Conexión
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Conociendo al santo de Acuario[Stelios]
Ayer a las 11:13 pm por Anheru

» Censo [Septiembre]
Ayer a las 10:49 pm por Stelios

» Palco de Athena
Ayer a las 9:51 pm por Stelios

» Casa de las Hojas
Ayer a las 9:11 pm por Jade Stryga

» Shinobi Wish {Élite}
Ayer a las 1:28 pm por Kaito Sakaki

» Nine Beasts (Afiliación Elite)
Ayer a las 1:20 pm por Kaito Sakaki

» One Piece Storm [Élite -Cambio de botón]
Ayer a las 1:18 pm por Kaito Sakaki

» Colmillo Blanco || Rol RPG Lobuno
Ayer a las 1:09 pm por Kaito Sakaki

» Arlentia Legend - Cambio de botón
Ayer a las 1:04 pm por Kaito Sakaki

Links Directos
Compañeros
Hermanos
Élite
Crear foro Crear foro  photo untitled45.png School Deluxe NEW

(Evento) Tormenta [Rikka, X y Jia Li]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

(Evento) Tormenta [Rikka, X y Jia Li]

Mensaje por Rikka el Miér Ago 03, 2016 4:55 pm

Agosto del 2016, Ciudad de Kaus


Apenas unos pocos rayos de luz lograban filtrarse en aquel oscuro firmamento que yacía sobre la Ciudad de Kaus. Las frías corrientes de aire hacían de Kaus una ciudad diferente a lo que solía ser y un peculiar aroma a temor inundaba las calles de la ciudad. “Jooo, ¡que es esta sensación!” Pese a la distancia en la que me hallaba, aquel aroma erizaba mi piel mientras mi rostro se desfiguraba un poco debido al frenesí que me provocaba aquella sensación, un mal azotaba la ciudad y ese mal debía ser juzgado utilizando mis manos como herramienta para ese propósito. – ¡Ffff! ¡Ahhh! Que fragancia… ¡Preveo un castigo divinooo! – Exclame deteniéndome un instante mientras posaba las palmas de mis manos sobre mi rostro dejando una pequeña sonrisa al descubierto. – Pero las ordenes son claras al respecto, esto… Creo que era reunirme con alguien en la plaza principal… - Haciendo un poco de memoria volví en mi y proseguí mi viaje hacia la ciudad.

A medida que avanzaba por la carretera principal, me pude percatar de unos rayos cayendo hacia la ciudad por lo que apresure el paso. “¿Acaso serán los demás? Según los reportes, de aquella oscura nube provienen los rayos que atacan a la población, y si algunos de esos rayos está cayendo actualmente, la única razón que le encuentro es que un Santo ya se halle investigando el lugar… ¡Maldición!” Tras morder mi labio inferior, mi cosmos comienza a emanar invocando la Cloth de Escorpio que traía sobre mi espalda las cuales se adhieren a mi cuerpo permitiéndome aumentar mucho más mi velocidad de movimiento. “Debe ser por aquí…” Por un instante me olvide de la situación, vaya error el mío, pues me detuve por completo en las calles de Kaus, aquel terreno minado por rayos.
avatar
Rikka
Gold Saint
Gold Saint

Mensajes : 12

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Evento) Tormenta [Rikka, X y Jia Li]

Mensaje por X el Miér Ago 03, 2016 7:33 pm

Kaus mas bien debería llamarse Caos.... Pense mientras examinaba aquella serie de formaciones con nubes de tormenta que empezaban a formarse, durante mi estadía en Kaus solo había visto problemas, guerreros de todas las índoles atiborrándose en una pequeña ciudad que pedía a gritos calma, dioses malignos de quien sabe que mitología durmiendo en el interior de las montañas, santos, buenos santos convertidos en espectros monstruosos. Bien aquí estamos otra vez, una tormenta, extraña. Me han dicho que tengo que reunirme con un par de santos mas, seguramente no era de los pocos que conocía, de lo contrario me lo habrían dicho, estaba cerca de la plaza principal, recargado en una farola que marcaba los limites de un pequeño parque contiguo-
Habia decidido dejarme la armadura puesta, en mi experiencia era lo mismo portar una armadura dorada por una ciudad ajena al santuario que portar una vieja mascara de cuero mientras deambulaba borracho por ella, así que daba igual esperaba pacientemente, un rayo, otro santo que mas daba, utilice para aminorar la espera una pajilla a través de mi mascara para beber de mi licorera. Ya llevaba un buen rato ahí y era la excusa perfecta para darle un poco de sabor a mi amarga existencia, que dicho sea de paso no era tan amarga.

De pronto un cosmos enorme se pudo sentir entrando en el área, así que mire de reojo a varios lados tratando de ubicar aquella cosmo energía, sin duda la función empezaría pronto, así que me guarde la licorera como pude entre el peto de mi armadura y tire la pajilla, al tiempo que tronaba mis dedos y ponía una pose estoica, con mi casco bajo el brazo, caminando hacia el centro de aquella plaza.
avatar
X
Gold Saint
Gold Saint

Mensajes : 62

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Evento) Tormenta [Rikka, X y Jia Li]

Mensaje por Jia Li el Miér Ago 03, 2016 7:47 pm

El cielo enfermo de negrura se partió en dos mitades casi perfectas cuando un rayo le atravesó con titánico estruendo; aquello era un paisaje terrible: nubes ominosas impidiendo el paso del sol, vientos coléricos que azotaban contra el concreto de las casas provocando ruidos similares a gritos, calles desiertas, lanzas luminosas que eran vomitadas por el cielo pero no parecían seguir una trayectoria cualquiera, sino estar acechando a cualquier alma lo suficientemente impertinente o despistada para retarles… la antesala del apocalipsis o algo peor.

- Ohh es tal y como dijeron - enunció en alto desde su escondite, pese a su obvia falta de compañía, la voz de una fémina que permanecía cubierta de pies a cabeza por un manto color ocre – Bueno, quizás un poco menos trágico… no he visto a nadie morir fulminado o algo así – agregó no mucho después en tono irónico, rompiendo de manera tragicómica con su propia tensión, acto seguido aquella cuyo rostro permanecía oculto en todo momento bajo un velo de sombras provocado por su vestimenta se separó al fin del muro donde se encontraba recargada hasta ese momento, provocando con esa sola acción que la tela gastada de su capucha ondeara indefensa por el mero hecho de entrar en contacto con el viento enloquecido.

A aquello siguió sin tardanza el eco metálico de sus pasos, minimizado sin duda por el ruido del fenómeno exterior pero aun así lo suficientemente fuerte para de alguna manera sobrevivir; dicho sonido, aun en las zonas más oscuras del improvisado refugio, servía para revelar la ubicación donde su autora de encontraba y el ritmo al que marchaba, siendo solo hasta que se escuchó el crujir seco de la madera de la puerta principal que fueron totalmente obvias sus intenciones de salir.

- Pero al fin y al cabo, no vine aquí a ver morir a la gente ¿cierto? – por primera vez en esa ocasión sus gruesos labios se arquearon para dibujar una sonrisa en su rostro, un gesto no de nervios si no de excitación pura. - ¡Hay que aprovechar la oportunidad! -  y con aquella exclamación la anónima comenzó a dar forma su destino, ya que como si con su extraño ánimo no fuese suficiente a los pocos instantes se despojó de su manto con un rápido movimiento y lo lanzó hacia un lado, dejando ver su atlética figura ya solo vestida por un traje entallado de color verde, pero sin duda lo que más destacaba en ella era una enorme caja dorada, casi de la mitad de su altura, que llevaba cual mochila a sus espaldas.

- ¡Jia Li de libra entra en escena! – seguía gritando más ahora emprendiendo carrera, surcando las aceras desiertas con velocidad inhumana, esquivando apenas los rayos que comenzaban a acosarla, acostumbrada a peligros de esa talla. Para cualquier neófito que la viera seguramente no parecería más que una loca suicida, quizás una ignorante tratando de resguardarse, pero quien tuviese sentidos desarrollados más allá de los comunes cinco podría advertir el leve pero creciente brillo dorado que comenzaba a confluir en torno a ella, así como la propia Jia Li pudo sentir el incremento repentino en un cosmos ajeno que como luz de antorcha la guiaría hacia su destino en Kaus.
avatar
Jia Li
Gold Saint
Gold Saint

Mensajes : 9

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Evento) Tormenta [Rikka, X y Jia Li]

Mensaje por Narrador el Sáb Ago 06, 2016 3:25 pm

Los rayos cada vez se volvían más portentosos y destructivos como si la madre naturaleza no derrochase esfuerzos para destruir aquella pequeña fracción del territorio mortal, pero la verdad era otra. Aquello nada tenía que ver con los designios de Gea ni era natural, una poderosa energía podía sentirse provenientes de muchos lugares al mismo tiempo, pero era difícil detectar un lugar concreto donde se originase aquel poder que moldeaba a su antojo la fuerza de los mismos elementos; cada rayo tenía su significado aún cuando pareciesen aleatorios, todos y cada uno eran movidos por una sola voluntad que los guiaba hacia sus respectivos puntos de aterrizaje como si el que los provocaba tuviese un tablero y estuviera jugando un juego del tipo hundir la flota. Era, aún así, un espectáculo tan raro de ver que algunos valientes firmaban con sus cámaras de vídeo desde las calles o las ventanas de sus hogares a riesgo de que pudiesen salir lastimados, inconscientes de que un peligro mucho mayor que aquella tormenta les cerniría muy pronto: no quedaría ninguno de ellos y, tal vez, algunas de esas cámaras y teléfonos celulares de última generación terminasen siendo los únicos testigos de que alguna vez existieron en realidad o incluso de que en verdad existió una ciudad llamada Kaus.

Cada relámpago traía su historia, pero en las calles, en los techos, dentro de los edificios, incluso en algunos recovecos de índole dudosa y barrios, en todas partes, una batalla se llevaba a cabo; varios caballeros atenienses y enviados rasos de aquellos que estaban manejando los hilos tras estos eventos dejaron sus vidas allí, su sangre y cuerpos yacían a plena vista junto a la de innumerables civiles que no tuvieron tiempo de evacuar o de avisar a sus seres queridos de las atrocidades que se estaban llevando a cabo, esa noche infernal sería grabada en la memoria y el alma de los sobrevivientes con acero ardiente, ninguno de ellos volvería a ser el mismo después de que todo llegase a su fin… pero la realidad era que no estaban ni cerca de llegar al término del caos, aún faltaba mucho camino por recorrer y vidas por segar. Apenas estaban comenzando.

Mientras gentes iban de aquí para allá por diversos motivos, había una figura esbelta y pálida que los veía a todos desde los cielos alzado en el aire como si, de hecho, estuviese parado sobre el suelo; no parecía que estuviera volando, sólo se suspendía ahí, de pie, rígido sin moverse un ápice de la misma posición aún cuando los minutos fueran pasando. Desde su sitio sobre la nada el extraño miraba hacia abajo, su mirada no irradiaba nada, absolutamente ningún sentimiento salía de sus orbes o se mostraba en sus facciones aún cuando veía la masacre y las continuas y desenfrenadas batallas que se daban a lugar bajo sus pies. Sólo vigilaba lo que ocurría sin tener la mínima intención de intervenir, tampoco era o podía ser detectado por nadie, ni si quiera por casualidad: tal vez estaban demasiado enfocados en sus respectivos objetivos como para darse cuenta de su presencia, su figura espectral no se movió ni siquiera cuando una masa de rayos de un tamaño colosal pasasen cerca de su persona, arremolinando sus cabellos color blanco como la nieve. De hecho, ni siquiera se inmutaba cuando las aves se aproximaban en bandadas peligrosamente hacia él, pues sabía que al final terminarían evadiendo contacto consigo debido a ese tan desarrollado que poseían los animales, pues, ellos más que nadie sabían que sería preferible morir en la tormenta antes de incordiarle. Él vestía una abrigo blanco con capucha que ondeaba frenéticamente guiado por el viento, sus ropas y el resto de su indumentaria por otro lado estaban constituidos por un par de botas negras, un traje de tonalidad azul no muy ostentoso pero que lucía atemporal, como el de un erudito o un sabio de la montaña; en sus manos portaba un gran bastón que parecía de madera de ébano aunque, si se miraba fijamente, podía notarse una punta de acero negro y un mango reforzado, denotándolo como arma contundente y también capaz de ensartar.

Nunca nadie supo cómo llegó allí pero desde ese momento no había proferido palabra alguna, al menos, hasta ese determinado momento:

No parece que vayan a ser suficientes – fueron sus palabras, gélidas como un glaciar o un iceberg, escuchadas única y exclusivamente por la nada.

Aunque esas personas no tenían forma de detectarle, aquel peliblanco sí los vio llegar: eran tres guerreros de la elite de Athena, Diosa de la Guerra y la Sabiduría. Eran aquellos que se hacían llamar caballeros dorados, los más poderosos entre las doce constelaciones y tan sólo estaban por debajo del Patriarca. Él los conocía perfectamente, los había visto en combate y sabía que si más de ellos se unían a la pelea pronto los guerreros que servían bajo el ala de aquel hombre terminarían viéndose superados y serían suprimidos con facilidad, de por sí ya era un problema que varios Dioses Guerreros se hubieran unido a la contienda en pos de ayudar a los ciudadanos. Definitivamente aquellas tres personas por sí solas podrían inclinar la balanza a favor sus aliados… a menos que algo les bloquease el camino.

No tenía otra opción, al parecer. El peliblanco comenzó a descender lentamente, caminando en la nada como si estuviese bajando una escalera un paso a la vez.

Aclaración y referencia:
Como bien se mencionó en el post, no tienen forma de detectar la presencia de este individuo, pero él conoce perfectamente sus ubicaciones. Aprovechen este turno en agruparse, consejo de mi parte. Un saludo.

Imágenes de referencia:



avatar
Narrador

Mensajes : 679

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Evento) Tormenta [Rikka, X y Jia Li]

Mensaje por Rikka el Mar Ago 09, 2016 5:45 pm

“¿Eh…?” Pese a cometer el error de olvidar por completo el tema de los rayos, por instinto quizás, mi cosmos comenzaba a emanar con mayor intensidad y por alguna razón la centre en mi puño derecho para luego extender mi palma por encima de mi cabeza impidiendo sufrir un gran daño gracias a mis descuidos. “No aparenta ser un rayo común…” Pero ese solo era el inicio de lo que acontecería, varios rayos aparentaban caer teniéndome como objetivo. Sin otra idea en mente extiendo ambos brazos reuniendo cosmos en mis palmas.

- ¡Thunder Breeze! – Al chocar ambas palmas una gran corriente cargada de energía cósmica se hace presente provocando que los rayos exploten a mí alrededor. – Ya está siendo ho… - Una presencia se hace presente, su cosmos era imponente, su máscara un poco misteriosa y su forma elegante de entrar en acción al posar su casco bajo su brazo al salir de una licorería, espera ¿una licorería? De repente todo el impacto que había producido en mi mente se derrumbo, pues era un pecador y tarde o temprano le llegaría su castigo pero no el momento, ahora solo debía mantener en mente que era un camarada. - ¡Justo a tiempo! – Exclame fuertemente mientras en mi rostro se dibujaba una sonrisa algo desfigurada, pues aunque sea mi camarada no podía contener mis deseos de impartirle justicia. – ¡Creo que ya estamos todos! – Mi vista se dirigió al Oeste donde un cosmos que crecía se acercaba a gran velocidad.


avatar
Rikka
Gold Saint
Gold Saint

Mensajes : 12

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Evento) Tormenta [Rikka, X y Jia Li]

Mensaje por X el Mar Ago 09, 2016 6:04 pm

Aquella tormenta arreciaba, estaba claro que los informes eran correctos, un evento peculiar estaba comenzando a ocurrir en aquella pobre ciudad, Comence a caminar mientras comenzaba a enfurecerme, como se atrevian a quebrantar la poca paz de esos dias en Kauz, como fuera estaba ahi para intentar hacer algo, seguramente otros santos ayudaban con los lugareños mientras los "elite" nos haciamos cargo de cualquiera que fuera la situacion, primero seria averiguar que estaba provocando esa extraña tormenta y detenerlo a toda costa.

Mientras mas me acercaba al centro de aquel lugar, varios truenos comenzaban a caer cerca de mi, -ERUPCION DE LA CORTEZA OSCURA DE MAVROS- grite mientras levantaba de las entrañas de la tierra un grueso pilar de rocas igneas que se solidifcaba y actuaba como una especie de sombrilla para cubrirme, casi al tiempo que otros relampagos sonaban cerca de mi, al parecer otro caballero dorado se hacia presente, parecia ser una mujer, por otro lado otra prescencia se hacia cercana, bien la caballeria llego temprano, pense mientras resistia el impacto cercano de algunos de esos rayos y cambiaba el curso hacia aquella mujer.

-Hey!- grite agitando un brazo -por aqui chica al caminar pude notar otra figura acercandose por el otro extremo, lo mejor seria reagruparse de momento y empezar a planear, tal vez alguno de los dos ya tenia alguna informacion que valiera la pena.

-Ya sabes de que va todo este evento?- pregunte a la primera que me encontre al acercarme, coloque el pilar que me "seguia" sobre una de las construcciones cercanas para permanecer un poco ahi
avatar
X
Gold Saint
Gold Saint

Mensajes : 62

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Evento) Tormenta [Rikka, X y Jia Li]

Mensaje por Narrador el Vie Ago 19, 2016 12:06 pm

Ininterrumpidamente suaves gotas de lluvia empezaron a caer conforme los truenos celestes barrían con la tierra bajo sus pies, limpiando la sangre y suciedad que yacía sobre la tierra; la mirada cabizbaja del misterioso ser observaba hacia un punto en especial, o más bien, dos ubicaciones muy cercanas entre sí. Por un lado estaba una guerrera portadora de una armadura dorada que se dirigía velozmente hacia el punto exacto donde estaba ese hombre, por el otro yacían dos cosmos de la misma índole y tonalidad, uno de ellos particularmente agresivo y el otro demostraba una supremacía espiritual que pocos humanos llegaban a poseer en toda su vida; aquellos tres individuos eran los que preocupan al hombre de cabellos canos, alertaba que ninguno de los tres se alejaba demasiado del foco principal de la pelea, contrario a los demás guerreros se acercaban peligrosamente al centro del suceso. Los dos cosmos juntos yacían en una única ubicación sin avanzar, hace poco se habían reunido allí: desde los cielos podía identificarlos a pesar de la lejanía en la que estaba. Por otro lado estaba aquella mujer de rasgos sin descifrar tras su máscara facial, típica de cualquier atenienses cuyo genero sea femenino dentro de las huestes de la sabía y poderosa deidad guerrera y estratega; ella era el principal peligro en esos momentos puesto que no se detenía, seguía avanzando a paso acelerado sobre los techos sin destrozar y los escombros de lo que algún día fueran viviendas o lugares de labor como escuelas o conjuntos de oficinas, pronto pasaría al lado del pequeño grupo y alertaría, pues, sin duda el hecho de que tornara sus energías sin retractarse hacia ése preciso lugar significaba algo, probablemente era consciente o había averiguado que aquella locación era especial.

Lamentablemente no le sería posible mantenerse incógnito por mucho más tiempo, debía actuar pues ni siquiera ese hombre sería capaz, aún, de poder encarar a tres santos dorados al mismo tiempo. Por más denigrante que fuera, tendría que convertirse en una mera ficha para este juego que decidiría el futuro de la ciudad mortal… y de muchas otras cosas más.

Su peso pareció retornar pues ahora no yacía de pie en la nada, estaba flotando con increíble libertad y con la misma facilidad, descendió. La velocidad que tenía no era en lo absoluto normal, en menos tiempo que la luz en caer ya estaba de cara a la representante de la constelación de Libra, sorprendiéndola sumamente por la aparición, pues no era para menos: se trataba de una Santa Dorada. Era imposible tomarla por sorpresa de esa manera, o al menos eso develaron sus ojos que eran lo único que se podía vislumbrar tras la máscara de tonalidad idéntica a la armadura que llevaba puesta; como cualquier joven de su edad creería que poseer una decente habilidad para el combate sería suficiente para estar en la cima del mundo, pero estaba muy lejos de alcanzar la mitad de la montaña. No era más que una rana en un estanque comparada a la inmensidad del océano, y quedaría demostrado justo ahora; alrededor de la hermosa mujer se evocó un frío huracán que ascendería hasta los cielos y podía ser vislumbrado desde diferentes direcciones, dejando tras de sí al desaparecer una columna de hielo semejante al hielo eterno que se halla en Asgard o en Siberia... no, de hecho, comparándolos no haría sino insultar la belleza cuasi etérea semejante a un ídolo primigenio de la obra magna. En el interior del pilar que se alzaba hacia los cielos impunemente yacía el cuerpo congelado de Libra que de no ser extraída de allí permanecería con una expresión de sorpresa e incredulidad por toda la eternidad... tenía que admitir que la había tomado desprevenida, pero fue su culpa por no percatarse de sus alrededor; si tan sólo hubiera usado sus propios ojos en lugar de sentir las esencias que estaban a su alrededor con su cosmos, tal vez, no habría terminado así.

Sus pies ni siquiera habían tocado el suelo aún cuando él apareciera levitando a una distancia prudente sobre los otros dos guerreros dorados, moviéndose a la misma velocidad con la que tomó desprevenida a Libra solo que en esta ocasión era consciente de que no lograría el mismo efecto ya que había llamado demasiado la atención, tal vez debió de contenerse un poco, pero no lo pensó detenidamente, sólo actúo. Muchos decían que sus pensamientos eran igual de rápidos que los cambios en sus facciones.

Alto – fue la única palabra que permitió escapar de sus labios, alta y entendible pese a que transmitía un absoluto despego de toda emoción, tan fría como el mismo pilar que había creado. Su cosmos aún era indetectable, pero transmitía un aura gélida y arremolinada que emitía una presión tan enorme que para aquellos sin la debida preparación al verlo sería semejante a ver un entorno difuso con él como única imagen imperturbable, su figura misma era imponente. Mientras los instantes pasaban la lluvia empezó a tornarse fría y en compás de su acaecer se vería aunada al granizo provocado por la liberación anterior de su poder, empeorando el clima de toda la ciudad si aquello era concebible.

Nota:
Lamento la demora en estos últimos diez días, mi presencia ha sido vaga debido a una continua racha de desafortunadas caídas de conexión proporcionadas por una mala compañía telefónica. Trataré de que no se repita para no atrasarlos más, a mi tampoco me gusta dejar las personas al aire por tanto tiempo. Cabe aclarar que ésta es una cuenta compartida, también: su servidor no es la misma persona que puedan ver en otros temas, no hay privilegios en cuanto a usuarios se refiere. Mi personaje y cuenta habitual es Ansuz, Dios Guerrero de Dubhe; pueden contactar conmigo vía MP si tienen dudas, quejas o sugerencias con respecto al tema. Saludos, y nuevamente les pido disculpas por mi demora.
avatar
Narrador

Mensajes : 679

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Evento) Tormenta [Rikka, X y Jia Li]

Mensaje por X el Lun Ago 22, 2016 12:13 pm

X logro ver a otra miembro de la guardia elite de Athena, reconociendo su armadura como una de las doce doradas, parecia que ella tambien lo habia visto por lo que ambos se dirigieron al encuentro del otro, para cuando X se acerco a la amazona, parecia bastante joven por su apariencia actitud y tamaño, sin embargo no tuvo el menor empacho en saludar.

-Que tal chica, soy X caballero dorado de geminis, guardian de la tercera casa del zodiaco y creo que te sabes lo demas- de pronto un sonido evito que el geminiano continuara hablando y para cuando observo el tercer santo dorado que se reuniria con ella estaba atrapada en una especie de pilar helado, X dejo ahi a su compañera dirigiendose hacia alla, inevitablemente habian encontrado lo que habian venido a buscar y no podia tardarse mas.

Entonces fue que lo vio, una persona extraña que parecia haber flotado hasta ahi, X le dirigio una mirada mordaz pero no le dirigio una palabra, luego se acerco a aquel pilar de hielo pensando sis eria capaz de usar magma para derretirlo sin dañar a la amazona dorada que yacia ahi, o si era mejor dejrla que se quedara como paleta el resto de sus dias ahi por descuidada, de todos modos no pensaba que tendria tiempo de momento para ayudarla, los truenos eran cada vez mas feroces y aquel hombre no se veia muy amigable. Por fin X se dirigio unos paso hacia adelante, mientras se tronaba las articulaciones de cuello, brazos y dedos.

-Mi nombre es X, caballero dorado de Athena, guardian de la casa de geminis bla bla bla bla, quien eres tu? eres el causante de todo esto? que es lo que quieres?-pregunto inquisitoriamente mientras mantenia cierta distancia con aquel hombre. El clima se tornaba mas frio, seguramente debido al cosmos de aquel hombre misterioso, El caballero dorado miraba de reojo esperando que la otra amazona hiciera su aparicion pronto.,
avatar
X
Gold Saint
Gold Saint

Mensajes : 62

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Evento) Tormenta [Rikka, X y Jia Li]

Mensaje por Rikka el Mar Ago 30, 2016 12:33 am

Podía oír los pasos del Geminiano acercarse cada vez más y más, cada paso que daba aumentaba mis deseos de alejarme un poco puesto que no sabía se sería capaz de contener mis ganas de impartirle justicia y realmente no era el momento indicado para ello, me hallaba en plena misión.

- ¡No me dirijas la palabra, basura pecadora! –
Exclame observándolo con desprecio mientras realizaba unos gestos para alejar su mala vibra y quizás un poco de su aliento. – No puedo creer que un Santo de Athena caiga en ese tipo de vicios, algún día oiré tus pecados y te guiare hacia el buen cam… - En ese momento se pudo percibir un cosmos dividir el firmamento, el clima había cambiado repentinamente y una enorme columna de hielo apareció de la nada a la misma vez que el cosmos del otro Santo se apagaba. “Para enfriar el cálido cosmos que se acercaba… Debe tratarse de alguien verdaderamente peligroso…” En ese momento pensé que no era coincidencia que tal cosmos desapareciera y un enorme pilar emerja frente a nuestros ojos; los que estén detrás de lo que afecte a la ciudad estarían a punto de hacer su aparición. – Mmm… - Un extraño sujeto descendía sin problema alguno, sus pies suspendidos en el aire y el frio entorno que emanaba de él eran claras pistas de ser el responsable de lo que acababa de ocurrir pues aun no era claro si también era responsable de los extraños rayos teledirigidos. – Pecador… Pecador… Pecador… - Susurraba una y otra vez con la cabeza gacha, no lo juzgaría en ese momento por lo sucedido en la ciudad pero el hecho de oponerse a la Justicia de Athena al atacar al otro Santo de Oro, era más que suficiente para iniciar su sentencia. - Pecador… Pecador… Pecador… - Mi cuerpo temblaba ante la emoción de lo que estaba por suceder, era mi primera sentencia bajo la ley de Athena. - ¡Pecador… Pecador… Pecador! – Sin más que decir me abalance hacia el enemigo extendiendo mis dedos índice, Anthares sería la primera prueba.
avatar
Rikka
Gold Saint
Gold Saint

Mensajes : 12

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.