Conexión
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Ficha de Eskol de Megrez
Miér Ago 15, 2018 10:51 pm por Arsenio Markov

» Petición de Personaje
Mar Ago 14, 2018 11:13 pm por Arsenio Markov

» Registro de Avatar
Mar Ago 14, 2018 11:12 pm por Arsenio Markov

» Takeru: El guerrero musical.
Mar Ago 14, 2018 11:05 pm por Arsenio Markov

» Libro de Firmas
Mar Ago 14, 2018 11:01 pm por Eskol

» Máscaras [Anheru-Libre]
Mar Ago 14, 2018 3:12 pm por Saika Totsuka

» Reviviendo Memorias [Yusei]
Lun Ago 13, 2018 8:52 am por Atem

» Un merecido descanso [Libre]
Dom Ago 12, 2018 11:35 pm por Gaël

» Saint Seiya Eternal Spirit
Jue Ago 09, 2018 9:50 pm por Invitado


I grew a little bit [Time Skip]

Ir abajo

I grew a little bit [Time Skip]

Mensaje por Yumoto Hakone el Miér Mayo 31, 2017 5:00 pm

1 mes después de la destrucción de Kaus


Los ánimos de sus compañeros se encontraban por los suelos. Estaban felices porque la guerra había terminado, pero aún quedaba un largo proceso de reconstrucción por delante. No sólo habían sufrido pérdidas materiales, también muchas vidas se habían extinguido. Para Yumoto aquello había dejado de ser un juego desde que vio las consecuencias causadas por el Invierno de Loki en Rodorio. Mientras él paseaba despreocupado por las calles congeladas los otros caballeros habían estado peleando incesantemente, y él nunca fue consciente de lo que sucedía debido a que su presencia en el Santuario era considerada un mero chiste por sus superiores, quienes lo habían descartado para la guerra y le habían asignado la labor de vigilancia durante el ataque de los Dioses Guerreros de Noruega.

Se sentó en los escalones de la casa de Aries, contemplando el degradado naranja y rosa del atardecer. El templo, como muchos otros, había sido severamente dañado por la lluvia de meteoritos que se desprendieron del cometa Repulse al entrar en la atmósfera. Suspiró profundamente con los codos sobre las rodillas, mirando la gran mancha de sangre que estaba a unos cuantos metros. Un meteorito había caído en la cabeza de un aspirante y le había estallado el craneo en pedazos. El chico murió sin sentir dolor, todo fue demasiado rápido. Le había dado sepultura al cuerpo tras encontrarlo.

Yumoto se puso a evaluar seriamente su vida en el Santuario, pensando que sus compañeros estarían mejor sin él distrayendolos todo el tiempo. Sacudió la tierra de su trasero y comenzó a subir el camino de las doce casas, sorteando los obstaculos compuestos por agujeros y escombros.

Cuando la noche cayó, Yumoto ya había subido hasta la casa de Cáncer. El lugar lucía deshabitado y triste. Yumoto se sentó con las piernas cruzadas en el suelo, admirando el cielo estrellado desde la entrada, viendo una estrella fugaz como la que vio el día en el que Repulse impactó.

-Mañana será un buen día- sonrió, continuando con su camino. Quería llegar hasta la cima y contemplar las estrellas desde lo más alto.
avatar
Yumoto Hakone
Gold Saint
Gold Saint

Mensajes : 60

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.