Conexión
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Petición de Personaje
Hoy a las 4:45 am por Anheru

» Misión: Sombras de Acero y Terror [Anheru]
Hoy a las 4:33 am por Narrador

» Palco de Abel
Ayer a las 11:42 pm por Cosmos

» Misión 1 - Escapa de la Fortaleza [Stelios 2]
Ayer a las 11:41 pm por Stelios

» Palco de Athena
Ayer a las 11:40 pm por Cosmos

» Gran Torneo Planetario: Arena de Batalla
Ayer a las 11:25 pm por Cosmos

» ¡Tiembla Ciudad Rysel! El Gran Torneo Planetario se avecina [Inscripciones]
Ayer a las 9:59 pm por Yuya

» Bull Monkey [Stan]
Ayer a las 8:02 pm por Stan

» Arlentia Legend - Cambio de botón
Ayer a las 8:25 am por Invitado

Links Directos
Compañeros
Hermanos
Élite
Crear foro Crear foro  photo untitled45.png Bálderook University School Deluxe NEW

Hold Me, Save Me [Atem]

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Hold Me, Save Me [Atem]

Mensaje por Yusei el Vie Dic 16, 2016 9:59 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Se detuvo antes de entrar en el pueblo de Rodorio, pensando si era correcto regresar al Santuario. Mantenerse alejado de él le había dado a su vida una sensación de normalidad: fuera del recinto de Athena podía ser un hombre normal, preocupado por cosas como trabajo y en mejorar sus relaciones personales. Todo el avance que había hecho en el último año se había ido a la basura tras la llegada de escorpio a su vida: se sentía más inseguro que nunca, temeroso de llamar la atención y de poner en peligro las vidas de otros. Ya no estaba haciendo un esfuerzo por vivir, estaba esforzándose por ignorar a la voz en su cabeza que le decía que tenía que moldear el mundo con sus propias manos en lugar de esperar a que Athena lo hiciera. Intentaba ocuparse con tareas rutinarias como reparar su hogar después de la explosión de la chimenea. El aislamiento le estaba haciendo mal, más del que podía manejar. Tenía días sin hablar con personas, días vistiéndose de negro para ser como una sombra.

Las personas comenzaron a verlo extraño por quedarse mirando fijamente desde afuera del arco de roca que servía como entrada hasta que un niño pequeño tomó su mano enguantada e intentó jalarlo al interior. Yusei retrajo su brazo y desapareció de la escena, reapareciendo sobre el tejado de una panadería.-Eso estuvo cerca- observó el pueblo desde ahí arriba notando que, obviando el detalle de la nieve, era igual a aquellos días en los que miraba desde los techos a las personas vivir sus vidas felices, temeroso de lastimarlos con su maldición.

Su maestro siempre le había dicho que jugara con los otros niños cuando no estaba entrenando, pero Yusei prefería quedarse en el templo de Piscis, encerrado en lo más alto, donde su maldición no pudiera herir inocentes.

Saltó de techo en techo en dirección a las doce casas, decidido a evitar el contacto físico, aunque después de diez techos pensó que eso era algo estúpido. En la reunión tendría que convivir con personas por al menos unos minutos, y no iba a comportarse como un paranoico frente a los otros caballeros dorados. Decidió hacer un ensayo antes de la reunión entrando en una taberna común y corriente.-Puedo hacer esto, puedo hacer esto- dijo entre dientes mientras caminaba hacia la barra, dejando su morral en el suelo.-Quiero un vaso de leche por favor- le pidió a una camarera que lo miró con una sonrisa. Estaba nervioso porque sentía muchos pares de ojos sobre él: un forastero atractivo, vestido con una chaqueta negra y pantalones de piel que miraba constantemente alrededor como si llevara una bomba escondida bajo la camiseta era algo novedoso y daba de qué hablar.  
avatar
Yusei
Gold Saint
Gold Saint

Armadura :

Príncipe de Rosas
Santo Dorado de Piscis

Mensajes : 236

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: Hold Me, Save Me [Atem]

Mensaje por Yusei el Jue Ene 12, 2017 1:05 am

Los brazos de Atem lo hacían sentir seguro, como si nada malo pudiera suceder mientras él estuviera a su lado. Sí, él podía decir cualquier cosa y Yusei la creería, su voz era encantadora, y aunque le estuviera hablando en un tono de voz podía escucharlo con total claridad al estar tan cerca. No era la primera vez que escuchaba “sigue adelante con tu vida” o “él no querría que estuvieras triste”,  pero ninguno parecía decirlo con honestidad. No lamentaban la muerte de su maestro o comprendían el dolor ajeno, solamente mostraban una cara triste y expresaban condolencias para contentar al Santo de Piscis.

-Eres el primero que me ofrece sus brazos para derrumbarme en ellos- sus ojos estaban humedecidos por las lágrimas, pero su sonrisa había regresado. –No esperaba encontrar a alguien tan amable y comprensivo en Rodorio. - Apoyó su barbilla en el hombro de Atem, juntando aún más su cuerpo con su nuevo amigo, fundiéndose en un acogedor abrazo con el que quería tomar todo ese calor  y guárdalo para alejar el frío que aguardaba en la soledad. Ya no quería sentirse solo de nuevo.

Le contó una historia a Atem al oído, omitiendo los detalles específicos como su vida como Santo de Athena o su maldición-Cuando era pequeño no podía tener amigos ni acercarme a otras personas. Las madres alejaban a sus hijos de mí y decían que yo era malo. Durante mucho tiempo me alejé de las personas, espiando desde una zona oscura donde no pudiera hacerles daño y ellos tampoco pudieran lastimarme, así era mi vida en Rodorio. Me fui a la ciudad con la esperanza de vivir mi vida sin temor ni prejuicios y el deseo de amar y ser amado, encontrar a esa persona indicada. También relacionarme mejor con las personas, como era el deseo de mi tutor antes de morir. Pero sin importar el tiempo que transcurre, sigo siendo un paria, como si estuviera marcado- Ser señalado y tratado como un ser humano despreciable por algo que él no había escogido era la parte que más afectaba a Yusei cuando rememoraba el pasado.

El llanto regresó, pero fue acompañado por una confesión-Estando junto a ti me siento seguro y feliz- Era fácil entender por qué el joven se había ganado su confianza: no lo estaba juzgando, no trataba de minimizar el problema, no lo insultaba por no ser lo suficientemente fuerte y más reciente, no decía que era un hombre egoísta. No quería ser fuerte, sólo deseaba llorar y deshogar todo eso que guardaba en el interior de su pecho.
avatar
Yusei
Gold Saint
Gold Saint

Armadura :

Príncipe de Rosas
Santo Dorado de Piscis

Mensajes : 236

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hold Me, Save Me [Atem]

Mensaje por Atem el Lun Ene 16, 2017 10:43 am

Escuchó en silencio la historia que Yusei le narraba. El joven estaba omitiendo detalles, por lo cual Atem se perdía un poco en el camino. ¿Qué podía haber de malo con él? ¿por qué las personas lo rechazarían de ese modo?, no lo entendía del todo. A simple vista él miraba a Yusei y veía a una persona normal, un chico como cualquiera, que buscaba comprensión y afecto. Sin embargo, sí comprendía el punto de tal exposición: el chico se encontraba saturado de pensamientos que le impedían estar en paz y necesitaba desahogarse en los brazos de otro, un amigo que lo escuchara sin juzgarlo y lo hiciera sentir acompañado.

Aunque sentía la necesidad de hacerle preguntas, Atem creyó que lo correcto sería dejarlo expresarse libremente, escucharlo sin interrumpirle. Permitió que dijera todo lo que tenía para decir y que llorara hasta que se sintiera aliviado. Él pensaba que las lágrimas, lejos de ser una muestra de debilidad, eran una forma más de expresarse, una manera de exteriorizar las emociones más intensas cuando las palabras no eran suficientes.

Está bien... calma, respira. No te dejaré solo —intentaba consolarlo con palabras sencillas pero llenas de afecto, sus manos ajustándose más al cuerpo ajeno, estrechándolo contra el propio con firmeza, buscando sostener a Yusei y hacerle sentir que no estaba solo. Si él podía ser la persona que lo sacara de la soledad estaría complacido de brindarle el calor de su compañía y ayudarle a soportar la carga que lo estuviera oprimiendo.

Entonces sonrió, de manera dulce y apenas perceptible. Le complacía saber que estaba haciéndole bien a ese chico. En su vida había ayudado a muchas personas, pero nunca nadie le había declarado algo semejante, con tanta sinceridad. Que lo hacía sentir seguro, que lo hacía feliz. Palabras simples pero con un fuerte significado que le hacían sentir una extraña complicidad con Yusei, como si fuesen más que sólo dos extraños.  

No sé qué es lo que la gente vería en ti para para juzgarte de ese modo tan injusto sin siquiera conocerte; te observo y no lo comprendo. Yo te escucho y siento deseos de saber de tu vida y tus pensamientos, conocerte un poco más. Te miro y veo en ti a una persona sumamente interesante que podría hacerse apreciar con facilidad, alguien a quien no podría ser difícil llegar a amar —manifestó con la más pura franqueza. Realmente no lograba comprender cómo alguien podía ver maldad en un joven como aquel. Quizás era demasiado piadoso para su propio bien, pero no podía evitar conmoverse con las situaciones ajenas. No podía permitir que alguien más sufriera si él era capaz de evitarlo. Unos segundos de silencio le siguieron hasta que retomó la palabra—. Sé que acabamos de conocernos, pero tienes que saber que puedes contar conmigo en todo momento, nunca te negaré mi ayuda. Cuando necesites hablar, yo te escucharé. Si lo que precisas es un abrazo, aquí estoy para ti. Puedes expresarte con libertad pues no te criticaré. Todos tenemos derecho a ser escuchados y nadie merece tanto dolor —sus palabras concluyeron pero él no se apartó de Yusei, permaneció abrazándolo con seguridad, aferrándose a él apaciblemente con el fin de transmitir con aquel gesto algo que estaba más allá de las palabras. Pretendía aligerar su pesar con esa cercanía hasta que el llanto cesara y él se recuperase.
avatar
Atem
Gold Saint
Gold Saint

Armadura :
Santo Dorado de Libra

Mensajes : 186

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hold Me, Save Me [Atem]

Mensaje por Yusei el Dom Ene 29, 2017 12:14 am

El cuerpo de Atem, el calor que éste le transmitía en conjunto con las palabras de apoyo hacían a Yusei sentir algo más que atracción física. Atem era de esos chicos que enamoraban, no solamente se trataba de su linda cara, su espíritu bondadoso y la confianza que proyectaba hacían que Yusei se sintiera encandilado. El joven santo de Piscis besó a Atem en los labios, apasionadamente, presionando su boca contra la de él. -No pude contenerme- dijo, limpiando los labios de Atem con una de sus manos. Yusei se sentó a un lado sin apartarse por completo, sujetando la mano de Atem. Su mirada estaba fija en una pared, como no queriendo ver el rostro de Atem. Se sentía avergonzado por haberse dejado llevar por el impulso, pero así era como él se desenvolvía en esas situaciones.-Espero no haberlo arruinado todo contigo por mi estupidez se mordió el labio.-Es solo que... creí que podía haber algo entre nosotros, que tú me deseabas tanto como yo a ti en ese momento. Perdona- de nuevo había comenzado a llorar, esta vez porque quizá había dañado una amistad que apenas estaba comenzando.


-Si quieres que me vaya me iré ahora mismo, no fue mi intención ser irrespetuoso- quizá Atem era el tipo más amable y atento del mundo, pero para Yusei era claro que a él le gustaban las chicas, de lo contrario todas las mujeres de Rodorio no suspirarían al verlo pasar por la calle. Fue estúpido al creer que tendría una oportunidad con alguien así. Subió los pies al sillón y abrazó sus piernas, ocultando el rostro entre sus rodillas. Su cara estaba caliente y su rostro empapado. Era un momento en el que quería que la tierra se lo tragara vivo.
avatar
Yusei
Gold Saint
Gold Saint

Armadura :

Príncipe de Rosas
Santo Dorado de Piscis

Mensajes : 236

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hold Me, Save Me [Atem]

Mensaje por Atem el Miér Feb 01, 2017 5:21 am

Necesitó un momento para procesar lo que acababa de pasar. Todavía tenía la sensación de los labios de Yusei sobre los propios y el corazón latiéndole a toda prisa. Semejante sacudida no sólo se debió a lo inesperado del beso sino al mar de emociones que había desatado. Habría mentido si dijera que no sintió nada. Lo percibió como una conexión incluso más íntima que el abrazo.

Entonces creyó comprender lo que el chico decía. Creyó entender a qué se refería, o al menos las palabras expuestas condecían con sus sentimientos. No quería soltarlo. Temía que si lo dejaba ir no volviera a verlo jamás. El joven había despertado su interés, sentía algo por él y necesitaba que lo supiera.

Oye —lo llamó para hacerlo reaccionar y que saliera de su escondite. Su mano se posó en una de las ajenas mientras se aproximaba al chico. Le sujetó el rostro y lo alzó levemente en su dirección para que lo mirase—. Todo está bien —deslizándose hacia la mejilla sus dedos se empapaban en la humedad del llanto que le bañaba el rostro, la misma que volvió a saborear cuando sus labios se encontraron otra vez con igual pasión que antes.

Su motivación era, más que nada, emocional, iba más allá de la atracción física. De otro modo no le habría interesado buscar por sí mismo esa clase de contacto. Esa vulnerabilidad que exponía Yusei lo conmovía y de algún modo inexplicable le provocaba la necesidad de brindarle afecto. Y no bastaba con un abrazo. Mucho menos con palabras.

Te aseguro que puedo comprender lo que dices. Y no estás equivocado... —susurró sobre los labios del chico cuando sus rostros se separaron tras el beso. Tenía la necesidad de acercarse a él cada vez más—. Debes relajarte. Me refiero a que dejes tus dudas de lado y confíes en mí —su mano libre se deslizó lentamente sobre el muslo de su invitado para proporcionar una caricia mientras que sus labios se acercaban al oído del chico—. Quisiera que te quedaras conmigo esta noche —susurró sobre su piel para luego mostrar una leve sonrisa—. Te prometo que tendrás toda mi atención. Debes saber que desde el momento en que me abrazaste yo deseo más de ti —admitió aventurándose a besar suavemente la piel del cuello de Yusei.
avatar
Atem
Gold Saint
Gold Saint

Armadura :
Santo Dorado de Libra

Mensajes : 186

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hold Me, Save Me [Atem]

Mensaje por Yusei el Lun Feb 06, 2017 12:38 am

-¿Hablas en serio?- le preguntó con incredulidad. No podía creer que alguien como Atem se interesara en alguien como él de esa forma. -Claro, pasaré la noche contigo. Confío en ti, sé que no me harás nada malo- desvió la mirada, sonrojado y con una sonrisa apacible. El chico de la piel bronceada no sólo iba a concederle toda una noche a su lado, también iba a darle toda su atención. Se estremeció cuando sintió los labios húmedos de Atem sobre la piel de su cuello -Quisiera conocerte de forma más... intima- saboreó sus labios una vez más. No podía mantenerse quieto con Atem. Metió las manos bajo su camisa, acariciando su piel cálida, aunque algo lo detuvo. Apartó sus manos, pensando que tal vez a Atem no le agradaba ser de esos chicos que se dejaban hacer de todo. Había conocido hombres a los que les disgustaba la idea de ser el pasivo, como si fuera un insulto a su hombría. A Yusei no le importaba, así que decidió dejar que Atem se divirtiera con su cuerpo.

Tomó una de las manos de Atem y la colocó sobre su cintura, bajándola con lentitud. Yusei desabotonó su pantalón y bajó el cierre, dejando a la vista su ropa interior azul.-¿Nunca habías intentado esto con otro chico?- le preguntó, besando sus labios antes de que pudiera responderle.-No tenemos que hacer nada si no quieres. Podríamos simplemente hablar, pero te mentiría si no dijera que te deseo, mucho- Yusei se levantó y jaló del brazo de Atem.-¿dónde está tu habitación? El sofa es un poco incomodo para pasar la noche. Aunque si pudiera hacerlo estando abrazado a ti no me importaría en lo más mínimo- los brazos de Atem eran calidoz y acogedores, deseaba poder despertar entre esos brazos a la mañana siguiente.

-Pensaba en lo lindo que sería poder despertar a tu lado en la mañana con tus brazos alrededor de mi cuerpo- confesó sonrojado. Nunca antes había dicho esa clase de cosas. Atem lo hacía sentir lo suficientemente en confianza como para hablar sin ningún tipo de filtro ni pudor.
avatar
Yusei
Gold Saint
Gold Saint

Armadura :

Príncipe de Rosas
Santo Dorado de Piscis

Mensajes : 236

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hold Me, Save Me [Atem]

Mensaje por Atem el Sáb Feb 18, 2017 12:04 am

Es la primera vez que lo hago —confesó en voz baja sobre los labios ajenos. Su mano siguió el trayecto descendiendo por la cintura de su invitado hasta detenerse en su entrepierna, presionando con suavidad entre sus dedos. Jamás había intentado algo así con otro chico. Pero extrañamente, lejos de incomodarle, la cercanía de Yusei lo incitaba a buscar más. De hecho, el que se tratara de otro chico, por alguna razón, le daba un poco más de confianza que si hubiera sido de otro modo—. Pero no vayas a pensar que eso me asusta o algo parecido. Si te besé fue porque quise hacerlo... y quisiera seguir haciéndolo.

Mostró una sutil sonrisa, enfocando la vista en los labios de Yusei con el deseo de volver a besarlo.

Estaba tan cómodo con esa proximidad que no quería separarse de él, pero tuvo que hacerlo cuando el chico le hizo recordar que estaban en medio de la sala y que, definitivamente, la habitación era una mejor opción. Sus siguientes palabras lograron conmoverlo y no pudo evitar sonreír enternecido al contemplar su expresión. Quiso besarlo otra vez, pero se contuvo.

Lo invitó a que lo siguiera y sin más lo guió hasta su habitación, que estaba en el segundo piso.

Por aquí. —le indicó.

Le señaló que pasara, entró detrás de él y cerró la puerta. Era un cuarto espacioso con una agradable decoración. Todo en conjunto con la tenue iluminación le daba a la habitación un aspecto cálido, acogedor y pacífico.

Yusei... —murmuró Atem mientras caminaba hacia su acompañante. El silencio lo hacía sentirse extrañamente tenso y ansioso, quería acortar la distancia que los separaba y volver a unir sus labios con los del chico—. Podría pasar el resto de la noche sólo abrazándote, pero no podría conformarme simplemente con eso. Tienes que saber que yo también te deseo.  

Se aproximó a él y volvió a besarlo, suave al principio pero profundizándolo a medida que su cuerpo le exigía más. No sabía en qué acabaría todo eso, pero tampoco se detuvo a pensarlo. Los labios de Yusei contra los suyos se sentían bien y su boca era adictiva, sin mencionar el contacto de sus cuerpos que se estrechaban en un ligero roce. Deseaba poder sentirlo sin ningún impedimento.

Pronto se vio en la necesidad de separarse de él para deshacerse de la camisa que vestía, exponiendo su torso desnudo ante la mirada del chico, invitándolo de ese modo a que lo tocara como gustase, como lo había hecho en la sala. Enseguida volvió su atención a Yusei, y posando las manos sobre su pecho, atacó a sus labios una vez más. Lo besó con intensidad, jadeando sobre su boca a causa del nivel de excitación que crecía con cada beso y con cada roce. Mientras lo hacía, sus manos descendían lentamente, percibiendo el calor y la textura de la piel ajena, delineando cada uno de los marcados músculos de su abdomen, algo de lo cual no se había percatado sino hasta ahora. Nunca pensó que algo como eso le resultaría tan excitante. 

Sus manos bajaron hasta la cintura del pantalón y casi por mero instinto tironeó hacia abajo para que la ropa descendiera por las piernas de Yusei.  

No puedo parar de besarte —confesó como un pensamiento en voz alta, al tiempo que empujaba sutilmente al chico hacia la cama. Se inclinó sobre él para depositar un par de besos húmedos sobre su cuello, respirando intensamente sobre su piel, embriagándose con su olor. Mientras su boca se encargaba de besarlo una mano se escabullía hacia abajo, masajeando suavemente ese bulto que percibía caliente a través de la ropa interior. Deseaba probar cada rincón de su cuerpo y deleitarse con sus reacciones.
avatar
Atem
Gold Saint
Gold Saint

Armadura :
Santo Dorado de Libra

Mensajes : 186

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hold Me, Save Me [Atem]

Mensaje por Yusei el Sáb Mar 04, 2017 9:33 pm

Observó cómo el contrario se quitaba la camisa, siendo imposible para Yusei dejar de mirarlo. Atem bajó su pantalón y lo empujó sobre la cama. Yusei no quitó la vista del cuerpo bronceado que poseía el chico de Rodorio, deleitándose con su cuerpo trabajado. Con la ropa se veía delgado, pero ahora que podía verlo sin ella notó sus musculos marcados. Era demasiado sensual sólo mirarlo.-Atem...- dijo su nombre en voz baja al sentir las manos ajenas acariciando su erección por encima de la ropa, sintiendo cómo se derretía debajo de la mano de Atem, deseando más. Abrazó a Atem y deslizó sus manos hacia la cintura, desabrochando el pantalón de Atem para meter las manos debajo de éste. Apretó sus glúteos mientras estiraba su cuello para alcanzar la boca de Atem, besandolo y acercándolo más a su cuerpo. Yusei usó algo de fuerza para invertir las posiciones, quedando él sobre Atem.

-Te ves muy lindo desde aquí- lo tomó por las muñecas y le dio un beso profundo. Esa noche quería probar todo de Atem, sin pensar en consecuencias. No quería pensar en su maldición, tampoco en su tristeza, sólo deseaba que la mañana nunca llegara. Llevó las manos de Atem al elástico de su ropa interior, ayudandolo a bajarla por completo. Su cuerpo fue completamente revelado, al igual que la erección que hasta entonces había permanecido oculta bajo la tela.

-Me gusta que me mires de esa forma, me haces sentir como si fuera el hombre más hermoso- le dijo desde el otro lado de la cama mientras arrojaba su ropa interior al suelo de la habitación. Se extendió sobre la cama y tomó la mano de Atem, desplazándola sobre su pecho, descendiendo lentamente hasta llegar a su entrepierna. Se estaba volviendo loco, ya no había nada que separara su piel de la de Atem. La cercanía y la desnudez lo hacían sentir feliz, el estar de esa forma con alguien que le gustaba le resultaba placentero. No era sólo algo sexual, ese chico lo hacía sentir libre, que podía estar con otra persona sin hacerle daño.

-Espero que el sol nunca salga, para no irme nunca- le dijo lentamente, metiendo su mano en la ropa interior de Atem para acariciar su miembro. La piel era muy suave y limpia. Amaba saber que era el único hombre que había tocado a Atem de esa manera.
avatar
Yusei
Gold Saint
Gold Saint

Armadura :

Príncipe de Rosas
Santo Dorado de Piscis

Mensajes : 236

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hold Me, Save Me [Atem]

Mensaje por Atem el Sáb Mar 11, 2017 4:08 am

No podía dejar de admirar el perfecto cuerpo desnudo de Yusei. Le inquietaba un poco pensar en lo mucho que deseaba besar y acariciar cada centímetro de esa piel, pero lo que menos quería era arruinar el ambiente con sus dudas, así que procuró suprimir esos pensamientos y enfocarse en la agradable sensación que le transmitía el tacto de sus dedos sobre la piel ajena. Atem también deseaba que la mañana nunca llegara.

Lo eres —se atrevió a responder en un susurro lento, con una tenue sonrisa en sus labios, y se inclinó de nuevo para volver a besar los labios del chico de ojos azules—. Te deseo... demasiado... —añadió, sin retirar su mano que rozaba el miembro ajeno en un movimiento firme y armonioso, jugando con la presión y la velocidad en busca de cualquier reacción. Los gestos de placer en el rostro de Yusei, su voz y la respiración que podía percibir alterada lo motivaban a experimentar nuevas cosas, a probar más de él.

Dejó escapar un suspiro ahogado cuando percibió esa mano que se metía bajo su ropa interior para acariciarlo. Su cuerpo naturalmente respondía a cada estímulo y se endurecía aún más entre los dedos de Yusei. Y ya la ropa empezaba a estorbarle, así que después de un momento se apartó del chico para retirarse el pantalón y la ropa interior terminando por arrojar las prendas al suelo a un lado de la cama.

Ahora que no había ropa alguna que los separase, Atem se escabulló hacia Yusei nuevamente para acomodarse sobre él como al principio. Volvió a besarlo con pasión, saboreando esa boca que se había vuelto una adicción, mientras que movía sus caderas en un lento vaivén que provocaba el roce de ambos miembros; sus manos ansiosas no dejaban de explorar el cuerpo contrario.

La noche apenas empieza... aprovechemos cada segundo —le susurró calmo al oído, con una sonrisa difuminada por un gesto de satisfacción, atrapando el lóbulo entre sus dientes con suavidad y jugueteando con su lengua en la zona. Pronto descendió hacia el cuello del chico, besando con lentitud, jadeando sobre su piel. Depositó un par de besos húmedos en su garganta, subiendo desde la clavícula para dejar uno más en su mandíbula y volver a sus labios después—. Quiero probar cada rincón de tu cuerpo. Quiero que me enseñes qué es lo que quieres, qué es lo que te gusta... Déjame hacerlo. 

Finalizando sus palabras continuó bajando por donde sus manos hubieron estado, repartiendo besos húmedos por toda la piel ajena, lamiendo, saboreando, mordisqueando suavemente, hasta detenerse en su pecho. Su boca se apoderó de uno de los pezones, apretándolo entre sus labios, rozando con su lengua mientras que sus dedos inquietos y curiosos jugaban con el otro. Se sentía mucho más cómodo y seguro sabiendo que Yusei tenía el conocimiento de que era la primera vez que él hacía algo así con un hombre.

Su mano derecha descendió hasta la altura de las caderas del chico y se dirigió justo a donde reposaba su erección, la cual tomó entre sus dedos con firmeza, una vez más, y empezó a masajear lento. Su boca imitó el trayecto, marcando un camino de besos y saliva que se extendía desde el pecho hasta su abdomen y más abajo.

Entonces se detuvo, alzó levemente el rostro y observó a Yusei como buscando una señal que le indicara que estaba haciéndolo bien. Tragó saliva y volvió a bajar la vista. Su cálido aliento chocaba contra esa erección que estaba a escasos centímetros de sus labios y que deseaba también probar con su boca.

Fue un instante fugaz hasta que su lengua temerosa se atrevió a acariciar la punta del miembro, humedeciendo e impregnándose con su humedad. Lo hizo lento, con cuidado, atento a cualquier gesto. Pese a su temor intentaba mostrarse seguro, diciéndose que no había nada de malo en ello. Fue así que prosiguió, rozándolo lento con sus labios, lamiendo pausadamente la extensión de su piel mientras lo introducía en su boca lentamente, envolviéndolo con sus labios húmedos, saboreando cada centímetro y deleitándose con su textura en cada rincón que su lengua alcanzaba. Era una sensación nueva.
avatar
Atem
Gold Saint
Gold Saint

Armadura :
Santo Dorado de Libra

Mensajes : 186

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hold Me, Save Me [Atem]

Mensaje por Yusei el Sáb Mar 18, 2017 10:07 pm

Jugueteó con la lengua de Atem en su boca, colocando las manos en su espalda baja, atrayendo su cuerpo hacia él. El roce constante entre sus pieles lo hacía desear más del joven de ojos violetas. No quería dejar de besarlo, pero los labios ajenos se apartaron de su boca y descendieron por todo su cuerpo, dejando un camino de besos humedos desde su cuello a su abdomen. Yusei miró hacia abajo y se sonrojó al sentir los dedos de Atem sujetar su miembro. Piscis se sujetó fuerte de las sábanas cuando el joven acarició la punta, sintiendo gran excitación. No solamente se trataba de que estuviera estimulandolo de esa forma sino porque era él quien lo hacía, la persona que deseaba le estaba dando placer.

Sus piernas temblaron, llevando sus manos a la cabeza de Atem, agarrando su cabello con suavidad sin jalarlo. -Más rápido- le pidió despacio, mirandolo con los ojos entrecerrados. Sonrió dulcemente para el chico de piel bronceada, ya que lo hacía sentir cómodo y seguro. -Fue grandioso- le dijo, respirando agitamente. Su cuerpo vibró antes de culminar, dejándose caer sobre la cama de espaldas mientras el líquido escurría y sentía la respiración de Atem sobre su miembro húmedo.

Tomó a Atem por la barbilla para hacerlo levantar la cabeza, limpiando un hilo semi-transparente y pegajoso que caía por la comisura de sus labios con la punta de su dedos. Acercó su cuerpo al de Atem, abrazandolo, pasando sus dedos a través de la espalda musculosa de su compañero y depositando besos en su cuello. -Para ser tu primera vez con un chico me has sorprendido. ¿No me habrás mentido? O tal vez eres más atrevido de lo que aparentas.- dijo con aire de broma. No creía que Atem pudiera engañarlo de ninguna forma. Él era tan autentico, tan amable y bueno que no podía pensar mal de él.

Se recostó sobre la cama, tomando la mano de Atem, invitandolo a continuar. No todos los días tenía la oportunidad de estar al lado de alguien que lo deseaba tanto como él. Se giró, quedando de espaldas con el pecho apoyado sobre la cama, levantando su parte posterior.-Dijiste que quería probar cada rincón- sonrió, meneando un poco su trasero. Yusei estaba jugando algo peligroso, incluso podía llegar a lastimarse si Atem no lo preparaba adecuadamente con los dedos, pero tenía curiosidad sobre lo que haría un chico inocente respecto a las relaciones homosexuales. El morbo que le provocaba esa situación era inquietante, no muy propio de Yusei, pero en su defensa podía decir que nunca lo había hecho con un chico heterosexual.
avatar
Yusei
Gold Saint
Gold Saint

Armadura :

Príncipe de Rosas
Santo Dorado de Piscis

Mensajes : 236

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hold Me, Save Me [Atem]

Mensaje por Atem el Lun Mar 27, 2017 12:30 pm

Junto con una expresión de ligera sorpresa, un tenue rubor coloreó el rostro de Atem tras escuchar las palabras de Yusei. Sin embargo, aunque se hubiese sentido un tanto avergonzado por eso, pensó que podía tomarlo como un cumplido. La realidad era que el joven egipcio apenas si tenía idea de lo que estaba haciendo, por ello cada respuesta positiva de Yusei lo animaba.

Pero de pronto volvió a invadirlo la duda cuando la última propuesta del chico llegó. Si bien era bastante claro a qué se refería, Atem, que nunca antes había vivido una situación parecida, se sintió confundido frente a tal insinuación y le observó con un gesto de alarma preguntándose qué esperaba que hiciera. Su rostro volvió a teñirse de rojo porque la imagen que le regalaba Yusei era incitante y sí, aun dentro de su ignorancia, inevitablemente algunas ideas pasaban por su mente, pero... ¿su compañero realmente quería eso?

Eh... C-Claro, eso dije... —murmuró apresuradamente. Intentando mostrarse valiente tragó saliva y se acercó, todavía tenía el sabor de Yusei en su boca... y seguiría probando de él. Decidió que no importaba tanto lo que hiciera, después de todo aquel joven era consciente de su situación y supuso que lo tendría en cuenta. Eso le daba confianza.

Deslizando sus manos por la espalda ajena, se pegó al cuerpo del chico. Se tomaba su tiempo, quería jugar un poco más con él, complacerlo y deleitarse con sus expresiones, pero su miembro acariciando el trasero de Yusei hacía que el controlarse supusiera un gran esfuerzo. No estaba muy seguro de lo que Yusei esperaba que hiciera, pero sí de lo que él mismo deseaba.

Se inclinó un poco y depositó algunos besos sobre su espalda.

¿Quieres que te bese ahí también? —susurró lentamente con una tímida sonrisa pícara asomando a sus labios, irguiéndose levemente cuando su boca se detuvo, mientras que su mano derecha se aferraba a uno de sus glúteos y deslizaba sus dedos con suavidad—. ¿Te gusta eso?

Sin esperar respuesta pronto su boca reemplazó a su mano para besarlo con curiosidad. Temeroso al principio pero tomando confianza después, se dedicó a probar cada centímetro, jugueteando atrevidamente con su boca y su lengua. Pero pronto volvió a separarse de él un poco.

O quizás podría... —sus manos, que no dejaban de moverse, pronto volvieron a invadir aquella zona. Mientras hablaba, más para sí mismo, los dedos curiosos se aproximaban peligrosamente al centro, allí a la zona más íntima entre sus nalgas, para acariciar superficialmente aquella cavidad, tentado a explorar su interior. En ese instante se preguntaba si a Yusei le gustaría que le hicieran esa clase de cosas, pero supuso que sí, de lo contrario no lo hubiera invitado de ese modo tan provocativo. Con eso en mente Atem sujetó su propio miembro y comenzó a frotarlo entre las nalgas del chico, ansioso.

Yusei... ¿Está bien si lo hago? —preguntó, presionando un poco más sobre la entrada con toda la intención de penetrar en el interior de su cuerpo. Pensó que era mejor asegurarse ya que era la primera vez que lo hacía y no quería tomarlo por sorpresa—. Ya no puedo contenerme. —impaciente pero lento, con cuidado y un tanto temeroso; Atem no tenía idea de lo que sentiría Yusei porque él nunca lo había experimentado y no quería hacerle daño.
avatar
Atem
Gold Saint
Gold Saint

Armadura :
Santo Dorado de Libra

Mensajes : 186

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.