Conexión
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Bulls, whales, cranes
Hoy a las 3:59 pm por Calliope

» Highschool of the dead RPG
Hoy a las 11:08 am por Invitado

» Ausencia for me D:
Ayer a las 8:40 pm por Viktor

» Palco de Athena
Miér Nov 15, 2017 2:03 pm por Stelios

» Happy N-Day [Stan]
Miér Nov 15, 2017 1:45 pm por Stan

» Petición de Personaje
Mar Nov 14, 2017 10:11 pm por Catelyn

» El Despertar de la Ballena
Mar Nov 14, 2017 9:40 pm por Diana Wales

» Registro de Avatar
Mar Nov 14, 2017 9:00 am por Aria

» Calliope de Grulla
Lun Nov 13, 2017 9:29 pm por Cosmos

Links Directos
Compañeros
Hermanos
Élite
Crear foro Crear foro  photo untitled45.png School Deluxe NEW

Let It Go, road to Talasa

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Let It Go, road to Talasa

Mensaje por Rintaro el Miér Nov 09, 2016 9:14 pm

Recuerdo del primer mensaje :

La luz del día brillaba a medias, bajando la intensidad de manera constante. Tras pasar el mediodía las nubes grises se movieron con parsimonia, tapando el sol casi por completo; lo único que rompía la procesión plomiza eran unos perezosos haces de luz que creaban charcos brillantes en las baldosas del suelo de aquel pueblo en las costas del norte de Europa.

Aquel sitio, una comuna fundada como una colonia griega, era por demás particular. Ubicada en la cuesta de un enorme risco con costas pedregosas las calles eran descendentes y los edificios rectangulares, creando una zona laberíntica que discurría en docenas de ángulos distintos. De rocas y ladrillos tan grises como el mismo cielo de la estación a lo lejos se podía oír el rugido de las olas golpeando con la bahía, la mayoría de los limites caracterizados por acantilados con rocas surgiendo en formaciones similares a dientes de tiburón - su única vía de acceso un espacio entre dos hileras consiguientes por la que los barcos pesqueros iban y venían. Mas allá, construido en un armatoste de madera añejada pero fuerte, el puerto consistente en un puente dividido en hileras recibía a los navíos y a los residentes que desearan ir a una de las tantas islas con las que se comerciaban.

En uno de esos caminos de madera se encontraba Rintaro, con un cigarrillo en la boca y un gesto curioso en el rostro. Frente a él estaba el capitán del barco que tenia la única ruta a Talasa, la isla donde estaba el panteón de los Aquadrops, un templo único dedicado a Poseidón. Y lo que le decía era un problema para él.

-¿No va a salir?- Preguntó el japonés en un griego accidentado, lo mejor que había podido lograr hasta entonces.

-No podemos salir sin arriesgarnos a hundir el barco.- Respondió el hombre, de aspecto huraño. -¿Ves esas nubes? Si salimos nos atrapará la tormenta y eso, desde hace milenios y hasta ahora, es una sentencia de muerte.- Explicó. A sus espaldas una ola chocó contra las paredes rocosas del risco a la izquierda, la espuma bañando la mitad del puerto. Su mitad del puerto. Tomando su cigarrillo agradeció que no se lo hubiera apagado, por lo que le dio otra chupada y exhaló, los manaculos en sus muñecas tintineando con suavidad.

Definitivamente, tenía un problema.
avatar
Rintaro

Mensajes : 158

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: Let It Go, road to Talasa

Mensaje por Rintaro el Jue Dic 29, 2016 12:39 pm

Antes de luna llena llegó a Talasa. Fuera del barco pisó el muelle, el cielo tiñéndose de negro tras los últimos resquicios naranjas del crepúsculo. Sería al día siguiente pensó, igual, faltaban unos tres días para la fecha limite. Acostándose de espaldas a un muro de los callejones del pueblo en la costa, se durmió tras un profuso bostezo.

Al despertarse ya el sol estaba alto en el cielo, cercano al mediodía. Abriendo la boca mostró los colmillos, bostezando dos veces antes de rascarse el estómago y saltar, levantando la nariz. Norte...este...noreste. Sí, el templo con el poder residual del mar estaba en esa dirección así que sin más, fue hacia allá. Primero caminó y luego al salir del pueblo trotó, corriendo tras pasar unos cortos segundos. En cierto momento fue envuelto por un destello dorado, convirtiéndose en una estrella que atravesó la isla hasta el templo de Tritón en tiempo récord y sin ninguna mesura de disimulo. Si estaba el enviado del mundo marino, seguro lo había notado.

'Cloc cloc cloc' sonaron sus pasos en la roca del templo. Los pasillos eran cerrados y el eco era notorio cada vez que las suelas de su armadura chocaban con el suelo. La luz natural era azulina, mas fuerte en cada descanso. Junto al brillo dorado de su armadura se creaba la ilusión de un verde marino que al final, era apropiado para la ocasión. Tras seguir el rastro de energía giró a la derecha, subiendo por una escalinata estrecha que abrió el paso a una galería sin techo. Con piscinas de agua cristalina y caídas con flujos constantes, la vegetación mediterránea estaba acompañada de enormes flores de hielo escarchado - de hecho, de las espesas nubes del cielo caía una nevada suave. Muy corto tiempo para el cambio de la luz de mediodía para eso, pero no le dio atención, atravesando el camino de baldosas azules con detalles en blanco para arribar a un patio con un mesón circular en medio. Ubicado sobre un podio dos sillas marcaban los puestos de los emisarios, así que sin mas se sentó en la más cercana a su persona, colocando la carta del Papa frente a él.

Una parte de él estaba curiosa sobre el emisario del mundo marino, aunque no demasiado. La otra estaba pensando en su armadura: no solo iba con el manto de Escorpio encima, sino que la apariencia estaba un tanto modificada; en lugar de la clásica capa blanca sobre sus hombros se encontraba un haori largo sin mangas, con costuras de oro y borlas en el cuello alto. Las botas, más que botas, se habían acoplado como un par de sandalias geta, dejando visibles sus largos y flexibles dedos. En total, para compaginar su apariencia de lord de guerra nipón de antaño, el yelmo estaba cerrado, los dientes del escorpión cubriendo su rostro y el frente bajo, cubriendo los espacios para los ojos mas dejando una rendija para el derecho, el único que le funcionaba. Era una vista poco usual, sin duda.

Y eso, pensó, era lo mejor. Algo así era lo que siempre había querido: vestir como la realeza de Japón. -Wuahahah.- rio en voz baja, con el mentón apoyado en su izquierda y las piernas cruzadas. Solo restaba esperar.
avatar
Rintaro

Mensajes : 158

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let It Go, road to Talasa

Mensaje por Raiden el Vie Dic 30, 2016 3:02 pm

Al final el enviado del santuario hizo acto de presencia, tratándose de un santo de oro bastante peculiar, pero en cierta forma le agradaba su estilo al dragón marino , después de todo no es algo por lo que se guiase o juzgase a las personas . Al ver que el susodicho tomo asiento en una de las sillas que se había preparado para la reunión , Kanon se dispuso a hacer lo mismo y empezar de una vez por todas con aquella peculiar reunión y escuchar las propuestas del santuario de Athena.

-Llega temprano, yo soy el dragón del mar, un marina shogun que actualmente no tiene nada que proteger.-Se presentó ante su visitante, notándose cierta ironía en sus palabras ya que el ejército de Poseidón estaba actualmente diezmado y disperso por varios lugares del mundo, siendo que el título de marina no significaba absolutamente nada. El individuo que se hacía llamar a si mismo dragón del mar y que ocultaba su rostro con su casco, tomo asiento y quedo frente a frente al emisario de Atenas.

El silencio duro poco ya que Kanon , quería acabar con esto lo más rápido posible .-Y bien que es lo quiere el santuario de Grecia de unos perros callejeros sin hogar u debería decir unos peces que perdieron su acuario.- Fue la interrogante planteada por aquel hombre , esperando que le ofrecieran algo que valiese la pena u tratar de sacar la mejor ganancia de un posible trato , después de todo para que se molestaban tanto en buscar a unos desgraciados como eran las huestes de Poseidon , un dios caído en desgracia.

Raiden
Mariner
Mariner

Mensajes : 150

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let It Go, road to Talasa

Mensaje por Rintaro el Vie Dic 30, 2016 3:28 pm

Con su mano en el mentón Rintaro observó como el enviado del Mundo Marino se sentaba frente a él, hablando sin demostrar una pizca de falsedad en su tono de voz. Eso era un buen punto para él: que hablara sin decir estupideces superfluas, por lo que de buenas a primeras, no se le antojó como el clásico tipo con un palo metido en el trasero. Al pensar en algo nada raro para alguien que vivía en la calle rio, aunque de manera baja.

Bien, pensó, hora de poner en práctica las lecciones de educación que Mugen había intentando taladrarle en la cabeza.

-Sasoriza--- empezó, usando el japonés para su constelación guardiana. ---guardián del Escorpión Celestial, Rintaro de Escorpio.- se presentó, abriendo la carta del Papa con un simple movimiento del índice derecho. Desplegando el papel se lo pasó a su interlocutor, mostrando el griego escrito con una letra pulcra y fina.

'Al enviado del Rey del Mar Poseidón: en vista de la colaboración del gobernante de los océanos y la diosa Athena durante la batalla ocurrida en el Inframundo, esta ultima ofrece levantar un armisticio entre ambos ejércitos y promover la paz y cooperación - así como el mejoramiento y ayuda entre las armadas que ya han estado en guerra durante tantos siglos en aras de dar un paso hacia la armonía que ambos dioses concuerdan, debe ser la reinante en el planeta. Como esta petición no es algo que deba ser tomado a la ligera, daremos un tiempo prudencial para que sea efectiva y ambas partes la consideren con cuidado. Esperando lo mejor, el Santuario les desea la paz.

Sumo Sacerdote del Santuario de Athena.


Rintaro simplemente esperó a que el enmascarado leyera, viendo sus únicas facciones expuestas mientras se preguntaba un '¿acaso su casco no podía cerrarse como el suyo?'. Debía ser una función única de su tipo de armadura, supuso, un brillo afilado notándose en la rendija que dejaba ver su único ojo funcional. De nuevo volvió a reír por lo bajo. -¿Y? ¿Qué dice?- inquirió el japonés. Todavía no tenia ni media idea de como leer griego, aunque estaba mejorando día a día.
avatar
Rintaro

Mensajes : 158

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let It Go, road to Talasa

Mensaje por Raiden el Vie Dic 30, 2016 9:03 pm

El santo de oro que se presentó a sí mismo como Rintaro de Escorpió , un nombre que Kanon se encargaría de no olvidar. Inmediatamente el antes mencionado abrió el sobre con la carta que seguramente debía ser el comunicado importantísimo que debía ser entregado. Sin más miramientos, el singular visitante se la entregó al marina shogun para que este pudiese revisarla con mayor tranquilidad.

El dragón marino se tomó su tiempo para poder revisar minuciosamente aquel escrito, el cual había sido escrito por el actual patriarca del santuario , algo que le causó cierta gracia al peli azul al recordar cierto hecho del pasado. Volviendo al presente, el pedazo de papel tenía escrito un mensaje que hablaba sobre los hechos acontecido en las anteriores guerras santas. En resumen, el mensaje hablaba sobre un tratado de paz entre las dos facciones , para ser exactos un  armisticio con suspensión de las hostilidades entre santos y marinas.

Terminado de leer el documento, el mensajero esperaba una respuesta pero por su parte Kanon decidió tomarse su tiempo en responder tal ofrecimiento. Su mente trataba de hallar un beneficio a todo esto, llegando a una  sola conclusión. Pensó que lo mejor será aceptar por ahora el trato y, fingiendo ser un aliado y ver cómo ivan las cosas de aquí en adelante, pero cuando llegase el momento menos esperado, ejecutaría su jugada aunque eso estaba aún muy lejos de plasmarse ya que carecía de los medios necesarios.

Se levantó del asiendo lentamente y devolvió el pedazo de papel al santo de Oro.-Dígale al papa que acepto su propuesta, pero que deseo hablar con él de forma personal para tratar ciertas cosas importantes, pronto le haré una visita.- Culmino mientras se alejaba del lugar calmadamente por si su huésped tenía algo que decir.

Raiden
Mariner
Mariner

Mensajes : 150

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let It Go, road to Talasa

Mensaje por Rintaro el Vie Dic 30, 2016 9:59 pm

El enviado del mundo marino aceptó la propuesta del anciano. Bien por él, pensó Rintaro con una risita. Tomando la carta la dobló como un tríptico, metiéndola de vuelta en el sobre que a su vez guardó junto a la otra carta, la que iba para Piscis. Al ver al hombre alejarse se levantó de un salto, provocando un ruido seco en las baldosas del suelo con sus botas de oro modificadas en getas.

-Wuahahaha ¡eso es bueno! ¡Celebremos con un trago!- exclamó el tuerto dando pasos largos, llegando al nivel del marino en unos dos segundos. La diferencia de tamaños era evidente. -Pero nada de cerveza o vino o esas mierdas raras. No quiero vomitar. Supongo que en el pueblo de abajo tendrán algo de jugo ¿verdad? Sí, eso es lo que quiero. También te caerá bien - hueles a alguien que necesita relajarse un poco. ¡Gohoi!- dijo mientras ambos caminaban por el pasillo, cascadas de agua que se volvía hielo cercando los lados de la galería. En las piscinas superficiales además, se formaban mas flores de hielo y cristal escarchado. -A menos que haya algo igual al jugo en este sitio. Parece algo más de sueño que el Santuario de Athena.- murmuró mirando a los lados, de cuando en cuando fijando su ojo en la coronilla de aquel tipo. Curioso, sin duda. Era sincero, pero su percepción le decía que además ocultaba algo. Quizá solo estaba estresado: después de todo era un desahuciado. Y de eso él sabía bastante. -Dragón Marino... No se tu nombre.- En ese momento se detuvo, mirando ojo a ojo a su interlocutor. -¿O eres de esos vagabundos que se evitan decir mucho? Conozco bastantes de esos.- añadió, más consigo que con el marina. De igual forma se mantuvo frente al hombre para impedirle el paso - sin posición agresiva o imponente. Solo tenia curiosidad.
avatar
Rintaro

Mensajes : 158

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.