Conexión
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Mar de Fuego, Cielo de Cenizas [Tema Global - Despertar de Ares]
Ayer a las 11:06 pm por Narrador

» What song are you listening to?
Sáb Jul 14, 2018 10:07 pm por Toki

» Reviviendo Memorias [Yusei]
Sáb Jul 07, 2018 2:32 pm por Yusei

» Censo [Mayo - Junio]
Mar Jul 03, 2018 2:34 am por Anheru

» Un merecido descanso [Libre]
Dom Jun 24, 2018 11:37 pm por Gaël

» Petición de Personaje
Jue Jun 07, 2018 12:37 am por Atsushi Kinugawa

» Sailor Moon Crystal - Foro élite, cambio de direccióny botón-
Miér Mayo 16, 2018 12:24 pm por Invitado

» Santo de Piscis - Yumoto Hakone, El Guerrero del Amor
Jue Mayo 10, 2018 9:30 pm por Cosmos

» Shonen Rol (Afiliación Élite)
Jue Mayo 10, 2018 3:31 am por Invitado

Links Directos
Compañeros
Hermanos
Élite
Crear foro Crear foro  photo untitled45.png School Deluxe NEW

Un merecido descanso [Libre]

Ir abajo

Un merecido descanso [Libre]

Mensaje por Gaël el Dom Jun 24, 2018 11:37 pm

Casi a medio día el sol brillaba esplendoroso sobre la montaña y en los campos de entrenamiento, donde los jóvenes aprendices se preparaban para aspirar a nuevos puestos entre las filas de Athena y los Santos ya formados perfeccionaban sus habilidades para futuras batallas. Algunos se esforzaban de más, mientras que otros, ya agotados, descansaban en algún rincón. Hacía calor aquel día y la mayoría hubiera deseado quedarse en sus casas durmiendo, pero, obligaciones eran obligaciones.

A Gaël, como cualquier Santo de alto rango en algún momento de su vida, le había tocado supervisar a un pequeño grupo de aspirantes jóvenes y perezosos que debían rondar la misma edad que él, un par de años más, unos menos.

—¡Bien! Estuvo mejor que la vez anterior —declaraba el rubio de curiosas orejas frente a tres muchachos que estaban tirados en el piso, cubiertos en polvo y golpeados, deshechos y con cara de cansancio. Había una sonrisa confiada en el rostro de Gaël—. Pero si quieren derrotarme tendrán que esforzarse mucho más. ¿Qué tal si lo intentan otra vez?

—¡Pero Gaël…! Hemos estado aquí toda la mañana, necesitamos un descanso. —
se quejaba uno de ellos.

Con eso Gaël cayó en la cuenta de que efectivamente habían pasado varias horas desde que empezaron la práctica y quizás se había entusiasmado de más con el entrenamiento. Incluso el sol ya estaba en un punto diferente del firmamento. Sacó su teléfono móvil para ver la hora —y de paso fijarse si no tenía algún mensaje nuevo—, eran más de las 12 pm.

Suspirando recordó que no había comido nada en todo el día. Estaba hambriento y cansado. Le hubiera gustado tomar un pequeño descanso, pero Evan estaba de misión y no había nadie más que pudiera relevarlo. Alzó la vista guardando el teléfono.

—Bien, les diré lo que haremos —Los jóvenes aspirantes parecieron ilusionarse con la respuesta… hasta que escucharon el resto—. Ahora pelearán entre ustedes, todos contra todos. El ganador tendrá derecho a un descanso. Los demás deben seguir con la rutina hasta el horario de siempre ¿De acuerdo?  

Los aspirantes no parecían muy conformes con el trato, pero, sabiendo que no les quedaba de otra si lo que querían era descansar un rato, obedecieron. Gaël sonrió, sabía que eso los motivaría a esforzarse. Posteriormente prodeció a sentarse sobre una roca mientras observaba a los jóvenes aspirantes, hasta que una voz femenina le llamó la atención.

—Hola guapo —
decía aquella con tono coqueto—. Veo que lo llevas bastante bien, ¿eh? Nada mal para ser uno de los más nuevitos.

Gaël giró ligeramente su cuerpo y miró hacia atrás. Se trataba de una conocida muchacha joven, de largo cabello castaño rojizo sujeto por un lazo negro, cuyos ojos ambarinos le observaban con diversión mientras se aproximaba a él. Era Alysa, una amiga y compañera de entrenamiento que había conocido una tarde en aquel mismo lugar.

—Bueno, hago lo que puedo —él sonrió apenado—. Algunas veces es complicado.
Alysa se sentó a su lado.
—Eso veo, luces como si no hubieras dormido en días. ¿Seguro que estás bien?
—Ha sido una semana difícil, pero no es nada de lo que debas preocuparte. —Y no era sólo el trabajo. Lo que más intranquilo lo tenía eran un par de noticias algo inesperadas que había recibido durante los últimos días.
—Deberías darte un respiro. Deja que me encargue de ellos —señaló con la mirada a los jóvenes aspirantes— y ve a descansar un poco. Nos vemos en un par de horas.
—¿Estás segura? No tienes que hacerlo. —preguntó él con cierta culpabilidad, aunque por dentro agradecía que hubiera llegado la chica a hacerle aquella propuesta.
—No me molesta —respondió ella guiñándole un ojo—. Me enviaron a custodiar los alrededores, no sería problema para mí quedarme aquí un rato para asegurarme de que estos chicos hagan las cosas bien.
—Gracias Alysa, te debo una —Gaël se puso de pie, sacudiéndose el polvo de la ropa—. ¡Nos vemos luego!
—Aprovecha bien tu tiempo. —respondió la chica con un ademán de saludo.
Y así Gaël se retiró, tomando el sendero hacia el pueblo.
avatar
Gaël
Gold Saint
Gold Saint

Armadura :
Santo Dorado de Libra

Mensajes : 14

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.