o palabras de apoyo? Debía sentirse realmente solo y desesperanzado para lanzarse a los brazos de alguien que acababa de conocer buscando consuelo. Tal vez Yusei estuviera ocultando algo más, quizás Atem no conocía del todo lo que había en la mente del chico, pero sentía la necesidad de ayudarlo, brindarle apoyo y aliviar esa pena que era fácilmente visible en sus ojos húmedos por las lágrimas.

Levanta la cabeza y mira al frente, Yusei —le respondió en un tono relativamente bajo. No hacía falta alzar demasiado la voz debido a la corta distancia que les separaba—. El recuerdo de una persona amada no tiene porqué ser una razón para sufrir, sino un motivo por el cual seguir adelante. No pienses que te ha dejado, piensa en lo que ha dejado en ti. Quizás él ya no está físicamente a tu lado, pero aún vive en ti, en tus memorias y en lo que eres gracias a él. No permitas que todo lo que has vivido a su lado sea en vano. Piensa qué es lo que él habría querido para ti. Seguramente no habría deseado que te rindieras, sino todo lo contrario. Luchar por un buen futuro, vivir, es la forma de honrar a aquellos seres queridos que ya no están junto a nosotros —hizo una corta pausa en su diálogo y continuó—. Nunca estarás solo mientras haya alguien que crea en ti. Permíteme brindarte mi apoyo. No me moveré de aquí mientras lo necesites.
avatar
Atem
Gold Saint
Gold Saint

Armadura :
Sin Armadura

Mensajes : 202

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hold Me, Save Me [Atem]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.